Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Deportes |EL EX JUGADOR CANARIO EN UNA ENTREVISTA ESPECIAL CON ESTE DIARIO A 25 AÑOS DEL BRILLANTE TÍTULO AMARILLO
“El campeonato de 1995 fue por lejos el mayor logro obtenido, nos unió como club y como grupo”

Matías Zuccheri, que fue goleador de la URBA y campeón con La Plata RC, recordó el máximo título canario y habló de todo

Por: RODRIGO CHAGARAY
rchagaray@eldia.com

12 de Agosto de 2020 | 03:41
Edición impresa

Esta no es la primera nota que este cronista le hizo a Matías Zuccheri y obviamente no será la última. Pero la anterior charla con el Doctor canario (es especialista en traumatología) databa del año 2009, cuando, en eso momentos él era ya el encargado médico del plantel superior de La Plata e incluso ya había trabajado con la URBA y la UAR. Pero recordar esa nota de hace tanto tiempo, también llevó a este cronista y al entrevistado a traer del arcón de los recuerdos, los “divinos” sevens intercolegiales que eran organizados por el Colegio Nacional y del cual Zuccheri era uno de los motores principales como ejecutor: “Eran buenas excusas para poder tener permiso de los colegios y juntarse a vivir jornadas eternas de rugby. La pasábamos muy bien. Prácticamente, me recorrí todos los colegios de la ciudad invitando a los chicos a sumarse. Fue una etapa muy linda y el Nacional reunía chicos de La Plata y Los Tilos siempre terminábamos en las finales contra el San Luis”

La Pandemia de Covid-19 es el puntapié inicial de la formalidad en la charla y sin más el ex rugbier dijo: “Conservé muchas amistades en Europa y desde el vamos las noticias que me llegaban desde allá, me llevaron a prestarle mucha seriedad a todo y ser muy conservador; estaban muy mal, hablábamos en videoconferencia con amigos y se escuchaban las ambulancias que pasaban”. A lo que agregó: “Me dijeron enfáticamente que nos cuidáramos y por eso apoyé lo que se hizo de entrada en nuestro país, que estuvo muy bien; pero ahora hay que encontrarle la vuelta para poder salir y aprender a convivir con el virus. Si bien no me dedico a esa especialidad, como se aprendió a convivir con la gripe aviar, el HIV y otros males, hará que realmente encontrarle la vuelta a esto hasta que aparezca una cura, porque desde el punto de vista de la salud no hay muchas vueltas: o se cura o no se cura. Y no podemos estar por siempre encerrados. Repito, soy traumatólogo y no me dedico a la epidemiología y si bien hoy por hoy leo de todo, la realidad es que esto vino para quedarse y la sociedad tiene un rol muy importante: cada uno tiene que respetar lo que nos aconsejan y si cada uno hace lo que quiere, ahí sí hay un gran problema. La clave es la responsabilidad individual. Si se satura el sistema de salud, nos embromamos todos, este virus no respeta a nadie”.

“Fue maravilloso compartir el título con los Angaut, Mendy, Llanes y los chicos de mi camada, la ‘72”

Matías Zuccheri,
y el título 1995

 

EL CAMPEONATO CANARIO

Irremediablemente la charla enfila hacia la máxima estrella conseguida en la historia canaria: “Siempre recordar las cosas lindas que vivió uno como deportista está buenísimo y encima revivir cosas que a unos lo hicieron tan, pero tan feliz, está mejor todavía. Lo que vivimos con La Plata en el ’95 fue por lejos el mayor logro obtenido, fue tremendo. Tuvimos la suerte de que todo el recorrido que se hizo hasta llegar al título, fuera algo muy, muy motivador. Fue algo que unió a todo el club y a todas las camadas”. A lo que Zuccheri añadió: “Tenemos un grupo que todos los años nos juntamos a revivir eso que fue tan lindo. Haber compartido eso con los Angaut, Christian Mendy, Germán Llanes, los chicos de mi camada (la ’72), fue maravilloso. Fuimos campeones y te repito, las experiencias vividas en el camino fueron sensacionales”.

“En ese año me han pasado cosas insólitas: en un Hipermercado un cajero me dijo “Flaco, que bueno lo que están haciendo. Salgan campeones”. Yo era un nene y no estaba para nada acostumbrado a ese tipo de reconocimiento y no lo podía creer. Éramos un grupo de amigos jugando solamente al rugby!!! Toda la vida pensé que era eso. Siempre el rugby para mí fue eso. En ese tiempo desarrollamos un juego muy efectivo con un pack de forwards muy eficaz, que no paraba de ir hacia adelante y unos tres cuartos con una dinámica especial, que realmente en un todo, hacían un gran, un gran equipo, encima con un líder natural como el Chino Angaut, que era un crack. Cosas de ese grupo, se pueden tomar y utilizar hoy. Todo fue la consecuencia de un desarrollo y de momentos individuales muy buenos”, aseguró el doctor Zuccheri.

UN CAPÍTULO MUY TRISTE: EL FALLECIMIENTO DE PABLO

La desaparición física de su hermano Pablo en un inexplicable accidente doméstico, también fue tocado en la charla y “El Mago” (que era como todos conocían al mayor de los Zuccheri- que en estos días hubiera cumplido 50 años) estuvo presente: “La verdad es que siempre recuerdo a mi hermano con alegría. Es cierto que su desaparición física detonó en mí muchísimas cosas y fue un golpe tristísimo. Después de eso me fu a jugar a Italia. Pablo fue un tipo alegre, bueno. Hacía feliz a todos, te daba lo que no tenía. La tristeza de hoy es no tenerlo y disfrutarlo. Pero lo recuerdo con mucha alegría y así lo hacemos todos”.

“Todo fue consecuencia de un desarrollo y de momentos individuales muy buenos”

Matías Zuccheri,
sobre título de La Plata de 1995

 

Y hablando de la familia, Matías Zuccheri, fue muy enfático: “Mi señora y mis hijos; mi mamá mi papá, mi hermana….son motores en mi vida. El rugby me retrasó todo en lo laboral y en los afectos. Después laburé como un loco y ahora a partir de mi círculo chico, estoy entendiendo un montón de cosas de la vida y esto de la Pandemia, ha actuado de catalizador también para que así suceda: el contacto, la cercanía, los valores. Son cosas que volví a poner en contexto para valorizarlas mucho”, finalizó el ex rugbier canario.

Las anécdotas del “reloj roto” de su papá Silvio Mickey (artista plástico y gran fotógrafo) son parte de las risas finales, como así también el recuerdo de la banda “de la calle 10” de City Bell donde varios jugadores de La Plata surgieron de ahí e incluso, jugaron todos en la Primera canaria. Pero esa, esa seguramente será otra historia para contar.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Su gran especialidad: la pegada. Zuccheri fue campeón / Archivo

Con su hermano Pablo, que fue reportero de EL DÍA, en el gran festejo

Con su hermano Pablo, que fue reportero de EL DÍA, en el gran festejo

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla