Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

“Estoy marcado a fuego por Estudiantes”

Desde Chile, José Daniel Ponce habló de su paso por el Pincha, la relación con el equipo de 1982/3 y sus ganas de ser DT “alguna vez”

JOSE DANIEL PONCE, EL BOCHA, VIVE EN CHILE Y DESDE ALLI SE SUMO A LOS FESTEJOS POR LOS 30 AÑOS DEL TITULO COSEGUIDO POR ESTUDIANTES
JOSE DANIEL PONCE, EL BOCHA, VIVE EN CHILE Y DESDE ALLI SE SUMO A LOS FESTEJOS POR LOS 30 AÑOS DEL TITULO COSEGUIDO POR ESTUDIANTES

ENTREVISTA
Por MARTIN CABRERA

Mientras el reloj sigue su curso impiadoso y los 30 años del recordado título del 14 de febrero de 1983 (campeonato Soberanía, aquel que le ganó a Independiente) están por celebrarse en la familia Pincha, José Daniel Ponce dice presente y, desde Chile, aporta vivencias y emociones. Vía e-mail, el zurdo que le pegaba a la pelota como los dioses cuenta que es de su vida y qué recuerdos tiene de aquel equipo campeón.

-¿Qué es de tu vida?

-Mi vida bien gracias a Dios, viviendo y trabajando en Concepción, haciendo de todo un poco a veces: fútbol, otras veces de cualquier laburo en relación al deporte y otra veces en lo que me interese para ir aprendiendo y no quedarme sólo en fútbol. Hice de todo un poco y no quiero ser uno más de esos que dicen “este es pura pelota “

-¿Por qué vivís en Chile? ¿Cómo se conforma tu familia?

-Porque allá, por el 97, formé una hermosa familia. Tengo tres hijos, Catalina Belén (14) y Kiara Micaela (12). Danny (23) mi otro hijo, hoy está viviendo en La Plata y es estudiante de odontología. Vive en la casa de mis padres.

-¿Por qué en Chile?

-Porque en ese entonces vine a jugar a Coquimbo Unido y luego pasé por Everton y terminé mi carrera en Huachipato. Entonces decidí quedarme buscando armar nuevamente mi familia que duró 11 años y en parte me quedé para estar al lado de ellas. Claro que ya están mas grande y saben que su padre si lo llaman a dirigir o coordinar todo lo que sea fútbol me dejan ir.

-¿Qué recordás de Estudiantes?

-Recuerdo todo desde cuando llegué: el primer día al Pabellón Dante Demo hasta mi ultimo partido el 7-1 a Vélez en 57 y 1.

-¿Hasta dónde te persigue tu paso por el club a la distancia? En tu facebook tenés muchas fotos...

-¿Hasta donde me persigue mi paso por Estudiantes ? Hasta que me muera, así de simple. Estoy marcado a fuego. Pero hay dos clases de fuego para mí, los que llevan fuego y los otros. Uno a fuego normal y los dos son los que están marcados a fuego sagrado. Ahí estoy yo en relación a mi sentimiento por el club. Lo del Facebook es una manera hermosa de que la gente me haga llegar los cariños por todo lo que yo hice jugando y mi respuesta son siempre las mismas a ellos: gracias por estar desde que llegué al club hasta en el momento mas triste de mi vida.

- ¿Qué significó ese equipo en tu vida?

-El equipo del ‘82 significo mucho para mí. En ese equipo realizamos un curso intensivo de aprendizaje a la vida dirigido por el Profe Echeverría y un curso en lo técnico táctico estratégico y todo lo que ya esta inventado en el fútbol por Bilardo. Y hasta una formación de persona con Delménico, Brown, Herrera, Marcelo Trobbiani, Sabella, Trama, Galleti, y otros más no puedo nombrar que me enseñaron muchos valores y los cuales siempre he tratado de tenerlos en mi actuar.

-¿Además del título, qué partido recordás?

-Tengo en la memoria a muchos pero uno especial fue el de Vélez, que se suspendió. Ver cómo nos preparamos y cómo lo jugamos. Fue un gran paso al título jugando y demostrando a todos los destructores que Estudiantes, con tres números 10, daba clase de fútbol. Al principio fue la dupla Sabella-Trobbiani y luego, que todo el mundo hablara de Ponce, Sabella y Trobbiani, para mí fue un gran honor. Fuimos el mejor equipo de la década.

-¿Seguís teniendo relación con algún muchacho de esa época?

-Sí, no es fácil olvidarse de gente tan buena. Con Delménico siempre, a pesar de no verlo, cuando hablamos es como si ayer hubiésemos estado entrenando y almorzando. Yo era un hijo más en su familia. Del Tata (Brown) cuando hablamos es la misma afinidad. Julián (Camino), Sabella y Gugnali se portaron muy bien conmigo cuando Chile sufrió el terremoto. Ahí es dónde aparecen los buenos de verdad.

-¿Qué hicieron?

-Al toque mandaron mensaje por si necesitaba algo, y la verdad me ayudó mucho. En ese momento estaba trabajando en la municipalidad y no tuvimos agua y luz por más de un mes. Hubo saqueos y muchas cosas y yo haciendo obra social, dando agua y comida. Al final del día llegaba a mi casa y no tenía ni agua ni luz. Fue terrible, pero gracias a Dios no llegó el agua como a otros. Los muchachos me decían que fuera con ellos a trabajar y ser parte de ellos. Pero no se dio, una lástima y me alegro por los tres que yo sé que van a conseguir algo más importante. Todo lo que te diga de ellos serán cosas buenas y espero de todo corazón que sean los mejores del mundo. Su alegría es mi alegría y así lo siento.

-¿Qué te parece el trabajo de Alejandro Sabella como DT de la Selección?

-Excelente. Siempre fue muy inteligente, lo mismo que Julian y Claudio. Y Carlos, que debe aportar, sumado a Messi y compañía. Pero con ganas, actitud y humildad deben funcionar. El hambre de conseguir la gloria se tiene que fomentar entre todos y cuando estén todos en la misma Argentina será la mejor.

-¿Le seguís pegando a la pelota como antes?

-La pegada esté, je. Siempre es un sello y tengo muchas ganas de trabajar en formación que no te das una idea.

-¿Estás relacionado con el fútbol?

-Sí, estuve haciendo de gerente Técnico pero las condiciones no eran las idóneas. A esta altura no quiero más conflictos en Coquimbo. La gente me recuerda bien para que quiero problemas. Que sigan haciendo el equipo los dirigentes y ya llevan cinco años en la B.

-¿Te sorprendió la eliminación de la Sub 20 del Sudamericano?

-Sí, por los jugadores que son buenos individualmente. Pero Marcelo no pudo hacerlo jugar colectivamente y eso se notó mucho. El Negro Trobbiani es un monstruo el va a sobreponerse no tengo dudas. El fútbol es así.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...