Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EL MARTES LA APUÑALÓ EN BARRIO HIPÓDROMO

El calvario de una joven de La Plata que denunció a su ex pareja 12 veces y vive aterrorizada

En un mano a mano con EL DIA, Melina Natalia Cruz relató el drama que padece por los ataques del padre de su hija de 7 años. Llegó a contratar seguridad privada. Él, que ya violó 3 perimetrales, sigue libre

El calvario de una joven de La Plata que denunció a su ex pareja 12 veces y vive aterrorizada

Melina Cruz muestra las lesiones del ataque / Roberto Acosta

La joven de barrio Hipódromo que en la mañana del martes sufrió heridas de arma blanca en diversas partes del cuerpo, al padecer un nuevo ataque de su ex pareja en inmediaciones del edificio donde vive con su hija de 7 años, ayer formuló dolorosas revelaciones que trasuntan el drama que la tiene sumida en el miedo y la desesperación.

Melina Natalia Cruz (29) vive en un edificio situado en diagonal 80 entre 115 y 116. Como lo reflejó este diario en su edición de ayer, fue atacada con un elemento cortante por el hombre con quien tuvo a esa menor, provocándole lesiones en la cabeza, en el cuello y en su mano derecha.

La víctima precisó que el sangriento episodio ocurrió en 115 y 42, a las once y media, cuando había ido a un centro odontológico que está a una cuadra de allí a pedir un turno para la nena.

Mientras investigadores policiales y judiciales están abocados a la búsqueda del acusado de esa agresión, Melina le contó a EL DIA que se siente expuesta a un peligro latente: “Siento miedo de que me mate, lo creo capaz”, dijo.

Para ser todavía más contundente respecto a su sensación, reveló que “esta vez me atacó con una trincheta y tanto en la guardia del hospital Rossi como en la Asesoría Pericial, me dijeron que por la herida que me provocó en el cuello, estuvo a sólo dos centímetros de haberme quitado la vida. Me salvé de milagro”.

Melina está convencida de que su ex pareja estuvo previamente esperando en la calle a que saliera del edificio, para perseguirla y atacarla.

“Lo hizo cuando se aseguró de que no hubiera testigos, a lo sumo algunos automovilistas que pasaban por el lugar, pero que en ningún caso intervinieron”, consignó.

Consumada la agresión, “escapó en un Ford Ka negro y yo caminé como pude hasta la puerta del edificio donde vivo, donde me desmayé por las heridas. Y un muchacho llamó a una ambulancia”.

Desde entonces, nada se sabe del agresor.

“La única vez que tuve seguridad fue cuando mi familia contrató vigilancia privada. Espero custodia oficial”

Melina Natalia Cruz (29)
Víctima de violencia de género

 

El cuadro, contó Melina, repite una escena del año pasado. “Aquella vez también me cortó. Yo trato de salir acompañada a la calle. Esta vez salí sola y me estaba esperando”.

Melina está esperanzada en que “las cámaras de seguridad de algunos vecinos de 115 y 42, donde me apuñaló, puedan haber registrado el episodio”. Y acotó que “también hay una cámara, pero municipal, frente al Bingo, a 100 metros de donde me agredió”.

“HASTA ME PEGÓ EMBARAZADA”

Cuando se la consultó acerca de la secuencia de hostigamiento y episodios de violencia de género, respondió que “todo comenzó antes de que naciera nuestra hija. Inclusive, me golpeó estando embarazada de 5 meses. Ahí dije basta y decidí separarme”.

Esa decisión no bastó para que se liberara del calvario que, aseguró, venía padeciendo.

“Poco después me escribió una carta pidiéndome reanudar la relación y hasta amenazó con matarse si yo no accedía. Pero no acepté y creo que por ese lado debe estar la explicación de los ataques, amenazas y persecuciones que vengo sufriendo hasta ahora”, expuso luego la joven.

Asimismo, aclaró que “en ningún momento conviví con él, ni antes ni después que naciera la hija que tenemos en común”.

SEGURIDAD PRIVADA

Recordó después que “una vez, en el año 2015, estuvo detenido una semana por mis denuncias sobre violencia de género” y reprochó que “nunca se me asignó una custodia oficial, pese a que van 8 años de violencia, donde lo denuncié 12 veces y él violó tres veces la perimetral”.

La mujer reveló que “la única vez que tuve seguridad fue cuando mi familia contrató a personal de vigilancia privada. Espero que ahora la Justicia tome, de una vez por todas, conciencia de que mi vida corre peligro de verdad y me destine una custodia antes de que mi ex me termine finalmente asesinando”.

Desde el círculo familiar se afirmó que el acusado “es empleado de la Municipalidad, en la Torre 1. Y el padre es director de un colegio”.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla