Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,85
Dólar Ahorro/Turista $138.35
Dólar Blue $195,00
Euro $96,37
Merval 0,00%
Riesgo País 1425
Goya en Argentina

En el Museo de la Universidad Nacional de Tres de Febrero se puede recorrer “El sueño de un genio”, con obras del pintor español

Por: Por NICOLAS ISASI

14 de Agosto de 2016 | 02:06

No es la primera vez que la obra de Goya se presenta en Argentina. Desde 1981 en adelante se exhibieron series en diversas sedes de la CABA. “Goya, el sueño de un genio” es la gran exposición que sorprende al público día a día con más de 130 obras (muchas de ellas inéditas en nuestro país), que salen por primera vez de España especialmente para esta ocasión. Organizada por el Muntref (Museo de la Universidad Nacional de Tres de Febrero) en colaboración con el Museo Lázaro Galdiano de Madrid, el Museo Castagnino de Rosario y el Museo Nacional de Bellas Artes, junto a diversas colecciones privadas, así es como llega parte de la obra original de uno de los más grandes pintores españoles al conurbano bonaerense.

Francisco de Goya y Lucientes nació en Fuendetodos (un pueblo de Zaragoza), el 30 de marzo de 1746. Fue retratista, dibujante, grabador y llegó a ser una de las personalidades más destacadas del arte en su momento. Su gran talento y la pasión con la que encaró las diversas etapas de su carrera, le valieron retratar a parte de la realeza española o a los duques de Alba. En 1785 fue nombrado director delegado de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y al año siguiente, pintor del rey. Pintor de cámara en 1789, y en 1799 llegó a ser primer pintor de cámara, cargo más alto para un artista en la corte.

También transitó fuertes revueltas políticas con la invasión napoleónica, y las independencias sudamericanas (entre ellas la nuestra) que conmovieron a España. Goya, vivió en el cambio de un siglo al otro, donde terminaba el Barroco con las formas del rococó y aparecían el arte neoclásico y el romanticismo. El grabado, con novedades como la aguatinta y especialmente la litografía (inventadas a mediados y fines del siglo XVIII), implicaba no solo una nueva forma expresiva, sino la posibilidad de la reproducción de múltiples ejemplares.

Con la detallada curaduría del investigador y curador Ángel Navarro, la exposición presenta 134 obras entre las que se encuentran grabados, pruebas de estado y pinturas realizadas por el artista español a comienzos del siglo XIX. Navarro fue una pieza fundamental de esta exposición, ya que es uno de los que contribuyó para la adquisición de los Goya al MNBA (Museo Nacional de Bellas Artes). Muchas de estas obras, salen por primera vez del museo madrileño solamente para integrar esta exposición. En palabras de Navarro: “se puede apreciar el interés de Goya por el mundo que lo rodeaba, por sus circunstancias y alternativas y sobre todo por su incidencia en sus congéneres. Es ese interés el que llevará a este pintor de corte -cuya principal actividad era realizar retratos oficiales del rey y la corte- a elaborar sus Caprichos, Los Desastres de la guerra, La tauromaquia, Los proverbios (también llamados Sueños o Disparates) y Los toros de Burdeos, cinco series de grabados además de otros sueltos”.

Entre muchas otras obras que podrán verse en esta muestra, se encuentran: Fiesta popular bajo un puente, Los Caprichos, El sueño de la razón produce monstruos, Desastres de la Guerra, Con razón o sin ella, Tauromaquia A, Caballero español quebrando rejones con la ayuda de los chulos, Los Disparates, Disparate ridículo o Plaza Partida. Sus grabados, cargados a veces de gran fantasía, se presentan en las series Caprichos (1799), Desastres de la guerra (1810-1815), Tauromaquia (1816), Disparates o Proverbios (1815-1825) y Toros de Burdeos (1824-1825). En las imágenes se pueden ver crímenes, malos tratos, codicia, sordidez y otras miserias humanas que se oponen a los trabajos que representan diferentes aspectos de la vida madrileña, como las fiestas, procesiones o incendios. Los últimos años de Francisco de Goya serán destinados a la litografía, técnica que llevó a su mayor esplendor. En 1792 sufre una enfermedad que le causa sordera, y muere en Burdeos (Francia) el 16 de abril de 1828.

Si bien no se encuentra su maja desnuda o la complementaria vestida, los famosos autorretratos, retratos de la realeza o su obra sublime “Saturno devorando a un hijo” (1819-1823), que se encuentra en el Museo del Prado desde 1889; el nivel de las obras convocadas y la importancia que tiene el autor en la historia de la pintura mundial, vale la pena para hacer el largo viaje hacia el museo. También se incluye una zona dedicada a la descripción a partir de las páginas de la Encyclopédie de Diderot y D´Alembert (1751-1772) y de elementos de taller, de la técnica del grabado utilizada por Goya en su momento.

PARA AGENDAR
“Goya, el sueño de un genio” en el MUNTREF. Valentín Gómez 4838, Caseros. Lunes a domingos de 11 a 20. Entrada gratuita. Hasta el 18 de septiembre. Líneas de Colectivos: 237, 105, 53, 181, 123, 343. FF.CC. San Martín desde Retiro, Estación Caseros.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla