Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
“Estoy más maduro como jugador y como persona”

Por: Rodrigo Chagaray

20 de Septiembre de 2019 | 02:48
Edición impresa

Japón, env. especial

rchagaray@eldia.com

En una charla que se dio en los jardines del lujosísimo Righa Hotel de la ciudad de Tokyo, el jugador surgido del rugby de nuestra ciudad en el club San Luis se mostró en todo momento feliz, con ganas de contar cosas y obviamente con un vaso comunicante que estuvo presente en toda la charla: la madurez. La deportiva por ejemplo, obtenida en 15 años vistiendo la celeste y blanca de Los Pumas. Pero ya con 34 años, el ex capitán del seleccionado nacional está a punto de convertirse en el jugador argentino que más veces vistió la camiseta albiceleste en la historia, pero eso, a Creevy no lo mueve un centímetro de su eje: “Son solo números”, porque sin más, además dijo: “Parece mentira que ese objetivo que siempre fue el Mundial de Japón, esté tan pero tan cerca. Daniel (por Hourcade-el ex Head Coach de la selección) siempre lo decía y ahora Mario (por Ledesma, el actual DT) lo sigue sosteniendo; nosotros nos venimos preparando desde hace mucho para este torneo y estamos más que bien. Es y siempre fue nuestro gran objetivo”.

Se lo nota más tranquilo a Creevy; que siempre hizo de su figura pública un personaje y un paraguas protector en los cuales todos sus compañeros se cobijaban: “Estoy realmente feliz, acompañando a Pablo (por Matera, el capitán puma que lo sucedió) y esperando que nos vaya muy bien”. A lo que agregó: “El gran acierto del rugby argentino fue enseñar destrezas individuales desde que los jugadores son chicos y hoy por hoy podemos hablar de que el proceso fue exitoso. Eso me hace feliz, porque uno en su momento apostó por esto y por suerte los resultados llegaron”.

EL CRECIMIENTO DE nuestro RUGBY

“El rugby argentino creció y no hay que asustarse de eso. Y pasó de todo en el medio, es la vida misma. Cuando uno está jugando pasa de todo; de las cosas malas se aprende mucho más de las buenas, obvio que uno está contento cuando las cosas funcionan, pero cuando te caes y después te levantás, todo toma otra dimensión. Me siento maduro, hoy ya soy papá (de Helena que tiene un año y meses) y fijate que cuando arranqué con esto hasta vos (por este cronista), eras otro tipo de persona y profesional. Uno crece y madura y me siento realmente de esa forma”, aseguró Agustín Creevy.

“Uno se educa en todos lados, dentro de una cancha o en lo personal. Obviamente me divierto y acompaño a los chicos de 20 años que están en Los Pumas para poder trasladarles lo que viví en todo este tiempo; el día que no lo sienta así., solito me habré dado cuenta que llegó el momento de dar un paso al costado y no tengas dudas que lo haré”. A lo que el jugador formado en nuestra ciudad agregó: “Lo importante es mantener la chispa y estar siempre disponible para poder dar una mano desde donde se me necesite. Y no lo digo como un cliché o una frase armada: en serio estoy viviendo esto como un gran premio, es mi tercer Mundial, ojalá pueda seguir vistiendo esta camiseta porque me hace muy bien”, se sinceró el hooker de la Selección nacional de rugby.

“Les Blues” es el primer obstáculo argentino en tierra nipona y Creevy dijo al respecto: “Nos conocemos muy bien, solamente se les gana con inteligencia, con actitud; estando muy fino en los detalles, si podemos cuidar eso, nuestras chances son ciertas. Se les gana con mucha actitud, con un pack de forwards que tiene que tener la pelota, tener formaciones fijas y móviles impecables y siendo muy consciente, que esto es un Mundial. Hay que estar prendido fuego, sacarles todas las pelotas, con una defensa asfixiante en todo momento; ganando la batalla en el breakdown, siendo muy sólidos y el partido de seguro pasará por ahí, por eso te reafirmo que si los forwards nuestros están enchufados, lo vamos a ganar, sino se complicará”.

Justamente un título usado por este cronista en una nota sirvió como disparador de la siguiente pregunta a lo que Creevy acotó: “Es verdad. El “Yo me quedo” fue una sorpresa para todo mi círculo íntimo; hasta mi mujer se sorprendió con la decisión. Siempre la idea fue jugar todo lo posible acá y después volver a Europa, pero un día me levanté, me miré al espejo y sabía que tenía que hacer y lo hice. Firmé para seguir ligado a la UAR, mi corazón me lo dijo, porque creo plenamente en la apuesta que hice en su momento y hoy te puedo decir que voy por más”.

MENSAJE PARA EL RUGBY PLATENSE

Por último, Creevy no se olvidó de la actualidad de la ovalada platense: “Es un alegrón el ascenso de Los Tilos, obviamente porque mi amigo Joaquín Tuculet está muy metido en lo que pasa en su club y claramente el descenso de La Plata es una mala noticia, pero los Canarios tienen un gran club y mucha gente para poder revertir esto rapidisímo, ellos lo saben hacer”.

Y ante la presencia en el 2020 del clásico entre maristas y tilenses, la charla tomó ribetes divertidos que claramente marcó el final de la misma. Creevy es parte del pasado, el presente y el futuro cercano de Los Pumas; sigue siendo uno de los grandes emblemas del equipo y eso, al equipo nacional, le hace bien. Muy bien.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla