Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El futuro llegó: y es feminista

Grupos de mujeres y de las disidencias sexuales de toda la Región fijan la agenda de demandas del feminismo 2020

El futuro llegó: y es feminista

Por: YAEL LETOILE
vivirbien@eldia.com

8 de Marzo de 2020 | 08:36
Edición impresa

El fin de la violencia hacia las mujeres, travestis y trans y su máxima expresión: los feminicidios y crímenes de odio. El derecho al aborto seguro, libre y gratuito. La lucha contra la Trata. La implementación de Ley de Educación Sexual Integral (ESI) en todas las escuelas y niveles. La equidad salarial entre hombres y mujeres. El cupo laboral trans. Repartir equitativamente las responsabilidades de cuidado dentro de los hogares. Abordar el acoso laboral y/o callejero como forma grave de violencia. Impulsar la educación de género en el sistema médico en pos de un trato humanizado en cualquier etapa de desarrollo de las mujeres y de las identidades sexuales diversas. Promover el parto humanizado en los hospitales.

“Luego de poner en la agenda pública las demandas del feminismo, no hay vuelta atrás”

 

La agenda del feminismo 2020 incluye, con más y con menos, las demandas históricas de las pioneras, que se referencian en las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo y se autonombran “la revolución de las viejas”, pero también las nuevas y más actuales, promovidas por “la revolución de las hijas”, que con el símbolo del pañuelo verde interpela masivamente y demuestra el trasvasamiento generacional del movimiento feminista.

Mientras miles de mujeres y disidentes sexuales se preparan para realizar entre hoy y mañana múltiples acciones, marchas y actividades en la Ciudad con motivo del 8M, –así como en Buenos Aires y en las distintas capitales del mundo–; EL DIA reunió distintas voces del activismo local para desmenuzar la agenda de este año. El futuro llegó, coinciden, y es verde, antipatriarcal y feminista.

LA HISTÓRICA DEMANDA: PAREN DE MATAR(NOS)

“Hoy es indiscutible que el feminismo ha dejado de ser una palabra que señalaba un estereotipo de mujer. El feminismo es hoy la revolución de las abuelas, de las hijas y de las nietas. Un gran logro si miramos hacia atrás cuando éramos apenas 50 o 100 celebrando algunas fechas emblemáticas”, define Bettina Priotti (72), una histórica militante feminista platense que se identifica con de la “revolución de las viejas”.

EL DIA reunió distintas voces del activismo local para desmenuzar la agenda de este año

 

En la agenda 2020, Bettina no duda en colocar reclamos que son “grandes deudas” y que incluyen “el derecho al aborto seguro, libre y gratuito garantizado por el Estado, la lucha contra la Trata, la Educación Sexual Integral en todos los niveles escolares y la lucha contra la violencia hacia las mujeres y su máxima expresión en los feminicidios”, enumera.

En la misma línea, la comunicadora feminista Gabriela Barcaglioni dice que “estamos en un contexto diferente en el que sigue siendo complejo instalar política y públicamente la agenda del feminismo, y el primero de los temas de la agenda es la violencia extrema contra las mujeres: el femicidio, el feminicidio y los travesticidios, incluyendo a los colectivos de la diversidad sexual. Este es el problema más acuciante que tenemos que resolver y reclamar un compromiso social del Estado para solucionarlo”.

En la visión de Gabriela, los derechos sexuales y reproductivos, también integran la agenda y allí incluye “la legalización del aborto, con lo que eso implica: no sólo una norma para garantizar el derecho de las mujeres y las personas gestantes a la interrupción legal del embarazo, sino también la educación –la aplicación de la ESI es fundamental– y el acceso a anticonceptivos”, dice.

Las prioridades para Bettina son además “acabar con los estereotipos de género a través de una educación no sexista, cerrar la brecha de salarios entre hombres y mujeres, reconocer el valor del trabajo doméstico más allá de la jubilación para amas de casa y repartir equitativamente las responsabilidades de cuidado dentro de los hogares”, precisa y añade “abordar el acoso ya sea en el trabajo o callejero como forma grave de violencia, exigir la educación en género en el sistema médico hegemónico promoviendo un trato humanizado en cualquier etapa de desarrollo de las mujeres, trans, travestis, bisexuales y autopercepciones diversas y promover el parto humanizado en todos los niveles de atención”.

Mientras que Barcaglioni, vinculado a su etapa vital, dice “todo lo que es `la revolución de las viejas´, pensar en las mujeres que ya tenemos un recorrido, más de 50 o de 60, y el hecho de cómo acceder a la vivienda, qué pasa con las que hemos decidido no tener hijos, cómo son ahí las tareas de cuidado, los temas de salud en esa etapa. Porque se nos considera productivas hasta que podemos ser madres y luego no”, y define “la pobreza tiene un fuerte rasgo femenino, el tema económico debe estar en la agenda, así como la participación política”.

Otra histórica feminista de La Plata, María Laura Bretal (67), de la colectiva feminista Las Azucenas de La Pata, fundada hace 35 años, y que se define como “feminismo anticapitalista, antipatriarcal, comunitario, antirracista y antifascista” hace hincapié en la huelga que “una vez más, como hace dos años, hacemos en todo el mundo contra tanta desigualdad y miseria, tanta barbarie y para que paren de matarnos”.

Las demandas para este grupo siguen siendo las históricas, aunque para ellas “la lucha del feminismo es por la liberación, que es más que la igualdad de género. Luchamos por el derecho de las mujeres a decidir, a planificar y hacer nuestras vidas sin mandatos y sin sometimientos, ni del Estado ni de las iglesias ni de las instituciones patriarcales”.

María Laura coincide con Gabriela en ubicar la erradicación de las violencias de género como primer punto de la agenda, al tiempo que condena severamente la prostitución, desde una visión que confronta con otros grupos del movimiento feminista. “La principal demanda para nosotras es la eliminación de todas las formas de violencia y nuestra consigna es Basta de femicidios, basta de travesticidios y crímenes de odio, así como también la abolición de la prostitución”, dice y asegura “la prostitución no puede ser nunca un trabajo sino que es siempre violencia, una institución patriarcal para el sometimiento, humillación y esclavitud de las mujeres”.

EL ANUNCIO Y LA CAMPAÑA

A una semana del anuncio presidencial sobre el proyecto de Ley que el Ejecutivo enviará al Congreso para establecer la interrupción voluntaria del embarazo, mujeres de todos los espacios coinciden en señalar la potencia y fortaleza de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, como antecedente y contexto de ese hecho histórico.

“Que no haya techo de cristal y se pueda acceder al mismo salario por igual trabajo es prioridad”

 

Maru Rega Heredia (50) es docente feminista e integrante de la Campaña y, en su orden de prioridades, el primer lugar es para el tratamiento y la aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, seguida por la atención integral de las mujeres y niños víctimas de violencia, y las políticas públicas para el acompañamiento a mujeres, trans, travestis en situación de prostitución”.

El anuncio del Presidente no puede leerse, en su opinión, por fuera de la potencia de un movimiento de mujeres que tiene una historia en nuestro país, y que ha sido ejemplo a seguir en muchos otros países del mundo: con el 34ª Encuentro Nacional de Mujeres, el 3J y el Ni Una Menos o los 15 años de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto. “Tenemos la convicción de que luego de poner en la agenda pública, institucional y política las demandas del movimiento feminista, nada tiene vuelta atrás”, lanza.

Gabriela dice que “la concreción de un viejo anhelo del feminismo como es la legalización del aborto habla de la fuerza que ha tenido el movimiento de mujeres expresado en la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que es mucho más que un pañuelo verde, es una articulación política de más de una década logrado en base a las estrategias del feminismo. Bettina apunta en la misma línea: “desde lo personal, considero que el anuncio presidencial es muy auspicioso y ayuda a la concreción del tan viejo anhelo, que apunta además a la ampliación de derechos de las mujeres. Habrá que leer luego el proyecto, pero en principio es un gran avance” y destaca: “desde 2006 la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito ha promovido la concientización de toda la sociedad sobre el derecho de las mujeres y todas las personas gestantes a decidir sobre nuestros cuerpos, presentando proyectos de ley que han promovido a la vez que otros también los presentaran”.

Para Sofía Moglia (30), referente de géneros de Unidxs y Organizadxs, “la ola verde que llenó las calles de manera federal, levantando la lucha de compañeras históricas, puso de manera enérgica un debate que se encontraba en lo clandestino. Como dijo nuestro Presidente, el Estado no puede seguir negando que el aborto se practica y se lleva la vida de muchas mujeres y cuerpos gestantes. Por eso es necesario que salga la Ley y celebramos que sea en un gobierno nacional y popular el que ponga nuevamente el debate en el Parlamento”, valoró la joven que forma parte del Frente de Mujeres, Lesbianas, Trans y Travestis del Frente de Todxs.

“Sabemos que en este debate entra en juego las religiones y moralismos, pero esto no lo podemos poner por encima de un derecho. Y cuando sucede esto tenemos un gran problema. Nosotras no estamos obligando a nadie a practicar el aborto con esta Ley, queremos que salga para que las mujeres y cuerpos gestantes, sea cual sea nuestra condición social, podamos tener el derecho a decidir”, defiende.

ROMPER EL TECHO DE CRISTAL Y ALCANZAR LA EQUIDAD SALARIAL

La dinámica de la militancia feminista hizo que en los últimos años surgieran organizaciones según la rama de actividad. Así, tanto en capital federal, como en nuestra ciudad nacieron múltiples espacios de acción política vinculados a la defensa de los derechos de las mujeres y las disidencias.

En lo que va del año, hubo 63 femicidios, es decir que cada 23 horas muere una mujer

 

La Colectiva de Trabajadoras de Comunicación de La Plata, Berisso y Ensenada, surgió hace dos años, para esta fecha. Hubo una foto grupal en la puerta de Radio Provincia, tras una bandera violeta que decía: “Nosotras paramos”.

Estefanía Velo, Paola Álvarez y Julia Varela son comunicadoras y periodistas en distintos medios de la Ciudad y referentes del grupo. Para ellas, la agenda arranca con una demanda concreta vinculada al trabajo, dicen: “queremos más mujeres, lesbianas, travestis, trans, bisexuales y no binaries en los medios de comunicación, frente a las cámaras y micrófonos, escribiendo y ocupando lugares de definición en los medios y organizaciones de comunicación”.

Según un relevamiento de la situación de lxs trabajadorxs de prensa que realizó el grupo en 2019, el 48 por ciento está precarizada (becadas, monotributistas, freelancers o trabajan sin remuneración), y mientras que el 60 por ciento trabaja entre 7 y 10 horas por día, casi el 80 por ciento tiene más de un trabajo, el 70 por ciento realiza tareas y cuidados no remunerados en el ámbito doméstico y casi el 20 por ciento cobra menos de 10.000 pesos por mes.

Así, para la colectiva, que no haya más techo de cristal y que puedan acceder a los mismos salarios por igual trabajo es otra prioridad. “El fin de la precarización laboral, el monotributo no es una manera de contratación. Nos atomiza, somos lxs trabajadorxs quienes terminamos pagando nuestros aportes y obra social. El freelancismo y el trabajo en casa (home office) solo funciona como una herramienta para que no podamos encontrarnos entre trabajadorxs y estemos aisladxs, sin saber quiénes son tus compañerxs de trabajo”, denuncian.

Entre las demandas es la aprobación del aborto legal, seguro y gratuito, por otro lado la creación de los ministerios de la Mujer, Género y Diversidad a nivel nacional y provincial, lo que celebramos y reconocemos, pero la cuestión principal a trabajar desde el Estado es revertir la feminización de la pobreza y sobre todo la precarización sexual y la implementación del Cupo laboral Trans y Travesti en Argentina, especialmente en la provincia de Buenos Aires que ya se sancionó y reclamamos que se implemente”.

CUPO LABORAL TRANS

El cupo laboral trans es la principal demanda de los colectivos de identidades sexuales disidentes. “El cumplimiento del cupo laboral trans implica la autonomía de las trans y travestis cuando las echan de sus hogares y tienen que mantenerse ellas y seguir construyendo y consolidando su identidad de género, porque no puede ser que cuando las echen de sus casas queden al libre arbitrio de la calle y a merced de la situación de prostitución”, explica Claudia Vásquez Haro, titular de Otrans Argentina y doctora en Comunicación Social.

“La aplicación del Cupo es urgente en la provincia de Buenos Aires y a nivel nacional”, exige Claudia y anuncia que desde la Convocatoria Federal Trans y Travesti Argentina, están presentando un proyecto para la inclusión laboral trans, a fin de que el Estado garantice que en todo el territorio nacional las personas trans y travestis puedan acceder a trabajos formales.

Una prioridad es “acabar con los estereotipos de género mediante la educación no sexista”

 

Otra demanda hacia el interior del movimiento feminista, plantea Vásquez Haro, “es empezar corrernos de esa hegemonía que también existe dentro del feminismo, de pensar las mujeres desde el lugar reduccionista sin tener en cuenta las interseccionalidades, porque los feminismos somos varios y necesitamos que el Estado atienda las necesidades de las que peor están y esas son las travestis y trans en situación de encierro”, reclama.

EL ENCUENTRO MÁS GRANDE DEL MUNDO

Todavía con imagen de las 200.000 personas marchando por la ciudad de La Plata en octubre del año pasado, desde Mujeres por el Encuentro, creen que “el movimiento de mujeres de la Argentina es un faro para el mundo entero, por su inmensidad y heterogeneidad, y que todavía no ha llegado a su techo sino todo lo contrario”.

Para ellas, que fueron parte de la comisión organizadora del 34° Encuentro Nacional de Mujeres, la principal demanda de la agenda “es dar respuesta a la situación de violencia hacia las mujeres”.

Desde la organización que encabeza Laura Bohm destacaron que en lo que va del año, se produjeron 64 femicidios, es decir que cada 23 horas muere una mujer.

“Nosotras peleamos para que se declare la Emergencia en Violencia contra las mujeres, lo cual implicaría un mayor presupuesto para desarrollar un programa de promotoras en cada institución y barrio para prevenir la violencia, garantizar consultorios gratuitos de abogados con perspectiva de género, desarrollar refugios y generar subsidios para que no sea un impedimento para las mujeres que sufren de violencia económica y que esto impide que salgan de sus casas”, proponen.

Y, como todas, la demanda por el aborto legal, seguro y gratuito está en otra de sus prioridades. “Nunca está demás aclarar, que este debate no es “aborto sí o aborto no”, sino como bien lo hemos conversado cuando se discutió la Ley en el Congreso, que la práctica sea segura y deje de haber mujeres que mueran en clandestinidad”, remarcan y agregan “decimos tres aspectos porque es necesaria la implementación en todas las escuelas y en todos los niveles la educación sexual integral para poder decidir, conocer nuestro cuerpo, así como también es necesario que haya anticonceptivos en cada salita de cada pueblo, barrio y hospital”.

 

63
femicidios fueron cometidos entre el 1 de enero al 29 de febrero de 2020, según un informe del Observatorio de las Violencias de Género “Ahora Que Sí Nos Ven”, elaborado a partir del análisis de medios gráficos y digitales de todo el país, lo que arroja un promedio de una mujer asesinada cada 23 horas.
66%
de los femicidios fueron cometidos por las parejas o ex parejas de las víctimas.
88
niños y niñas perdieron a sus madres como consecuencia de la violencia machista en lo que va del año.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

La asamblea de mujeres, trans, travestis y lesbianas que se hizo el último miércoles en Plaza Moreno para organizar la marcha de hoy en la Ciudad / Gonzalo Calvelo

Maru Rega Heredia, Docente, Feminista e Integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto

El grupo de Mujeres por el Encuentro

La marcha por el Día de la Mujer que se realizó el año pasado en Plaza Moreno

Una de las actividades que se hicieron en 2019 en el Día de la Mujer, reflejando la atrocidad de los femicidios

La Multisectorial de mujeres, trans, travestis, lesbianas y bisexuales La Plata

La Colectiva de Trabajadoras de Comunicación de La Plata, Berisso y Ensenada/ G.B. Hernández

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla