Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

La leyenda de Las Lobas

El equipo de voley femenino tripero ganó su cuarta Liga Argentina, al vencer en la final a Vélez Sarsfield. Campeonas invictas, siguen engrandeciendo su leyenda asociada al apellido Casamiquela.

La leyenda de Las Lobas

     La historia dirá que un Jueves Santo a la nochecita, el Polideportivo Víctor Nethol se vistió con sus mejores galas para recibir a tres mil triperos identificados absolutamente con "Las Lobas", el equipo de vóley femenino que desde hace más de 20 años viene dejando huella en la vida de Gimnasia. Como en las mejores noches del básquetbol, no cabía un alfiler. Como hace muchos años no pasaba con el vóley, hubo que cerrar las puertas y dejar gente afuera. Los hinchas consustanciados con este grupo de mujeres que quería la cuarta Liga para el club, hicieron del partido una fiesta replicando cada grito que llegaba ante los tantos de Fernanda De Souza Melo, Rívas, Vera y compañía. Un marco imponente que Paula Casamiquela definió así: "En el interior los estadios se llenan pero esto no se ve en ningún lado. De hecho, no se ve en Brasil. Es espectacular". 
     Desde el contundente 3-0 a River de visitante en el inicio de la competencia a esta segunda final con Vélez (también 3-0, parciales 25-21, 26-24 y 25-17), Gimnasia logró ganar 16 partidos. Campeonas invictas, tuvieron experiencia para manejar situaciones adversas e individualidades que le dieron un plus al equipo. Vení, tripero. Ahora que se festeja en calle 4, escuchá, que estas mujeres tienen cosas para decir. 
     Por ahí va Sofía Burgarella, que tuvo tan buen torneo que fue convocada a la Selección Nacional."Todavía no caigo. Logramos algo muy importante que no se consigue todos los días. Hacía doce años que Gimnasia no llegaba a una final y ganamos el torneo invictas. Es algo increíble". Más allá la venezolana Alejandra García Croquer elogia una y otra vez al apellido Casamiquela: "Muy contenta por el equipo y muy contenta por la familia Casamiquela, que luchó para que el voley de la ciudad esté donde está. Aquí está el objetivo, gracias a la garra, la lucha, el compañerismo. No ser una sola, porque una sola no gana un partido". 'EQUIPO', PALABRA CLAVE. "La clave fue jugar en equipo", remarca la capitana Rocío Rivas. Y la entrenadora Paula Casamiquela va más allá. "Ganamos porque formamos un grupo que hacía años que teníamos esta ilusión. Se tomaron grandes decisiones, en algunos casos dolorosas, pero se mantuvieron. Formamos un grupo que está muy adulto. En diciembre del año pasado habíamos dicho que si jugábamos la Liga era para ganarla, que no íbamos a salir a pasear. El compromiso fue impresionante. No hubo un motivo de discordia. La pudimos traer a Fernanda porque era un refuerzo de esa jerarquía o nada. Formamos un gran grupo humano que no se prestó a ninguna discusión ni polémica y se focalizó en el gran objetivo", sentencia la dueña de un apellido que es historia pura mens sana.
     "Hoy fue una locura. Trabajamos mucho. Teníamos experiencia, dos extranjeras. Hicimos las cosas bien, por eso somos campeonas", retoma Burgarella. Y hablando de extranjeras y experiencia, ahí está Fernanda de Souza Melo derrochando simpatía. Mil selfies, mil sonrisas, cientos de firmas y la convicción de la mejora jugadora del torneo que vino para ganar la Liga: "El primer día cuando me encontré con las chicas, sentí la energía que tiene Gimnasia. Cuando salí de Brasil hablé con  mi mamá y le dije que iba a salir campeona. Y aquí lo afirmaba todo el tiempo", dice la brasileña. La elogia Tatiana Vera: "La llegada de Fer jerarquizó a todo el plantel, siempre destaco también su calidad humana. Creo que fue la jugadora del torneo". Emociones similares de una chica nacida en el club y una extranjera que se robó el corazón del voley tripero. Así, Tati Vera habla de "sentimientos encontrados" y de un sueño cumplido. "Es mi club y siempre uno sueña con ésto. Y con este marco increíble, en ningún lado se ve una cancha así. Todo lo transforma el pueblo tripero". Fernanda va más allá en su amor a primera vista. "Yo sentí que es ser una Loba. Ser parte de Gimnasia es sensacional. Un sentimiento que no se explica, un amor increíble. El futuro no sé, no tengo respuesta. Vamos a conversar y vamos a decidir. Yo amo a Gimnasia, lo llevo en el corazón".
     "Este torneo para nosotras tiene mucha historia y ahora es una responsabilidad para nosotras mantenernos", comenta Rocío Rvas. 'Historia' y 'responsabilidad' son palabras que remiten al apellido Casamiquela. Paula tomó la posta, ahora es la entrenadora principal. "Se siente distinto porque ahora estoy yo. La felicidad es la misma porque la diferencia la hace Gimnasia. La pasión que todos le ponen, la gente que acompaña. El legado que me dejó mi vieja, mi viejo que está mirando, seguro...yo sé que mi papá está sentado ahí en el Poli, siempre. Y es distinto, pasaron muchos años. Esto es una Liga Argentina, volvemos a jugar el Sudamericano llevando la bandera de Gimnasia. Representar a Gimnasia para mi es mucho más que representar a Argentina". Su madre, Alicia, es la "madre" de Las Lobas, el símbolo de todo lo que está bien en Gimnasia. "Gimnasia otra vez arriba requiere de un esfuerzo muy grande. Yo me siento muy identificada con Gimnasia y disfruto mucho darle una alegría. Mis jugadoras no necesitan besarse la camiseta, necesitan quererla y transpirarla". Si tendrá historia Gimnasia en el vóley que es fundador de la Federación y se ha cansado de ver el subibaja de otros clubes a merced de los impulsos económico-políticos o económico-futboleros. Gimnasia jamás descendió y desde hace más de 20 años pelea arriba en cada torneo. 
     Ahí está el Lobo campeón. "Las Lobas", otra vez las mejores. Marcando un camino. Por eso vale la pena escuchar (o leer) una vez más a Alicia desde la experiencia de sus 80 años y desde la humildad de no poner su apellido por delante. "Gimnasia fue un club excepcional, tuvo todo. Lo ví levantar. Fue uno de los clubes más grandes del país. Y lo ví caer. Lloré, porque soy gimnasista desde los 4 años. Esta es mi segunda casa y lo que ha hecho y hace toda la familia Casamiquela es para Gimnasia. Pero no somos los dueños, el dueño es el club. Por eso nos tienen que cuidar a todos los deportes, pero sin nombres propios porque por encima de todo está la institución".
     Así se hace grande Gimnasia. Disfruten Lobas, se lo ganaron. Otra vez.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...