Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Crean mapas para redescubrir los tesoros de cada barrio

A partir de un proyecto municipal, alumnos de escuelas primarias crearon planos en los que identificaron el patrimonio de dos zonas históricas de la Ciudad. Harán otros 28

Crean mapas para redescubrir los tesoros de cada barrio

Por: MARISOL AMBROSETTI
vivirbien@eldia.com

1 de Diciembre de 2019 | 07:07
Edición impresa

Dicen que nadie valora ni cuida lo que no conoce. Por eso, la municipalidad de La Plata inició un proyecto para crear junto con alumnos de escuelas primarias, mapas patrimoniales de los barrios. En ellos se identifican lugares, personajes e historias que suman valor a la Ciudad, más allá de los íconos platenses más famosos como la Catedral, el palacio municipal, la Casa Curutchet o la Legislatura.

La idea consiste en plasmar gráficamente todo aquello que le da identidad a cada barrio: edificios, plazas, clubes, pero también vecinos destacados o hechos históricos, esa herencia que conforma el “patrimonio intangible”.

La iniciativa comenzó en mayo y, hace unos días, mostró sus primeros resultados con la presentación de los mapas de dos barrios emblemáticos del casco platense: El Mondongo, signado por los trabajadores de la carne, el Club Gimnasia y Esgrima La Plata y la figura de René Favaloro; y Meridiano V, atravesado por la historia de la vieja Estación Provincial y la actual movida cultural y gastronómica, que abre las puertas de bares, viviendas y espacios de arte, y que mantiene encendida la relación de los vecinos con el espacio públicos y los muchos visitantes que recorren sus calles.

“Si bien todos sabemos que los palacios y grandes edificios, como la municipalidad o la Gobernación, son Patrimonio de la Ciudad, queremos poner en evidencia que también hay valores patrimoniales en los barrio, edificios que tal vez no se destacan por una gran arquitectura pero sí por su valor histórico o cultural, actividades y personajes que son herencias culturales y están presentes en la memoria de muchos vecinos”, sintetiza Roberto Ciafardo, director general de Preservación del Patrimonio del municipio.

“El programa busca generar vínculos en la memoria de las nuevas generaciones”

 

La arquitecta Cecilia Gamondi fue la promotora del proyecto sobre la base de una experiencia similar que se hizo en la Ciudad de Buenos Aires. Para concretarlo, recibió el apoyo del concejal Javier Mor Roig, presidente de la Comisión de Planeamiento del Concejo Deliberante y de las direcciones General de Preservación del Patrimonio y de Sistematización del Patrimonio, ambas dependientes del municipio. Además, sumaron su aporte profesionales de arquitectura de la Universidad Nacional de La Plata y de la Universidad Católica de La Plata.

La arquitecta trabajó codo a codo con los docentes de dos escuelas y, en especial, con alumnos y padres, para crear los primeros dos mapas patrimoniales, que se presentaron el 14 de noviembre en el Centro Cultural Islas Malvinas.

“Comenzamos con Meridiano V y El Mondongo pero la idea es replicar esta experiencia en 30 barrios platenses con una doble finalidad: por un lado, generar una creación participativa y pedagógica para los propios vecinos y, por otro, fomentar la utilización de los mapas como piezas de consulta para fines turísticos”, agrega Mor Roig.

BARRIO “TRIPERO”

Para diseñar el mapa patrimonial de El Mondongo los protagonistas fueron “los pibes”: alumnos de quinto y sexto grado de la emblemática Escuela N° 45 se pusieron a pensar en los “tesoros” del barrio en diálogo con maestros, directivos y el equipo de la municipalidad que llevó la propuesta.

Ubicada sobre calle 68 entre 115 y 116, esta escuela pública provincial lleva el nombre de Manuel Rocha, pero en su fachada un mural muestra el retrato de su alumno más célebre: el médico cardiocirujano e inventor del by pass, René Favaloro, que no sólo fue vecino del barrio, sino también hincha del Lobo y hasta se habría enamorado en las calles mondongueras: “Según su propio relato, fue en los antiguos carnavales de diagonal 79 donde conoció a su esposa”, cuenta Gamondi.

En cada mapa se identifican y enumeran las referencias de valor patrimonial, entre ellas, el Estadio de Gimnasia, Juan Carmelo Zerillo, de 60 y 118. El director de Preservación del Patrimonio, Roberto Ciafardo, recomienda observar la platea techada, las pérgolas y la edificación que está al lado de la pileta, de estilo Art Decó, declarado Patrimonio Arquitectónico de la ciudad.

“El barrio El Mondongo, se sabe, debe su nombre a que buena parte de los vecinos eran trabajadores de los frigoríficos de Berisso y Ensenada”, recuerda Mor Roig y señala que “en 1924 la cancha de Gimnasia, que antes estaba en Meridiano V, se muda al bosque, entonces, muchos de los vecinos se hacen hinchas del Lobo”, es así que el club y los obreros de la carne quedan íntimamente ligados entre sí y construyen parte esencial de la identidad barrial.

Lo que se producía en los frigoríficos se exportaba y quedaban las achuras que se regalaban a los trabajadores. Muchos las vendían en puestos informales que montaban en las calles, de ahí el nombre del barrio y la denominación ‘tripero’ para los hinchas de Gimnasia.

Los mapas barriales invitan a bajar un cambio para volver a redescubrir nuestra ciudad

 

Si bien el más famoso fue Favaloro, hay que decir que no fue el único médico que dejó su impronta en El Mondongo. También nació, vivió y murió en ese barrio un pionero de la ecología, el doctor Nicodemo Scenna, que luchó como pocos por la preservación del bosque y llegó a ciudadano ilustre. Comprometido con la barriada que lo vio crecer, con solo 17 años fundó, en 1927, una institución emblema del barrio: la Biblioteca popular y pública Euforión, que tiene un lugar especial en el mapa patrimonial.

En las cuadras de El Mondongo hay, también, edificios de la época fundacional, como el Pabellón Rossi de 1 y 69, construido en 1885. Este elegante edificio fue el primero del hospital Policlínico General San Martín. Poco después, en 1902, se fundó el pabellón de la Maternidad que todavía funciona: “En esa época la construcción hospitalaria era completamente diferente, se creaban pabellones independientes en un mismo predio”, aporta Ciafardo. Esa arquitectura hospitalaria cambió rotundamente y hoy se construyen edificios integrados que resultan más funcionales, “es por eso que hoy el San Martín se encuentra, en gran parte, comunicado por túneles subterráneos”.

También nació en El Mondongo un pionero de la ecología, el doctor Nicodemo Scenna

 

Desde el municipio consideran que, durante las últimas décadas, se dio una nueva mutación en la identidad de El Mondongo: es que la expansión de la UNLP, que sumó a esa barriada nuevas facultades como las de Ciencias Naturales y Periodismo detrás de las de Medicina y Veterinaria, incrementó aún más el perfil universitario de la zona.

LA VIEJA ESTACIÓN

Si hay un barrio platense recuperado del abandono y revitalizado por la garra de sus vecinos, ése es Meridiano V, donde hoy conviven decenas de actividades culturales, gastronómicas y ferias.

Allí, la comuna sumó como co-creadores del mapa patrimonial a los alumnos, padres y docentes de segundo a sexto grado de la Escuela N° 58 Vice-almirante Vicente Estanislao Mon, cuyo edificio, una construcción racionalista con grandes ventanas y techo curvo de tejas anaranjadas, ocupa la esquina de 18 y 71.

Si hay un barrio recuperado y revitalizado por sus vecinos, ése es Meridiano V

 

Desde el municipio reconocen que, un poco “caprichosamente”, sumaron al mapa de Meridiano V parte del barrio Parque Saavedra, por su continuidad geográfica pero, sobre todo, por su gran riqueza patrimonial. Es que allí están, por ejemplo, el hospital de Niños Sor María Ludovica, que es el más importante de los hospitales pediátricos bonaerenses y la Iglesia San Francisco de Asís, de calle 12 entre 68 y 69, en la que se casaron casi en secreto, el 10 de diciembre de 1945, el tres veces presidente Juan Domingo Perón y Eva Duarte.

En la Escuela N° 58, el equipo del municipio propuso a los alumnos que mencionen los lugares y elementos del barrio con los que se identifican: “Es típico que los chicos hayan escuchado que su abuelo trabajó en el ferrocarril pero, a lo mejor, no logran enganchar esa historia con la estación en sí, y éste programa también busca generar esos vínculos en la memoria de las nuevas generaciones”, comenta Ciafardo.

En definitiva, la actividad ferroviaria es hoy parte del patrimonio intangible de Meridiano V. Ciafardo cuenta que la grilla de ferrocarriles se organizaba de tal modo que “desde el interior del país se llegaba a Capital Federal y si querías venir a La Plata tomabas el tren en Constitución para llegar a la estación de 1 y 44. Una vez en la capital bonaerense, quien iba hacia el interior de la Provincia salía, justamente, desde la Estación La Plata al Meridiano V que, en realidad, es la línea imaginaria que oficia de límite oeste entre las provincias de Buenos Aires y La Pampa”. Es decir que el nombre del barrio se debe a que hasta allí llegaba el tren.

El ramal comenzó a morir en los ‘60 y dejó de funcionar por completo en 1977, lo que apagó por años la actividad barrial. Sin embargo, a partir de la década de 1980, los vecinos comenzaron un trabajo persistente para volverla a encender. Hoy, el edificio afrancesado de la vieja estación en un centro cultural municipal con decenas de cursos, espacios para recitales y espectáculos que dan vida al viejo empedrado. A las propuestas gastronómicas de la zona, se suma la actividad de instituciones históricas, como el “Club y Restaurante Meridiano Vº y la Biblioteca Pública y Popular Enrique Gonino”, nombre elegido en homenaje a un vecino célebre, deportista, artista y autodidacta, que perteneció al club y le donó sus libros.

En el nuevo mapa patrimonial, que suma fotos de varios lugares emblemáticos, también se localizan los edificios del Rotary Club, de la antigua Panadería La Sonámbula, del Salón de la Unión Ferroviaria, del exrestaurante Edgardo, del viejo Almacén El Obrero, además de escuelas, parques, monumentos y hasta viviendas familiares, que muestran la variedad de estilos que componen las pintorescas cuadras que rodean la estación.

Para quienes recorremos sus calles todos los días apurados, con la mirada en la pantalla del teléfono, los mapas barriales constituyen una invitación a bajar un cambio para volver a pasear y redescubrir bellezas arquitectónicas, espacios con Historia y personajes que dejaron huellas imborrables en la ciudad.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia

La arquitecta Cecilia Gamondi, Roberto Ciafardo, director general de Preservación del Patrimonio del municipio y el concejal Javier Mor Roig

La entrada histórica del estadio de Gimnasia y Esgrima La Plata / Sebastián casali

La biblioteca Euforión de diagonal 73 entre 62 y 117 / Sebastián Casali

La escuela nº45, con el mural de René Favaloro / Sebastián Casali

La estación de tren de Meridiano V donde ahora funciona un centro cultural / Roberto Acosta

La zona de 17 y 71 tiene una amplia oferta gastronómica / Roberto Acosta

Alumnos de la escuela nº58 hicieron el mapa del barrio / Roberto Acosta

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla