Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
La historia del gran León que impactó a propios y extraños
La historia del gran León que impactó a propios y extraños
Nicolás Lamberti

Por: Nicolás Lamberti
nlamberti@eldia.com

15 de Noviembre de 2019 | 12:06

 

La impactante figura del León de fuego que sorprendió a propios extraños en las inauguraciones del estadio de UNO llevó cuatro meses de proyecciones y trabajo para lograr un producto final que terminó siendo replicado en varias partes del mundo.

Sergio Neuspiller, encargado de la empresa Full Dimensional, mantuvo un diálogo con este medio y contó los pormenores de la negociación y los tecnicismos para lograr el impacto que terminó siendo mucho más grande de lo requerido y esperado por el propio Club.

"Me vino a ver Juan Ripari, quien trabajó conmigo este año para hacer un holograma de Gardel en Francia. A él lo contrataron para ser productor artístico para el show de la inauguración y le habían pedido algo tecnológico.Tenían algunas referencias de un dragón volando en Corea aunque no sabían bien de qué se trataba la cuestión de realidad aumentada", comentó.

Más adelante, contó cuánto hace que se comenzó a trabajar en la idea: "Me vinieron a ver hace cuatro meses. Empezamos a evaluar alternativas, presupuestos, formas de realización y se sorprendían de que eso que habían visto en un dragón se podía hacer acá. Que se podía hacer lo que ellos soñaban. Les habían pasado presupuestos muy altos con empresas del exterior".

Finalmente, el Pincha pudo cumplir con el deseo, depositando toda la confianza en una empresa que aún no tenía experiencia en algo semejante. Sobre esto, Sergio admitió: "Hubo un voto de confianza grande de Estudiantes. Nosotros no teníamos antecedente de haber realizado algo en esa escala. Y tampoco en un estadio de fútbol y a este tamaño. Por lo cual hubo un voto de confianza del Club de arriesgarse a ir por algo innovador y con una empresa argentina".

La demanda de trabajo motivó a que Sergio deba apelar a más cantidad de personal a medida que la idea iba a tomando forma: "Trabamos 8 personas, arrancamos apenas dos, y se fue sumando más gente. Fueron dos meses de trabajo intensivo y dos meses de pre-producción y presupuesto".

"NO SE LO HABÍA PODIDO VENDER A NADIE"

Lo que llama la atención de la situación fue que el modelo fue ofrecido a muchos clientes para diferentes eventos, aunque no había tenido éxito de venta: "Lo ofrecimos en cantidad de eventos, a todo el mundo. Nosotros vivimos de visualización alternativa, hologramas, realidad virtual, etc. Y venía proponiendo esto hacer rato y cuando lo explicás la gente no se imagina lo que es", señaló y admitió que "no se lo pude vender a nadie. No me compraron la idea".

Sin embargo y más allá de que la promoción de la oferta de la empresa no había tenido la demanda necesaria, Sergio siempre supo que en algún momento iba a picar y tendría repercusión. Aunque no tanta como tuvo con el León: "Siempre imaginé que siendo innovador iba a trascender los límites del estadio pero honestamente fue mucho mas grande de lo que imagnaba. Y creo que más grande de lo que la agencia que nos contrató y el club mismo esperaba".

A la hora de puntualizar en lo trabajado para el Pincha, comentó que "vendimos la idea y la sustentamos con ejemplos. Juan tenía la confianza de la gente que lo contactó (contratada por Estudiantes), a  Estudiantes le gustó y fue un placer trabajar con ellos. Es raro que un cliente te deje trabajar muy tranquilo y libre e incluso la cuestión de mantenerlo en secreto. Fue un placer enorme". Además, en este caso, confió que si bien hubo negociaciones "hay trabajos en los cuales no importan los costos".

LOS TECNICISMOS 

Pero ¿cómo se llegó a la figura de un león que tenga movimientos tan reales y cargado de detalles?: "Teniamos una referencia del León que suele usar Estudiantes y en cartel teníamos al rey León de Disney. Necesitábamos un modelo que se moviera en tiempo real y de lo que puede mostrar una placa de video. Entonces el movimiento del León tenía que ser de estilo videogame y lo que hicimos fue llevar al mango la capacidad de lo que puede dar hoy un video juego", explicó.

Y agregó que "tratamos de sacarle el máximo juego al gpu rendering, que es el render de la plaqueta de gráficos y lo llevamos a la máxima expresión. El León tenía transparencias, largaba chispas, humo, distorcionaba la imagen de atrás con el calor que tiraba... Le pusimos todo lo que pudimos poner para un render en tiempo real".

Por último explicó que se utilizaron recursos para que todo sea lo más real posible y justamente el fuego fue algo de eso: "Para lograr lo que se vio, hay un procesamiento de 24 cuadros por segundo y cada cuadro tarda horas y horas en hacerse porque se calcula cada detalle.  Por ejemplo en la película de el León de Disney cada pelo tiene su movimiento, es mucho detalle que no se puede procesar en tiempo real. En ese caso es un cuadro cada X cantidad de horas. Entonces vas descartando detalles para que la máquina no explote. Buscamos un nivel de calidad de León junto a Estudiantes, como el León de videojuegos, y empezamos a agregar más capas de detalles hasta lograr el León que superó ampliamente lo prometido", cerró.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla