Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Volvé a emocionarte: reviví los goles a 10 años de la hazaña de Gimnasia ante Rafaela

No existen palabras para explicar lo que pasó aquella tarde en el Bosque en el partido revancha de la Promoción entre Gimnasia y Atlético de Rafaela. El Lobo, con nueve hombres y cuando todo parecía perdido, alcanzó los tres goles que necesitaba para mantener la categoría. Heroico. A los 27 del complemento, Alonso abrió el marcador, después ingresó Franco Niell y, de cabeza, anotó los dos tantos salvadores a los 43 y 46 minutos.

Aquel 12 de julio de 2009, en electrizantes últimos quince minutos, con la adrenalina a flor de piel en todos (jugadores, cuerpo técnico hinchas, dirigentes e hinchas), el equipo mens sana le devolvió "gentilezas" a Atlético Rafaela, y construyó casi de la nada un 3-0 increíble que le sirvieron para revalidar su condición de equipo de primera división. Diego Alonso, con un puntazo, y Franco Niell, que llegó desde el banco, con dos cabezazos cruzados, sellaron esta historia que, en un momento, pareció que se transformaba en una pesadilla, pero le dieron el mejor final a un proceso largo y tensionante en donde Gimnasia siempre estuvo peleando entre el descenso directo y la promoción.

No le resultó sencillo ni mucho menos al equipo de Leonardo Madelón poder torcer este mano a mano ante los santafesinos. Debió pelear contra la dureza de un equipo que no le hizo las cosas sencillas porque peleó muy bien en el medio y atrás, de arriba, respondió bien hasta ese final, en donde ya no pudo más.

Gimnasia, que logró torcer su suerte cuando se había quedado con dos jugadores menos (primero se fue Esteban González, tras cruzarse con Esteban Gil, que también se fue, y en el cierre siguió el mismo camino el Pampa Sosa, por un codazo a Menghi), en la agónica sacó de adentro toda su rebeldía, todo el amor propio y ese coraje increíble para marcar esos tres goles que, en un momento, parecía una misión imposible.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla