Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Menem se solidariza con el Papa por críticas de Laguna

El presidente Carlos Menem instruyó al embajador ante la Santa Sede, Esteban Caselli, para que exprese "el profundo dolor del pueblo argentino y de este Presidente", frente a las declaraciones del obispo de Morón, monseñor Justo Laguna, "contra el Papa Juan Pablo II".
A través de un comunicado difundido anoche en Casa de Gobierno, el Jefe del Estado hizo pública su "solidaridad con el Santo Padre ante este cruel ataque que lamentablemente proviene de la boca de un compatriota", en alusión a declaraciones de Laguna, quien sostuvo a la revista XXI "el pobre Papa me da pena".

"Cuando me enteré de las declaraciones de un obispo argentino en contra del Papa Juan Pablo II, di precisas instrucciones al embajador Esteban Caselli para que expresara ante la Santa Sede el profundo dolor del pueblo argentino y de este Presidente frente a quien ha osado afirmar, por ejemplo, que 'el pobre Papa me da pena'", señaló Menem.
Menem explicó que "el ataque injustificado desde todo punto de vista, fue provocado por la decisión de la Santa Sede de solicitar, en forma reservada, al gobierno de Gran Bretaña que tuviera en consideración la postura de Chile debido a la detención del senador Augusto Pinochet".
Al respecto, el Presidente dijo: "no voy a entrar a juzgar el pedido de la Santa Sede aunque quiero aclarar, una vez más y como lo he hecho siempre, que el gobierno de la República Argentina defiende, como tantos otros Estados, el principio de territorialidad de la ley penal".
En tanto, el Jefe del Estado se refirió a las declaraciones de Laguna sobre el cardenal Angelo Sodano, quien fue arzobispo de Chile durante la dictadura pinochetista y a quien se le adjudica la autoría de la mediación vaticana por la situación del ex tirano: "conozco muy bien al cardenal Sodano y puedo asegurar que es una persona de bien, muy preocupada por la plena vigencia de la paz, la justicia, la libertad y los derechos humanos", destacó Menem.
De esta manera, Menem retomó la confrontación con uno de los obispos críticos a la política del Gobierno, monseñor Laguna, con quien se había reconciliado en un acto público.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...