Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
DAÑOS Y PERJUICIOS

La mujer que quedó ciega por los golpes de su ex esposo demandará al Estado

Es por las 13 denuncias que radicó antes del hecho que le cambió la vida para siempre, en 2010. Varias están en distintas fiscalías

La mujer que quedó ciega por los golpes de su ex esposo demandará al Estado

Susana Gómez pidió días atrás que se obligue a u ex marido a hacer un tratamiento psicológico / EL PAÍS DE ESPAÑA

Susana Gómez (34), la mujer que en 2010 quedó ciega por la paliza que le dio su ex marido en la localidad de Olmos, demandará al Estado provincial por daños y perjuicios, ya que previamente radicó varias denuncias en distintas instancias, pero la Justicia recién actuó tras el hecho consumado.

Con el patrocinio de los abogados Lucía Concepción y Juan Losinno, el planteo de Gómez arrancará en el fuero civil, aunque podría intervenir el penal en caso de que se detecte, como se sospecha, que dependencias policiales o fiscalías incurrieron en el incumplimiento de los deberes de funcionario público, “que sí constituye un delito”, explicó Concepción a este diario.

Susana quedó ciega en julio de 2010, después de que su esposo, Carlos Ariel Goncharuk, le golpeó la cabeza contra la pared y luego contra una mesada en la casa donde ella vivía con sus cuatro hijos, causándole el desprendimiento de retina en ambos ojos. El sujeto se había acercado a ella violando una restricción perimetral.

“Ella no acudió al médico de forma inmediata ni realizó la denuncia porque estuvo atemorizada. Fue un período en el que Goncharuk incrementó los golpes y las amenazas sobre ella y su entorno familiar. Ese retraso significó que se dificultara recolectar las pruebas de lesión que sufrió, pero por tratarse de un hecho de violencia de género es algo normal. La víctima entra en un cuadro confusional, le cuesta romper el círculo agresivo, pero Susana lo pudo hacer y entonces la Justicia pudo iniciar la investigación que derivó en este juicio”, consideró el entonces fiscal Fernando Cartasegna, quien valoró el testimonio de la víctima para reconstruir “un tipo de violencia que es muy difícil de demostrar, porque ocurre en un fuero íntimo, de cuatro paredes”.

Susana Gómez quedó ciega a los 25 años. Su ex marido quedaría libre en 3 meses

 

En 2014 la jueza Carmen Palacios Arias, a cargo del Tribunal Oral Criminal número 5 de La Plata, condenó a 8 años de prisión a Goncharuk por entender que había pruebas suficientes para declararlo culpable de “lesiones gravísimas”. Antes del hecho, y durante los nueve años que duró la convivencia con el agresor, la mujer lo había denunciado 13 veces ante la Justicia.

Los abogados que patrocinan a Gómez en esta demanda -que se presentará en las próximas horas- rastrean ahora el derrotero de cada una de esas exposiciones: “Ya encontramos varias, en cuatro fiscalías distintas de La Plata”, confirmó Concepción, quien avanzará sobre el curso que se le dio a esas presentaciones, igual que en las seccionales a donde recurrió la víctima, en particular la Comisaría de la Mujer.

Suponen que algunas de las denuncias se adjuntaron al expediente que derivó en el juicio.

Susana sigue viviendo en Olmos, trabaja en el Poder Judicial (a donde ingresó por la Ley de Discapacidad) y en su tiempo libre es telefonista de Casa María Pueblo, la ONG que le ofreció representación legal gratuita y todo tipo de asistencia una vez que decidió romper el círculo de miedo y denunciar a su ex marido.

Días atrás Gómez pidió públiacamente que se le ordene al agresor cumplir con el tratamiento psicológico sobre violencia de género previsto en el fallo que lo condenó, algo que, según denunció, nunca hizo, además de protección para ella y sus hijos ante la inminente salida del agresor, prevista en menos de tres meses.

También solicitó al procurador general de la Corte bonaerense, Julio Conte Grand, ayuda para abordar la problemática.

“Yo quedé ciega por dos motivos: porque Carlos Ariel Goncharuk, mi ex pareja, me produjo esto y casi me mata; y en segundo lugar porque la Justicia no hizo nada, no intervino a pesar de las trece denuncias que hice antes de ese ataque que me dejó ciega”, explicó. Y agregó: “Faltan menos de tres meses para que quede libre y yo quiero que la Justicia me acompañe a mí y a mi familia”, remarcó.

 

116.534
Es la cantidad de procesos por Violencia Familiar y/o de Género iniciados en la provincia de Buenos Aires, incluido el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, correspondientes al año pasado.
13,3%
Es el porcentaje de incidencia que tienen los procesos por violencia de género en el total de las causas iniciadas en 2018. El total de delitos cometidos en ese lapso es de 877.036, según datos del Ministerio Público Fiscal.
4.875
Es la cantidad de procesos penales iniciados en La Plata, durante el período de 2018 y asignados al Registro Penal de Violencia Familiar y de Género. Incluye lesiones (leves y agravadas), amenazas y abusos sexuales, entre otros delitos.
9
Es la ubicación de La Plata respecto a otros departamentos judiciales. Representa el 4,2% del total de denuncias recibidas en la Provincia por este tema. Encabezan la lista Lomas de Zamora, San Martín, San Isidro, La Matanza, Quilmes, Morón, Zárate-Campana y Bahía Blanca.
75.754
Es la cantidad de mujeres que fueron víctimas de algún tipo de violencia de género en 2018. En tanto, 25.165 fueron hombres. En las causas donde se consignan víctimas femeninas, la mayoría de los imputados/sindicados son de sexo masculino (90,5%).

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla