Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
CUIDADOS COMPARTIDOS

Regalarle una mascota a un nene implica responsabilidades

Regalarle una mascota a un nene implica responsabilidades

No siempre la mascota es el regalo ideal para un niño / Shutterstock

Las mascotas son seres vivos, por lo que no se trata de objetos que van a decorar nuestra casa. Es por eso que la decisión de adoptar un perro o un gato no puede ser tomada sin tener en cuenta distintos puntos por parte de los adultos. Principalmente si su intención es hacerle un regalo a un niño que será él quien deba encargarse de los cuidados necesarios.

Lo más seguro es que maltraten a la mascota sin darse cuenta, de manera inconsciente

 

Los expertos en la materia explican que más allá de la edad, lo que se debe tener en cuenta es la madurez del pequeño para cumplir este tipo de responsabilidades, que son muy diferentes a tener un juguete. Es que el perro o el gato necesitan de cuidados como la alimentación, la salud y la limpieza, sin contar la atención y el cariño que se le debe dar.

No sólo el pequeño será el responsable de la mascota, también los adultos, ya que son quienes solventarán los gastos que se necesiten para su crianza, además de encargarse de enseñar e instruir al nene sobre los cuidados del nuevo integrante de la familia. Por así debe tomarse una mascota, como uno más de los que viven en la casa familiar.

Los veterinarios sostienen que los más pequeñitos, es decir los chicos de 2, 3 o 4 años, no pueden tener una mascota. Y no se lo atribuyen a que no son capaces de brindarles la atención y los cuidados que requieren. Se debe más que nada a la propia integridad del animalito.

Es que lo más seguro es que lo maltraten sin darse cuenta, de manera inconsciente. Los más chiquitos pueden causarles malestares e incluso lastimarlos si le tiran de la cola y las orejas, o en el peor de los casos que los patee, sólo por el hecho de que crean que es un juego.

Frente a estas situaciones indeseadas, que pueden pasar desapercibidas por los mayores, lo cierto es que cuando el animal crezca es altamente probable que responda agresivamente. De esta forma la integridad del niño será la que esté en riesgo.

También es de suma importancia educar al niño para que entienda que no debe maltratar a la mascota. Tampoco manosearla demasiado si ésta es muy pequeña. Y lo mismo hay que enseñarle al animal desde pequeño, sólo así se logrará que tanto el perro o el gato como el nene sean respetuosos uno con el otro. Eso debe inculcarse desde chico.

Según expertos, al principio el animal hará sus necesidades dentro de la casa, hasta que se lo eduque. Mientras tanto, se debe explicar al niño cómo hacerse cargo del aseo, y lo mismo con las demás atenciones y responsabilidades.

En definitiva, todo va a depender de la formación que los padres le hayan dado a su hijo. Si forjaron bien su carácter y personalidad podrá cuidar mejor de la mascota y no tratarla como lo hace con cualquier juguete. Principalmente porque es un ser vivo con sentimientos.

Es importante educar al niño para que entienda que no debe maltratar a la mascota

 

Asimismo, es importante remarcar que los niños son el reflejo de los padres, es decir, las actitudes y tratos que los mayores tengan con los animales serán replicados por los menores.

Antes de tomar la decisión de tener una mascota se deben analizar todos estos factores, por el bienestar del animal y también el de la familia.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...