Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,85
Dólar Ahorro/Turista $138.35
Dólar Blue $195,00
Euro $96,37
Merval 0,00%
Riesgo País 1425
Información General |UN DESASTRE ECOLÓGICO QUE ATRIBUYEN A ACTOS DE NEGLIGENCIA
Los incendios forestales arrasaron ya más de 60 mil hectáreas en Córdoba

Bomberos y vecinos intentan frenar decenas de focos activos que se multiplican desde agosto por la zona de la serranía

Los incendios forestales arrasaron ya más de 60 mil hectáreas en Córdoba
30 de Septiembre de 2020 | 03:22
Edición impresa

Los incendios forestales que arrasan desde mediados de agosto gran parte de la serranía cordobesa y que ya quemaron más de 60.000 hectáreas de monte, flora, fauna, pastizales y hasta viviendas, mostraban ayer un panorama desolador a pesar del esfuerzo de bomberos y vecinos que vienen luchando día tras día contra las llamas.

Gran parte del desastre se concentra en la zona de San Clemente, en el Valle de Calamuchita, donde se quemaron pinares y vegetación autóctona en una vasta extensión, pero también en Alta Gracia, donde los fuegos aún siguen activos y quemando todo a su paso.

Miles de hectáreas fueron arrasadas entre los filos de los cerros por el incendio que se inició la semana pasada en cercanías a Villa Carlos Paz, en el Valle de Punilla, donde Federico Mariel, un vecino de la ciudad que es montañista y pertenece al cuerpo de guardavidas, se lamentó por el desastre ambiental.

“La solidaridad de la gente es muy importante, pero en muchas ocasiones entorpecen el accionar de los bomberos y del personal idóneo” en la lucha contra el fuego, confesó el socorrista, quien colaboró varios días en las tareas de extinción de las llamas en la zona de Las Jarillas, junto a su equipo.

Mientras, en el barrio Villa Independencia, Julián Escobar, trabajador de una estación de servicio, reconoció la bronca de ver cómo sufren los animales. “Da mucha bronca ver cómo se mueren quemadas las vacas y los caballos, eso duele mucho”.

“Yo amo el campo, estuve ayudando en Estancia La Angora, camino a Las Jarillas, donde se quemó todo un faldeo al pie de la montaña. Nos ganó el fuego, entre tres o cuatro personas no podés combatir las llamas con la intensidad que vienen, nos ponemos en riesgo nosotros, que tuvimos que escapar porque era imposible enfrentarlo”, admitió Escobar.

Por su parte, Ramona Benítez, vecina de barrio Sol y Río, confesó haber sentido “miedo en los momentos en que el fuego se venía”; y aunque no corrió riesgo su casa, reconoció que el humo era muy denso y se evaluó la posibilidad de que tuviera que ser evacuada por la inhalación de monóxido de carbono.

Camino al norte de Punilla, en el Aeroclub de La Cumbre se encuentra la base de operaciones provincial y hasta allí también llegó el fuego aunque no avanzó más allá del perímetro de la pista de aterrizajes días atrás, y siguió su camino para la zona de Characato, Cuchi Corral, Río Pinto y Los Molles, dejando un panorama desolador en su paso, quemando mucho monte y pastizales.

En ese centro operativo, Diego Concha, director de Defensa Civil, lamentó que “el 98% de los incendios son generados por el hombre”. “No es un problema de Córdoba y de la Argentina, es un problema mundial que los incendios los genera la mano del hombre, muchas veces entiendo que no es por querer hacer daño, muchas veces es negligencia”, agregó.

El funcionario cordobés destacó que se ponen en práctica cada año trabajos de prevención, llamando a la responsabilidad de los vecinos para que no inicien fuegos para hacer una quema de pastizales, restos de poda o de basura, aunque “falta educación”.

También cuestionó la actitud de la población en medio del desastre. “La gente sabe que tiene que evacuar, pero acá vienen a la zona de los incendios con la intención de ayudar y terminan complicando el accionar de los bomberos y arriesgando su propia integridad”.

El viernes falleció un hombre de 35 años que se encontraba luchando contra las llamas en un campo cercano a La Cumbre: “Tenía el 90% de su cuerpo quemado, lamentablemente una vida de una persona joven se pierde innecesariamente”, consideró el director.

Apostados en el mismo aeroclub, se encuentran integrantes del cuartel de bomberos de La Cumbre, como Agustina Pavón, quien en un parate en la tarea de abastecer de agua a los aviones hidrantes, admitió que “no es una tarea tan fácil” pero confía en que el desastre se podrá controlar.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla