Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
UNA ENFERMEDAD ALTAMENTE CONTAGIOSA QUE amenaza con reinstalarse en el país

Por un raro brote de sarampión indican ahora vacunar a los niños antes del año

Así lo dispusieron las autoridades nacionales por recomendacion de expertos. Si bien la medida apunta sólo a la capital federal y distritos del conurbano norte, algunos infectólogos consideran que debería ser más amplia

“Aunque venimos registrando casos de sarampión importados, en esta oportunidad no se ha podido confirmar que los casos detectados tengan relación con viajes o viajeros. No podemos decir que esa relación no haya existido, pero al no encontrarla debemos considerar la posibilidad de que se trate de casos autóctonos y mantenernos el alerta”.Analía Rearte Vicepresidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología

“Debido a lo que pasó con la campaña de vacunación triple viral del año pasado -donde se debía vacunar a 95 de cada 100 niños y apenas se llegó al 83% de ellos- hoy para dar una respuesta oportuna no sólo convendría aplicar una dosis cero en la ciudad de Buenos Aires y los municipios de la Región Sanitaria V sino en todo el conurbano” Siivia González Ayala Titular de la cátedra de Infectología de la UNLP

Por: NICOLÁS MALDONADO
 

nmaldonado@eldia.com

Desde que en el año 2000 Argentina eliminó la circulación del sarampión, se han venido registrando cada vez con mayor frecuencia casos importados por viajeros que ingresaron al país con la enfermedad. Pero tres nuevos casos detectados la semana pasada en el área metropolitana entre niños que no habrían tenido en principio contacto con viajeros despertó inquietud entre epidemiólogos, que recomendaron a las autoridades sanitarias bajar la edad de vacunación a los 6 meses de vida en las zonas de mayor riesgo. Si bien la medida abarca por ahora a aquellos bebés que residen en la ciudad de Buenos Aires y distritos del Conurbano norte, algunos infectólogos consideran que, dado el riesgo de que esta enfermedad altamente contagiosa vuelva a instalarse en el país, sería oportuno hacerla extensiva a un área mayor.

Por recomendación de la Comisión Nacional de Certificación de la Eliminación de Sarampión, autoridades de los ministerios de salud de la Nación, de la Ciudad Autónoma y de la provincia de Buenos Aires resolvieron en las últimas horas bajar la edad de aplicación de la vacuna triple viral para los niños y niñas que residen en la capital federal y los municipios bonaerenses de la Región Sanitaria V (Campana, Escobar, Exaltación de la Cruz, General San Martín, José C. Paz, Malvinas Argentinas, San Fernando, San Isidro, San Miguel, Tigre, Vicente López, Zárate y Pilar).

Los niños de entre 6 y 11 meses de edad residentes en esos distritos deberán ahora recibir una dosis de vacuna triple viral (que protege contra el sarampión, la rubéola y las paperas) mientras que los mayores de 5 años, cualquiera sea su lugar de residencia, deberán seguir recibiendo las dos dosis de esta vacuna establecidas por el Calendario Nacional. Por otra parte, todos los niños de ese rango etario que viajen a áreas de circulación viral activa (como Brasil, Estados Unidos y Europa, entre otras regiones) deberán recibir también una dosis de vacuna triple viral.

En todos los casos esta “dosis cero” que recibirán los lactantes “no será tenida en cuenta como esquema de vacunación; es decir que se les debe administrar luego las dosis correspondientes al Calendario Nacional de Vacunación establecidas al año de vida y al ingreso escolar”, aseguraron desde la Secretaria de Salud de la Nación.

UN NUEVO ESCENARIO

La decisión fue tomada tras la evaluación de la nueva situación epidemiológica regional y local que confirmó la semana pasada tres nuevos casos de sarampión en dos niñas de 11 meses y una niña de 3 años residentes de la Ciudad Autónoma y la Provincia de Buenos Aires. Dado que durante el período de transmisión esas niñas desarrollaron sus actividades habituales en la capital federal y distritos del norte bonaerense, es allí donde se concentrarán por lo pronto las mayores acciones para la prevención y el control de la enfermedad.

No obstante esta decisión, que deja afuera a la Región de La Plata y otros distritos ubicados al sur del área metropolitana, algunos infectólogos consideran que debido a un contexto global en que resurge el sarampión y las bajas tasas de cobertura inmunológica que se registran en el país, sería oportuno que la nueva recomendación se extendiera territorialmente un poco más.

“Debido a lo que pasó con la campaña de vacunación desde los 13 meses hasta los 5 años con triple viral en octubre-noviembre del año pasado -en la que se debía vacunar a 95 de cada 100 niños y apenas se llegó al 83% de ellos-, hoy para dar una respuesta oportuna no sólo convendría aplicar una dosis cero desde los 6 meses y hasta el año en la ciudad de Buenos Aires y los municipios de la Región Sanitaria V sino en todo el Conurbano por la alta movilidad que hay entre los distritos, además de completar esquemas en todos los grupos de edad”, señaló ayer la infectóloga Silvia González Ayala, titular de la cátedra de Infectología de la Facultad de Medicina local.

“Si bien la vacuna triple viral es una de las vacunas que no estuvo faltando, el hecho que durante los últimos años se haya aplicado en forma insuficiente (no se vacunó el 95% como corresponde cuando una enfermedad ha sido eliminada) nos pone en una situación de alta vulnerabilidad considerando el brote no controlado en San Pablo que podría extenderse hacia el sur de Brasil”, advirtió la infectóloga.

EL MAYOR RIESGO

“El mayor riesgo es que haya más casos que los que estamos viendo” por la rapidez con que se disemina el virus, ya que “en San Pablo aparecieron 3.300 nuevos casos en cuatro meses”, señaló por su parte la presidente de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología, Carla Vizzotti.

Ante una situación así “hay que generar una alerta importante y crear mecanismos de control porque es un virus muy transmisible”, al punto que “9 de cada 10 personas susceptibles, cuando están en contacto con el virus, pueden infectarse. Si los equipos de salud no están atentos reportando casos sospechosos, la población consultando ante cualquier síntoma de erupción y fiebre; y todos controlando los carnet de vacunas, la posibilidad de que se disemine es alta”, aseguró la infectóloga.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla