Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
De la sororidad a la grieta: ahora, el feminismo divide a las famosas

El escándalo por la campaña publicitaria de Jimena Barón desató una furiosa interna en el movimiento dentro de la farándula, con declaraciones cruzadas, agresiones, abandonos y pedidos de cordura

De la sororidad a la grieta: ahora, el feminismo divide a las famosas
18 de Febrero de 2020 | 03:54
Edición impresa

“Yo soy feminista, pero…”: la frase se escucha cada vez más en boca de las mujeres de la farándula, que tras dos semanas de polémicas en torno al feminismo, a causa de la polémica promoción que realizó Jimena Barón de su tema “Puta”.

Algunas buscan poner matices, paños fríos al momento de histeria interna; otras, distanciarse de algunas formas del feminismo que consideran “pour la galerie”, para las cámaras, un “acting” para sacar provecho; desde ya, además, es verano, temporada algo siestera en cuanto a escándalos, y hay que llenar horas y horas de debate en las tardes de la tele.

Además, discutir y dividir, claro, es una pasión argentina desde los días de unitarios y federales, exacerbada en estos tiempos de redes sociales, que han generado un ecosistema de opiniones picantes para llamar la atención y de burbujas del pensamiento, donde todo el mundo quiere leer lo que ya piensa, que ha hecho florecer la grieta feminista.

Algunas ponen paños fríos, otras se distancian de un feminismo para las cámaras

 

Así, por un lado las que siempre se mostraron sospechosas vuelven a lanzar, envalentonadas, sus dardos venenosos contra el movimiento. Personajes como Lourdes Sánchez o Alejandra Maglietti aprovecharon el escándalo para dejar sus polémicas opiniones y levantando a la platea tuitera antifeminista de sus asientos 2.0.

“Hay algunas feministas que han lanzado libros para colorear (en alusión a un libro de Carolina Aguirre). Me parece mucho. ¿Es una causa noble o es un negocio?”, lanzó, por ejemplo, Maglietti, en línea con lo que había tirado hace algunos días Sol Pérez: “Muchas mujeres utilizan el feminismo para comercializar, para ganar plata y me parece que el feminismo va mucho más allá de eso. Me parece que de verdad hay chicas que lo necesitan. Hay una lucha real de minas que la están pasando mal de verdad”.

FEMINISTAS CANSADAS

Lo curioso de esta grieta es que, hartas de la mediatización y banalización de las luchas, algunas feministas históricas terminaron alineándose con esta postura planteada por Sol y Maglietti: Carolina Aguirre, autora de “ATAV” y “Guapas”, se retiró del feminismo la semana pasada luego de ser criticada en las redes por sus mensajes contra Barón y a favor del abolicionismo de la prostitución, escribiendo en sus redes que “estoy podrida del feminismo y no pienso hacer nada más. Desde el feminismo solo me agreden, me amenazan, me insultan, me exigen, me increpan, me observan. Está lleno de víboras, de veletas y de panqueques que dicen una cosa y luego otra y que quieren ver qué tajada del feminismo sacan para ellas”.

La misma postura, aunque con algo de ironía, tomó, sorpresivamente, Malena Pichot, luego de reírse de un grupo de chicas acampando para un recital de Louis Tomlinson y filmarlas. “Me están acusando de ser no ser feminista por reírme de unas groupies que están acampando en el Movistar Arena. Prefiero dejar el feminismo a dejar de hacer chistes con eso. No soy más feminista”, lanzó burlona.

Es que el escarnio es un problema grave en todos los ámbitos, no solo en el feminismo, en la era 2.0: a pesar de la conciencia que hay hoy del bullying, el bullying virtual es una actividad cotidiana para muchos, una cuestión humorística. Incluso, Pichot y Aguirre, hoy del otro lado del mostrador, han incurrido en algunos excesos verbales en las redes: Aguirre llegó a decirle a Barón, por su postura anti-abolicionista, que militaba un feminismo “de nena de 16 años”. “Yo escribía sobre abolicionismo y prostitución mientras vos salías con un proxeneta”, le lanzó también.

“No tengo una posición clara en el debate sobre trabajo sexual. Tengo mucho que aprender, leer y escuchar todavía. Sí tengo una posición tomada sobre la cobardía y el goce de pegarle con odio a una colega que está en el suelo más allá de si se equivocó o no: eso es soretismo”, disparó en medio del lío Miss Bolivia, en apoyo a Barón.

“Tengo más ganas de estar con las feministas de antes que con las de ahora, que lucran con el feminismo”, opinó al respecto, en medio de todo este revuelo, Elizabeth Vernaci. “Esto se nos han ido de las manos hace rato. Han sido vapuleadas dos mujeres: Jimena y la que estaba en contra de Jimena, Carolina Aguirre, que se bajó del feminismo, que también fue raro. Cada una hace lo que puede. Eso de decir cuál es el feminismo correcto… ¿Yo qué sé cuál es el correcto?”, dijo “La Negra”, que luego de escuchar el pedido de disculpas de Barón analizó que “está como cagada a trompadas, se la escucha como alguien que está contra las cuerdas. Está cagada a palos. Cuando justamente hablamos de ‘no nos maten, no nos peguen’ y esto fue cagarla a trompadas entre todos. ¿El ‘Ni una menos’ de dónde sale? Del ‘No nos maten más’. La sociedad entera la puso ahí y la lapidó. Entonces, ¿cómo es? ¿No querías que no nos maten más y la estamos matando públicamente?”.

¿GANÓ EL MACHISMO?

“No es sólo el macho golpeador el que te mata, es la sociedad. En esta batalla, volvió a ganar el machismo. ¿Volvimos cuántos casilleros atrás? ¿Quién empezó esto? Se equivocó Jimena Barón. Bueno se equivocó, ¿nunca se equivocaron? ¿Es tan tremendo equivocarse?”, cerró Vernaci en su programa radial, pidiendo sororidad a las sororas, en línea con lo que Mercedes Morán le dijo a EL DIA el domingo: “No tenemos que entrar en esa polémica: en el feminismo hay distintas corrientes, pero estamos todas unidas en la búsqueda de derechos que nos fueron quitados o que nunca nos fueron dados”.

Y es justamente la falta de sororidad, el modo en que algunas mujeres privilegiaron salir en cámara brindando opiniones picantes a analizar la situación y evitar el escarnio a Barón, lo que rompió el corazón de algunas militantes, desde Aguirre, con su abandono, a Leticia Brédice, que lloró frente a la cámara.

“A mi me parte el alma el tema. Me da ganas de llorar que entre nosotras luchemos de esta manera. Nosotras somos fomentadoras de confianza en nenas, en chiquitas que están mirando la tele y que pase esto es una falta de respeto hacia nosotras mismas”, dijo la blonda actriz, emocionada. “Nadie se escucha. El dolor del otro tiene que ser pasajero. El pensamiento y la acción tienen que ver con la creación, con la vida, con la cosa buena, vida. Hay que ponerse del lado del bien, todas del lado del bien y no del mal. Me da una pena tan grande que nosotras que logramos este movimiento en este momento de la era tan terrible, sigamos peleando entre nosotras”.

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Sol Pérez (Conductora).- “​​​​​​​Muchas mujeres utilizan el feminismo para comercializar, para ganar plata y me parece que el feminismo va mucho más allá de eso. Me parece que de verdad hay chicas que lo necesitan. Hay una lucha real de minas que la están pasando mal de verdad”

Carolina Aguirre (Autora de “ATAV” y “Guapas”).- “​​​​​​​Estoy podrida del feminismo y no pienso hacer nada más. Desde el feminismo solo me agreden, me amenazan, me insultan, me exigen, me increpan, me observan. Está lleno de víboras, de veletas y de panqueques que dicen una cosa y luego otra y que quieren ver qué tajada del feminismo sacan para ellas”

Miss Bolivia (Música).- “​​​​​​​No tengo una posición clara en el debate sobre trabajo sexual. Tengo mucho que aprender, leer y escuchar todavía. Sí tengo una posición tomada sobre la cobardía y el goce de pegarle con odio a una colega que está en el suelo más allá de si se equivocó o no: eso es soretismo”

Elizabeth Vernaci (Locutora).- “​​​​​​​Esto se nos han ido de las manos hace rato. Han sido vapuleadas dos mujeres: Jimena y la que estaba en contra de Jimena, Carolina Aguirre, que se bajó del feminismo, que también fue raro. Cada una hace lo que puede. Eso de decir cuál es el feminismo correcto… ¿Yo qué sé cuál es el correcto?”

Mercedes Morán (Actriz).- “​​​​​​​No tenemos que entrar en esa polémica: en el feminismo hay distintas corrientes, pero estamos todas unidas en la búsqueda de derechos que nos fueron quitados o que nunca nos fueron dados”

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla