Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

El futuro ya llegó: el primer "robot-insecto" empezó a volar

Lo denominaron "RoboFly" y funciona sin baterías gracias a una célula fotoeléctrica y un láser

Ingenieros de la Universidad de Washington han creado RoboFly, el primer insecto robótico volador inalámbrico. RoboFly es un poco más pesado que un mondadientes y funciona con un rayo láser.

Lo cierto es que con un peso de apenas un gramo, este diminuto insecto robótico que quiere volar se enfrenta hasta ahora a una barrera insalvable: el peso de la batería sería el que le impediría levantar el vuelo. En las pruebas anteriores, este tipo de robots siempre han usado cables para su alimentación. Pero el nuevo "RoboFly" está listo para ser el primero de un ejército de insectos robots capaz de hacerlo sin batería alguna en su cuerpo.

El truco, como cuentan en la Universidad de Washington (responsables del proyecto), está en proporcionarle de forma indirecta la energía necesaria para mover sus alas. El sistema que han presentado consiste en una pequeña célula fotovoltaica a modo de antena y que recibe un haz dirigido de "luz láser", el cual es transformado en electricidad. Posteriormente los 7 voltios obtenidos de la pequeña célula son transformados a 240 V con los que generar el movimiento de las alas mediante diferentes impulsos.

Por ahora el láser no tiene un sistema de seguimiento del insecto, así que tras batir sus pequeñas alas y elevarse, deja de recibir energía y aterriza de nuevo. ¿Cuá sería la solución? Un sistema que pudiera mantener el láser apuntando en todo momento a la célula fotovoltaica del insecto en tiempo real, y está en desarrollo. Según uno de los ingenieros responsables del proyecto, Shyam Gollakota, este sistema actualmente es la manera más eficiente de obtener suficiente energía en el robot sin que haya que añadir un peso extra que haría imposible que volara. Para el futuro, además de baterías evolucionadas y de poco peso, se estudia usar señales de radio para esa alimentación durante el vuelo. Las instrucciones para el vuelo son transmitidas a las alas por un microprocesador, el cual los ingenieros han integrado en el mismo circuito conversor y transformador de energía. En definitiva, se trata de un inventa que hasta ahora sólo habíamos visto en las películas y series futuristas pero que hoy está entre nosotros.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...