Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Información General |LA ANGUSTIA DE QUIENES VEN A LA DISTANCIA CÓMO SU PAÍS SE CONVIRTIÓ EN EL SEGUNDO FOCO MUNDIAL DE COVID-19
Brasileños en La Plata: “Allá nadie sabe qué debe hacer”

Estudiantes radicados en la Ciudad afirman que la situación “asusta” y que están “muy preocupados”. La disputa entre Bolsonaro y gobernadores sólo genera “confusión”

27 de Mayo de 2020 | 03:42
Edición impresa

Se autodenominan los 300 de Brasilia, en alusión a la película épica de acción. Acampan cerca de la Plaza de los Tres Poderes de la capital brasileña y están armados para defender a Jair Bolsonaro. Una de sus caras visibles es la de Sara Giromin, una joven rubia que gusta posar con un arma en cada mano, y postula que los miembros de la corte suprema del país vecino (Superior Tribunal Federal), a quienes hoy ven como enemigos de su líder, “sean eliminados por la ley o las manos del pueblo”.

¿De película? “Lamentablemente, aunque la situación asusta mucho, es así”, contó a este diario Luciane Cardoso da Silva (34), oriunda del municipio paulista Pindamonhangaba, quien cursa 2º año de Medicina y 1º de Técnicas y Prácticas Cardiológicas en la Ciudad.

“Los panfletos que llamaban a movilizarse a Brasilia decían ‘si sos un militante sos un militar; si sos un militar debes entender que estás yendo a una guerra; lleva entonces lo que llevarías a una guerra’”, comentó Luciane, quien describió una sociedad partida en tres.

“Están los que apoyan a Bolsonaro incluyendo su postura ante la pandemia -son muy fanáticos, ciegos, creen todo lo que dice y quien piensa distinto está equivocado-, los que se oponen, y un gran porcentaje de gente que se encuentra totalmente perdida, no sabe qué hacer, porque valora mucho su vida pero a la vez teme por su trabajo, y está en medio de mensajes contradictorios. Y es que hoy en Brasil hay múltiples situaciones. Bolsonaro está en contra del aislamiento pese a que el país está cada vez peor, con más de 300 mil infectados y más de 20 mil muertos, valores que, además, se cree que no son reales, que son mucho peores. Hace videos en la calle promoviendo una vida normal, quiere que los niños vayan a la escuela, declara a los gimnasios y peluquerías como actividades de primera necesidad. Por otro lado, por suerte hay muchos gobernadores que están intentando seguir las normas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero con el propio presidente en contra eso implica un esfuerzo imposible”, valoró Luciane.

“Mucha gente sigue su vida como si nada. Por suerte, mi familia toma los recaudos necesarios. Salen sólo para comprar lo indispensable, usan barbijo, alcohol en gel, desinfectan la casa. Pero yo estoy muy preocupada porque cada uno actúa como quiere. Entonces, si te cuidas te puedes cruzar en la calle con quienes no guardan distancia, ni se cubren la boca y la nariz, ni nada. Incluso hay ciudades donde funcionan los boliches bailables”, enfatizó.

Aclaró que el sistema de salud de Brasil ya no daba abasto “en tiempos normales”, a la vez que resaltó que un porcentaje muy alto de gente “no tiene acceso a comida suficiente ni a agua potable, de modo que de poco les sirve contar con jabón”.

“SÓLO QUEDA ESPERAR”

“La situación es muy complicada porque el presidente no respeta las medidas sanitarias, hace lo que quiere y no acepta la opinión de nadie, ni siquiera de los especialistas”, dijo Kamila Xavier de Melo (24), alumna de 3º año de Medicina proveniente de Matozinhos, Minas Gerais, estado que limita con San Pablo y Río de Janeiro y es el segundo más poblado de Brasil.

Kamila hace hincapié en que “ya renunciaron dos ministros de Salud, y ahora se hizo cargo de esa área un militar que no es médico ni tiene relación alguna con la sanidad”.

“Bolsonaro nunca estableció una cuarentena porque siempre dijo que los más importante era evitar un perjuicio económico. Lo cierto es que Brasil es uno de los países (el segundo) con más muertos y personas infectadas del mundo”, amplió.

También dijo estar viviendo una “enorme preocupación” porque toda su familia está allá y “lo peor de todo es que no saben qué hacer. La mayoría de la gente usa barbijos, alcohol en gel, se lavan las manos, pero de poco sirve si al mismo tiempo se permiten las reuniones y hasta hay fiestas en las casas. No salen mucho a las calles. Pero no existe el aislamiento social”, puntualizó.

“Hemos registrado casi mil muertes por día y él (Bolsonaro) dice ‘no es mi culpa’ y ‘no es mi problema’. Por favor, es el presidente de la Nación, debe hacerse cargo de lo que hace y de lo que no”, casi exclamó Kamila, para insistir en que frente a esa situación “hay muchísima gente que está realmente desesperada porque no sabe qué hacer”.

“Temo por el bienestar de la población. Gracias a Dios hasta ahora no explotó el sistema de salud, aunque es justo decir que la gente no accede al mismo por otros motivos”, realzó, en sintonía con Luciane.

“Lamentablemente, lo único que nos queda es esperar”, finalizó.

LA DISTANCIA

También oriundo de Minas Gerais, Tulio Cesar, alumno de 2º año de Medicina, contó que a su ciudad aún no llegó el virus pero que en el estado el número de contagios es muy alto y “el mismo se está diseminando muchísimo”.

“Me preocupan mucho mis familiares. Ahora empezaron a usar barbijos, alcohol en gel, aislarse. Pero se generó una crisis debido a que la gente necesita trabajar y al mismo tiempo el virus se extiende. Es muy difícil vivirlo a la distancia”, remató Tulio.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Tulio Cesar (Minas Gerais)- “Me preocupan mucho mis familiares. Ahora empezaron a cuidarse. Pero hay una crisis debido a que la gente necesita trabajar y, al mismo tiempo, el virus se expande. Es muy difícil vivirlo a la distancia”

Kamila Xavier de Melo (Matozinhos - Minas Gerais).- “Hemos tenido mil muertes por día y Bolsonaro dice ‘no es mi problema’. Es el presidente, debe hacerse cargo de sus decisiones. Muchísima gente está realmente desesperada porque no sabe qué hacer”

Luciane Cardoso da Silva (Pindamonhangaba - São Paulo).- “Bolsonaro está en contra del aislamiento pese a que el país está cada vez peor. Y hay gobernadores que intentan aplicar las normas de la OMS, pero con el presidente en contra es casi imposible”

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla