Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $104,94
Dólar Ahorro/Turista $173.15
Dólar Blue $195,00
Euro $120,97
Riesgo País 1672
La Ciudad |Sanitarias y organizativas, en un contexto diferente
Con nuevas pautas de convivencia los clubes vuelven a ser convocantes

Se retomó el interés de distintas comunidades por el deporte, los cursos y talleres que ofrecen las entidades en los barrios

Con nuevas pautas de convivencia los clubes vuelven a ser convocantes

patin artístico en el centro de fomento villa elvira / whatsapp

20 de Septiembre de 2021 | 02:25
Edición impresa

En grupos más chicos o directamente clases individuales, con acceso restringido, tapaboca y sin ducha ni vestuario. Al fin y al cabo, en los alrededor de 400 clubes y entidades culturales de la Región, decenas de miles de vecinos se las siguen arreglando para desarrollar decenas de actividades aún cuando la reapertura, todavía al ritmo de pandemia está dejando una huella en la organización. Solo eso, porque los dirigentes a quienes consultó este diario coincidieron en que se renovó, casi al punto de ebullición, el interés por el deporte, los cursos y talleres.

“La gente quiere volver. Tiene necesidad de volver. Empezamos bien hace un mes y pico”, dijo Alberto Alba, presidente de la Federación de Instituciones Culturales y Deportivas de La Plata sobre la situación en el mundo de los clubes y asociaciones de barrio.

Tras un extenso periodo de cierre y actividad a cuenta gota, con el cambio aplicado de fase en la emergencia sanitaria, hace dos meses, comenzó la vuelta que ya tiene a las clases, entrenamientos y hasta las competencias en marcha.

Eso sí, todo se desarrolla con un esquema distinto a lo conocido hasta acá. El presidente del Centro de Fomento Villa Elvira, Daniel Rodríguez, analizó que “la situación no es la misma” que en marzo de 2020. “Trabajamos con los protocolos”, avisó. “Antes entrabas (a la sede del Centro) y se cruzaban las personas dentro del ámbito. Ahora, separamos los accesos para que, por ejemplo, no cruce patín, con boxeo, gimnasia artística”. Según detalló, crearon tres sectores en el edificio de 120 y 75 para definir los movimientos de los grupos de deportistas. Al terminar un equipo de voley, el de patín o básquet entran y salen por zonas distantes. Cada entrenamiento o clase termina diez minutos antes para favorecer esos movimientos y desinfectar el área.

Otra novedad, es que los padres y acompañantes no pueden ingresar. Así se mueven a diario alrededor de 250 personas de todas las edades que practican gimnasia, taekwondo, box, patín, voley y básquet. “Tuvimos que retroceder horarios. Antes todo empezaba a las 5 de la tarde. Ahora, arranca a las 14.30.

A la vez, los grupos se redujeron. En la práctica de voley no superan las 12 personas, un número parecido al de las chicas de patín, los equipos de básquet o el box. La organización se mueve en las posibilidades del número de integrantes de la comunidad del Centro, que está en un 60 por ciento con respecto al volumen de principios del año pasado, antes de la pandemia.

“EL ENCIERRO HA SIDO UN DIQUE”

En el Club Romerense ven reverdecer la propuesta social y deportiva. El presidente de la entidad, Néstor Gutiérrez, contó que “las actividades volvieron con bastante fuerza. Se ve que el encierro ha sido como un dique y hay necesidad de la gente de participar. Está viniendo mucha gente pese a que no tenemos todas las actividades en funcionamiento”.

En sintonía con sus pares de otras instituciones, el directivo explicó que “las actividades donde hay mucha gente se desarrollaron en grupos más pequeños y llevan más horas. Patín, por ejemplo, con horarios extendidos, tres veces por semana, tiene grupos más chicos, de 10 o 15 chicas. Eso es casi la mitad con respecto a la organización antes de la pandemia”, dijo.

“Hay necesidad de la gente de participar de las actividades”, dicen en Romerense

Lo mismo ocurre con el básquet, una nueva oferta que sumó Romerense el año pasado. “Tenemos una escuela. Estamos en los primeros pasos, con chicos de distintas edades. Se arman grupos para no juntarlos mucho aún cuando tenemos un gimnasio grande y ventilado”, detalló.

A las chicas y chicos del basquet, igual que a al resto de los asociados, se les toma la temperatura en la puerta del Club. También se controla el uso del barbijo y de la solución desinfectante en las manos. “Es clave no reunir tanta gente, tomar la temperatura. Lo otro que se hace es recalcar el uso de tapabocas”, indicó Gutiérrez.

Hasta marzo de 2020, en Romerse se desarrollaban 27 actividades. Convivían lo deportes más “tradicionales” con cursos y clases de baile. Todo está volviendo. “Si bien al comienzo podía haber algún tipo de temor, ahora se ve poco. Estamos teniendo mucha demanda”, dijo el directivo y apuntó que ya van por una decena de actividades que se retomaron en la sede y el campo de deportes donde ya se suman 26 equipos de fútbol de varones y mujeres, de 5 a más de 40 años.

También reabrió la biblioteca (solo pare retirar y devolver libros), la cancha de bochas y el buffet (donde hay obras en estos días). A la vez, se espera por la reapertura an breve del consultorio pediátrico gratuito en la sede. Allí también se retomaron las reuniones sociales: “Antes eran para 100 ó 150 personas. Ahora, los grupos no son más de 40 o 45”, dijo Gutiérrez y sumó a la lista de actividades que volvieron el taekwondo, las clases de pastelería y de zumba.

Alberto Alba integra la Federación como representante dela Casa del Tango. Allí también cambiaron las cosas: “Empezamos con la biblioteca y atendemos perfectamente, pero dejamos los libros aparte, los desinfectamos”, dijo. También hubo modificar las clases de canto y de tango: “las clases de música son individuales o de a dos y se hacen en una habitación amplia. Las de tango, no tienen más de tres o cuatro parejas”, dijo.

“En general, la mayoría se adapta a las nuevas normas porque hay conciencia”

En este último caso, no se permiten los cambios de acompañante. “Cada pareja debe ser de una misma burbuja”, indicó en referencia a la convivencia, por ejemplo. Ya no se puede invitar a bailar, eligiendo de un grupo de hasta 20 personas, como se estilaba.

También están en marcha las clases virtuales de baila, que la Casa del Tango dicta como parte de un programa del rectortado de la UNLP.

En las clases de canto, que no se extienden más allá de la media, solo se retira el barbijo a la hora de entonar. Y nunca hay alguien cerca.

SIN VESTUARIOS

También hay algunos contratiempos. En Villa Elviram contó Rodríguez, “hay gente a la que no le cae bien que no se permita el ingreso (a buscar a los chicos), pero hay que lograr que la gente entienda. También lo de despejar el hall. La gente se acomodó. Empezaron a entender cuando vieron la cantidad de muertes que había”.

En ese centro también hacen desinfección y “pedimos que en lo posible no usen los sanitarios. No se usan los vestuarios para ducharse luego de la actividad. El otro día vino un equipo de Lezama y preguntó por el vestuario. Les dijimos que era conveniente, que se cambiaran en la cancha”, dijo el presidente del Centro de Fomento de Villa Elvira.

Volviendo al rol de presidente de la Federación, Alba evaluó que “en general, en los clubes no hay problemas con la gente. En las actividades al aire libre no es problemático porque no tenemos tantos límites. Se toman las precauciones, como la desinfección, por ejemplo. En general la gente se adapta porque no hay alternativas y hay conciencia”, concluyó.

Según datos de la Federación antes de la pandemia, alrededor de 80.000 personas realizaban actividades en unas 400 instituciones.

“Vamos en camino a eso (retomar el ritmo pre pandemia). Es impresionante. Todos los días vienen los padres con los chicos. Hay mucha ansiedad por la práctica deportiva”, contó Rodríguez.

En Villa Elvira también sumaron la biblioteca, pero trabajan para agregar otras propuestas. “Antes de la pandemia hacíamos zumba en un salón donde hoy no se puede trabajar por la cantidad de gente. No dan las dimensiones”, indicó el directivo.

Para rearmarse, en los clubes recurren a consultas “por todos lados. Con la Municipalidad y la Federación de Instituciones. Por ejemplo, consultamos por el aforo para hacer reuniones. Tenemos la idea es hacer una peña en las próximas semanas”, indicó.

Rodríguez indicó que “como dirigentes tenemos la obligación de cuidar a la gente. Yo quisiera que esté todo el mundo adentro, mirando, pero no se puede hacer”. En Villa Elvira, contaron dos casos de coronavirus. “Que sepamos, tuvimos el de una nena y un muchacho que había viajado a Brasil. Eso obligó a suspender actividades por diez días. Para nosotros es tocante, porque uno quiere sumar a la gente”, indicó.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla