Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,85
Dólar Ahorro/Turista $138.35
Dólar Blue $195,00
Euro $96,37
Merval 0,00%
Riesgo País 1425
Espectáculos |EN DIÁLOGO CON EL DIA
Matías Reyero: de repartir comida a protagonizar una serie en un asentamiento vikingo

El joven platense viajó para aprender inglés y tener nuevas experiencias y, por obra del destino, quedó elegido para ser parte de “La tormenta sueca”, algo que nunca pensó vivir y que se toma “como un juego”

Matías Reyero: de repartir comida a protagonizar una serie en un asentamiento vikingo

El platense Matías Reyero, en un alto del rodaje de la serie que está rodando en un asentamiento vikingo

Pedro Garay

Por: Pedro Garay
pgaray@eldia.com

30 de Septiembre de 2020 | 03:23
Edición impresa

“Estoy viviendo un delirio. Ni siquiera es un sueño, porque la verdad que nunca pensé que podía salir algo así”, confiesa al otra lado de la pantalla Matías Reyero, escritor, fotógrafo y viajero platense que se lanzó a la aventura y se fue a vivir a Dinamarca sin saber casi nada de inglés, y por esa serie de casualidades que algunos llaman destino terminó viviendo durante un mes en un asentamiento vikingo para grabar “La tormenta sueca”, serie de televisión que protagoniza.

Una comedia de 10 episodios de 10 minutos, que se emitirá en los colegios suecos como una forma de enseñar español (se podrá ver en Argentina por la plataforma UR Play), que gira en torno a Vera, una actriz sueca que se postula para una serie de habla hispana sin saber hablar español. Y como en “El Día de la Marmota”, cada vez que la situación empieza a complicarse… todo vuelve al inicio, solo que Vera es consciente de lo ocurrido e intenta evitar lo inevitable: que la catástrofe acontezca.

“Yo soy el ayudante del director”, cuenta Reyero, en diálogo con EL DIA. Su personaje se transforma en interés romántico de la actriz, y es la voz del director, que nunca está, aparece solo por la pantalla de un iPad. Con el correr de los minutos, se va dando cuenta de que Vera no sabe hablar español…

Es sencillo trazar paralelismos entre esa actriz que se la juega sin hablar español, y Reyero, que armó el bolso y sacó la Visa para vivir en Dinamarca, sin hablar inglés, “con la idea de aprovechar y aprender”. Pero la aventura del actor y escritor local comienza dos años antes, cuando trabajaba en una casa de electrodomésticos y ahorraba sin objetivo claro. “Estuve un año viviendo esa vida de oficina y de números, hasta que en una charla en un barcito, con mi amigo Rafa, nos convencimos de viajar por Sudamérica”, relata: Reyero presentó la renuncia a fines de 2018, se recibió de comunicador social en marzo de 2019 y comenzó una travesía de medio año hasta Colombia, con la idea de vender comida para subsistir, “aunque eso no salió muy bien”, se ríe.

De regreso, “tenía ganas de seguir viajando: entonces, con algunos amigos, el Pampa Di Benedetto, Nico Maitini, Guido Marchetti y Berni Jacobsen, empezamos a organizar para sacar alguna Visa. Y apareció la posibilidad de Dinamarca”. Un país que en aquel momento facilitaba el ingreso a los viajeros, aunque ofrecía “los impuestos más altos del mundo”.

“Una vez que entrás en el sistema, ya está, pero el papelerío tarda un mes, y es un país muy caro para vivir si no tenés laburo”, explica. Reyero consiguió rápido ponerse a trabajar, en una empresa de reparto de comidas, justo antes del estallido pandémico. Otros compañeros de viaje no tuvieron tanta suerte, y el cierre de los negocios por el virus los obligó a juntar latas y venderlas durante varios meses para salir adelante.

EL AVISO

En eso andaban los viajeros argentinos, rebuscándoselas para salir adelante, cuando uno de ellos encontró una publicación: se buscaba una actores de habla hispana para una serie de televisión sueca. “Mandé un mail, era apenas un párrafo, contando que había trabajado en una obra de teatro en La Plata, en ‘Amantes y otros extraños’, que se presentó en El Bombín, y que había estudiado con Febe Chaves, y que además había subido un par de veces a hacer stand up”.

No era, desde ya, el candidato más experimentado. De hecho, comenta entre risas al respecto, “hice muy poco stand up, porque me di cuenta que era malo rápido. Pero sí me hizo bien porque perdí cierta vergüenza: pararte frente a un escenario, aunque sean 40 personas, te ponés nervioso. Hacer eso me ayudó, hoy, la verdad, actuar frente a la cámara es un juego. Si te equivocás se repite”.

“Estoy viviendo un delirio. Nunca pensé que podía salir algo así”

“Hice poco stand up, porque me di cuenta que era malo. Pero perdí cierta vergüenza”

 

Pero aunque era escueto, su currículum llamó la atención. Como había una pandemia dando vueltas, no se podía hacer castings presenciales, así que le pidieron que envíe un showreel. “Yo no sabía ni lo que era, lo tuve que traducir en Google”, comenta. Reyero no tenía reel para enviar, pero le dieron una alternativa: mandar un video, improvisado, una presentación de un minuto.

“Se me ocurrió grabar un microrrelato que había escrito en mi viaje por Sudamérica sobre cómo todas las personas somos actores”, comenta Reyero, premiado escritor que trabaja en su primera novela, hasta ahora hecha de los retazos de vida que encuentra como repartidor de comida. Ensayó la pieza en el cementerio “porque en la pensión era difícil encontrar espacio para estar solo. Los cementerios son parques acá también, en verano la gente toma cerveza entre las tumbas, es muy loco”. Luego, con una ayudita de sus amigos, grabó. Y mandó.

Un mes y medio después no tenía respuesta. “Pensé ‘listo, no quedé’”, confiesa, “pero un día me llegó un mail: estaba dentro de los cuatro seleccionados. Tenía que cruzar el puente e ir a Malmo (Suecia) para actuar dos escenas con la protagonista: esas escenas las iban a mandar a la productora para tomar la decisión”.

Reyero entró al casting “relajado: me lo tomé como un juego”. Sin presiones, encandiló a la producción y pasó a formar parte del elenco de “La tormenta sueca”. Un elenco con actores de varias nacionalidades, aventureros como Reyero. Además de la protagonista Melissa Ferhatovic (sueca), actúa Gabriel Flores Jair (argentino), un argentino que a los 8 años pasó 6 meses encerrado en un galpón durante la dictadura: se fugaron a Brasil y pudieron salir a Suecia, donde él comenzó a hacer carrera artística (llegó a actuar en el exitoso nordic noir “Bron/Broen”). Y también Daniel Muniz, un actor chileno que vivió en Costa Rica, y pasó por La Plata haciendo teatro. Completan el equipo Arantxa Alvarez (chilena/sueca), Leslie Leichtweis (brasilera) y el director y guionista mexicano, Roberto Duarte.

En medio de esa producción multinacional, Reyero, profundamente tripero, aprovecha los altos en la grabación para cantar canciones de cancha de su querido Gimnasia. “Nadie entiende, pero todo se ríen”, cuenta. Luego, el director señala que es hora de volver a la acción, y Reyero se pone en la piel de su personaje, el asistente de dirección que se llama Rafael, “que justo es el nombre de mi mejor amigo, con el que viajé por Sudamérica. Yo soy más creyente del absurdo, pero cuando pasan esas cosas… bueno, lo tomo como un guiño del destino”.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla