Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Los ecos del acuerdo del Gobierno con la cgt y la uia

Elogios sindicales y enojo empresarial con el bono que se pagará a fin de año

“Destruyeron el aparato productivo y ahora nos quieren cargar con un bono” dijo el titular de la Unión Industrial de Santa Fe

Elogios sindicales y enojo empresarial con el bono que se pagará a fin de año

Acuña, Daer y Quintana en la reunión plenaria de la CGT/télam

Dirigentes sindicales coincidieron en señalar ayer que el bono de fin de año acordado entre la CGT y el Gobierno, significa “una ayuda importante” para paliar las dificultades que viven los trabajadores.

Sin embargo, empresarios de Pymes del interior del país continuaban ayer sus críticas al bono. “Destruyeron el aparato productivo y el mercado interno está muy golpeado. Y ahora nos quiere cargar con un bono que no es que no queramos pagar, no podemos. Si me preguntan a mí, yo quiero pagar más para dinamizar el mercado interno, que si sigue así se va a destruir. Pero la mayoría de las empresas, las industriales por lo menos, estamos con cierres, adelantos de vacaciones y caída de horas. Nos obligan y el Estado ni siquiera le pagan a los empleados públicos”, afirmó, Guillermo Moretti, titular de la Unión Industrial de Santa Fe.

El secretario general de la Asociación Obrera Textil (AOT) y titular de las 62 Organizaciones, Hugo Benítez, dijo que el bono “es un paliativo considerable frente a la crisis que padecen los trabajadores, en especial, en nuestra industria”.

Benítez precisó que “es una ayuda que llega en un momento muy difícil, pero lamentablemente tenemos que ver como harán los empleadores del sector para pagarlo”.

Asimismo, el jefe sindical ponderó el acuerdo con el Gobierno para intentar frenar los despidos, “ya que por lo menos ahora los empresarios deberán informar, y se abre la posibilidad de que podamos discutir en el área de la secretaría de Trabajo”.

Por su parte, el secretario del Interior de la CGT y miembro de la conducción nacional de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Enrique Salinas, dijo que “si bien no es solución para los problemas de los trabajadores, por lo menos es una forma de salir del estancamiento en materia salarial”.

“Esta asignación de 5.000 pesos, pagaderos en dos cuotas, puede convertirse en un instrumento que permita en la discusión de las paritarias mejorar los salarios de los trabajadores”, añadió.

Acerca de si en caso de no haber acordado este bono la CGT iba a convocar a un paro general, Salinas indicó que la central obrera “no había fijado la fecha de un paro, pero eso no significa que si se agudiza la crisis pueda ser tratado en el futuro”.

Más críticas de empresarios

“Respecto del bono, hay que tener en cuenta que en septiembre el Indec mostró una caída de la producción industrial de 11,5%. Es este contexto de falta de crédito, caída de consumo y presión tributaria enorme, seguramente el 80% de la pymes, las que mueven la economía local, no van a poder dar el bono porque están viendo cómo subsistir. Es la realidad”, aseguró José Urtubey, de la UIA Salta y hermano del gobernador peronista.

Martín Rappallini, presidente de la Unión Industrial de Buenos Aires, explicó: “Reconocemos la situación social, pero las empresas también están mal. No podemos perjudicar a nuestros representados. Hay que seguir dialogando porque la mayoría de la pymes está en situación complicada. Es difícil”.

 

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...