Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
INVESTIGADORES DE LA UNIVERSIDAD DE STANFORD

Crean por primera vez embriones humano-oveja para cultivar órganos humanos

Crean por primera vez embriones humano-oveja para cultivar órganos humanos

El embrión conseguido/Juan Carlos Izpisua Belmonte

Lo conseguido supone el primer hipotético paso al cultivo de órganos de transplantes dentro de los animales o de la capacidad de adaptar genéticamente órganos compatibles

Científicos han logrado lo que hasta hace poco parecía una auténtica quimera: el primer híbrido de embriones oveja-humanos. ¿Para qué? Lo conseguido supone el primer e hipotético paso al cultivo de órganos de trasplantes dentro de los animales o de la capacidad de adaptar genéticamente órganos compatibles.

Con ese objetivo final en mente, los investigadores de la Universidad de Stanford crearon el primer híbrido en laboratorio entre especies, introduciendo células madre humanas en embriones de oveja, y obteniendo como resultado una criatura que es más del 99% oveja, pero también una pequeña parte humana.

La porción humana de los embriones creados en el experimento (antes de que fueran destruidos después de 28 días) fue extremadamente pequeña, pero el simple hecho de que exista es lo que genera un debate y controversia en este campo de investigación. Según ha explicado el biólogo de células madre Hiro Nakauchi.

Hasta ahora, la contribución de las células humanas es muy pequeña. No se parece en nada a un cerdo con rostro humano o un cerebro humano, pero es un primer paso.

La investigación se basa en experimentos previos realizados por algunos miembros del mismo equipo de Nakauchi, quienes lograron cultivar células humanas dentro de embriones de cerdo en una etapa temprana en el laboratorio, creando híbridos de cerdo y humanos que los investigadores describieron como quimeras interespecies.

Obviamente, es muy posible que muchos de los que están leyendo la noticia piensen en el típico “científico loco” de la literatura o el cine, pero como explican los investigadores, estos experimentos algún día podrían proporcionar una solución única para las miles de personas en listas de espera de donaciones de órganos que salvan vidas, la mayoría de los cuales mueren antes de obtener órganos compatibles. Según el equipo de investigación: Aunque muy lejana, la idea es que los órganos producidos en estos híbridos podría ser una forma de producir suficiente suministro para satisfacer la demanda, trasplantando, por ejemplo, un páncreas híbrido de un cerdo o una oveja, a un paciente a punto de morir. Para que el trasplante funcione los investigadores piensan que al menos el 1% de las células del embrión necesitaría ser humano, lo que significa que estos primeros pasos demostrados en las ovejas son aún muy preliminares.

Estos experimentos podrían ser a futuro una solución para los que esperan un donante

 

Por supuesto, todo esto lleva a un mismo lugar común en el debate: la ética del trabajo. Aumentar la proporción humana en la mezcla de híbridos también aumenta inevitablemente las dudas éticas sobre el tipo de criatura que se está creando, aparentemente, con el único propósito de cosechar sus órganos esenciales.

¿La respuesta? Los mismos investigadores no se ponen de acuerdo, pero creen que no se debe descartar dado que, sólo en Estados Unidos, cada 10 minutos alguien se agrega a una lista de espera de trasplantes. [National Geographic, The Guardian].

HACE CASI DOS DÉCADAS

En una gran hazaña, un equipo de científicos chinos ha clonado monos usando la misma técnica que nos dio ala oveja Dolly hace casi dos décadas.

Dos macacos de cola larga idénticos (y bastante adorables), llamados Zhong Zhong y Hua Hua, nacieron hace 8 y 6 semanas, respectivamente. Son los primeros primates clonados a partir de una célula no embrionaria.

Muchos mamíferos, incluyendo a los perros, caballos y conejos, han sido clonados desde que nació Dolly en el año 1996, pero el nuevo estudio de investigación publicado el miércoles, en la revista científica Cell, es muy importante porque en el pasado los monos han demostrado ser resistentes a esta técnica de clonación.

Los animales genéticamente idénticos son útiles en la investigación porque los factores que dificultan la identificación de uno u el otro, ocasionados por la variabilidad genética en los animales, pueden complicar los experimentos. Estos animales pueden ser usados para probar nuevos medicamentos para una gran variedad de enfermedades antes de su uso clínico. Los animales clonados también podrían ayudar a los científicos a buscar mejor los vínculos genéticos de las enfermedades.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...