Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temas del día:
Buscar
Información General |Cultura financiera y fenómeno social

La nueva actitud: a causa de la pandemia y la crisis económica

YOLO (sólo se vive una vez) parece un lema que adoptan muchas personas, que prefieren gastar todo ahora y no ahorrar para el futuro

La nueva actitud: a causa de la pandemia y la crisis económica

Los adolescentes prefieren disfrutar; llenan recitales /web

13 de Abril de 2024 | 04:34
Edición impresa

“You Only Live Once” (YOLO). Es una frase que se repite en el mundo y que define una actitud. Sólo se vive una vez, parece ser el nuevo lema bajo el que pasan sus días muchas personas luego de atravesar la pandemia y la cuarentena, en caso de Argentina de casi un año, y ahora tener que enfrentar las vicisitudes económicas.

El impacto de la pandemia de Covid-19 ha dejado una marca significativa en los hábitos de gasto de los argentinos.

Los que pueden ahora adoptan una mentalidad más orientada hacia el disfrute del presente, caracterizada por un aumento en el gasto en experiencias, reflejando la tendencia de las personas a priorizar vivencias y momentos. Ahorrar para comprar una vivienda y hasta un auto ha perdido sentido para muchos: son metas de largo plazo y ni siquiera se piensa en el mediano.

Después de la pandemia, aquellos que no tenían una historia de viajes frecuentes ahora han descubierto una nueva pasión por explorar el mundo y disfrutar de nuevas experiencias, claro que viajar por el extranjero resulta imposible para la gran mayoría.

En el segmento superior de la clase media todo se reduce a visitar los países limítrofes donde se aprovechan menores precios en ropa o electrónica. Comprar un celular de última generación a la mitad de lo que cuesta en la Argentina, y vender el usado a un buen valor es un camino adoptado por muchos porque en nuestro país los precios de todo lo tecnológico son más que elevados.

Disfrutar ahora, se refleja también en el aprovechamiento de los fines de semana largos, en los que el turismo interno refleja un notable incremento. Todo debe ser para disfrutar a partir de hoy. Sea una nueva pantalla o una consola para juegos de los chicos, siempre hablando de los que pueden.

A pesar que los meses inmediatos posteriores a la pandemia se creó el espejismo de una mejoría económica el enfoque de ‘’vivir el momento’’ prevalece, aprovechando las oportunidades para disfrutar de la vida sin postergar nada para el futuro.

Más emprendedores

Los bajos salarios y las angustias provocada por la pandemia también animan a asumir riesgos laborales. Emprender nuevas actividades y buscar otros horizontes provoca que un gran porcentaje de los jóvenes no desechen aventurarse en el exterior mientras las familias establecidas generalmente optan por evitar cambios tan rotundos, pero no dejan de experimentar una sensación de fracaso condenados a sufrir las limitaciones de un presente en el cual el dinero no alcanza y cualquier problema de salud se convierte en un drama económico como ocurrió con quienes quisieron protegerse del dengue mediante la vacuna.

Susana tiene 48 años y se dedica a los bienes raíces. Cuenta a EL DIA que antes de la pandemia solía gastar plata en viajes, salidas, ropa y perfumes. Sin embargo, algo cambió después del 2020: “El gasto ahora está más enfocado en invertir en experiencias a compartir con mis afectos que en la adquisición de un producto. Me gusta gastar en las mismas cosas pero lo hago con menos periodicidad”.

El fenómeno de la “vida experiencial” ha impulsado un auge en los viajes internacionales, ya que las personas buscan escapar de la sensación de confinamiento experimentada durante la emergencia sanitaria. Sin embargo, la duración de esta tendencia es incierta y podría requerir un cambio significativo en las condiciones económicas o sociales para que los individuos reconsideren sus hábitos de gasto.

Muchas personas han abandonado trabajos seguros para seguir pasiones, desafiar la rutina laboral y reconsiderar sus prioridades. El espíritu de arriesgarse y buscar la realización personal se afianza. Aunque la seguridad laboral sigue siendo una preocupación para algunos.

Una de las esferas más impactadas ha sido la de los hábitos de consumo y ahorro de las personas. La mayoría de las personas entrevistadas (de entre 40 y 60 años) comentaron que antes solía ahorrar pero, a más de tres años del inicio de la pandemia, las prioridades y preferencias siguen reflejando un giro notable.

Carolina decidió que ahorrar ya no valía la pena: “Al final me la pasé ahorrando y estuve un año encerrada. Me hizo preguntarme para qué quiero ahorrar verdaderamente. Ahora prefiero gastarlo en salida con amigos y escapadas de fin de semana”.

Pero también muchas personas aprovecharon los tiempos difíciles para aprender de manera online o comenzar con pequeños emprendimientos que, con esfuerzo, siguen hasta hoy en día.

La mamá de Marcos tenía un vivero y durante la cuarentena toda la familia se unió para ayudar. “Era como si, al no poder hacer nada, le gente quisiera gastar en plantitas. Crecimos muchísimo y no dábamos abasto”, cuenta Marcos.

Antes, las actividades preferidas, entre los solteros, por ejemplo, era gastar dinero en productos; ahora, la asistencia a eventos culturales como cine, conciertos y recitales ha ido en aumento. Guardar dinero unos días para poder asistir al show de algún artista internacional es aceptable para muchos. Se trata de comprar experiencias más que mercancías.

La diversión

Graciela, de 63 años, quien previamente disfrutaba gastar en ropa, ahora prefiere invertir en viajes de fin de semana, buscando experiencias para disfrutar inmediatamente más que adquisiciones materiales.

La situación económica también ha jugado un rol crucial en este cambio de hábitos. Algunos, como Martino de 55 años, han visto alterados drásticamente sus hábitos priorizando los gastos para la diversión y el esparcimiento sobre el ahorro para metas que parecen hoy inalcanzables.

Entre los jóvenes, la imposibilidad de soñar con una vivienda propia, siquiera alquilada, hace que se refugien con mamá y papá y cuentan entonces con más dinero para el disfrute inmediato.

futuro y YOLO

Así, la pandemia ha actuado como catalizador de un reajuste en los patrones de consumo, impulsando a muchos a priorizar el ahorro, las experiencias sobre los bienes materiales, y a ser más conscientes de sus decisiones económicas. Estos cambios, si bien diversos, reflejan un patrón general hacia la reevaluación de lo que se considera esencial en la vida post-pandemia.

El futuro es un interrogante para el que la mayoría solo encuentra respuestas angustiantes. A las privaciones de la coyuntura económica se suma que del inconsciente cada tanto asuma el recuerdo de un familiar o amigo fallecido durante la pandemia.

Por lo tanto, hoy es cuando tratan de pasarla bien. Mañana es algo lejano y You Only Live One (YOLO).

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Los adolescentes prefieren disfrutar; llenan recitales /web

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

ESTA NOTA ES EXCLUSIVA PARA SUSCRIPTORES

HA ALCANZADO EL LIMITE DE NOTAS GRATUITAS

Para disfrutar este artículo, análisis y más,
por favor, suscríbase a uno de nuestros planes digitales

¿Ya tiene suscripción? Ingresar

Básico Promocional

$135/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $2590

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Suscribirme

Full Promocional

$190/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $3970

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Acceso a la versión PDF

Beneficios Club El Día

Suscribirme
Ir al Inicio
cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$135.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $2590.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla