Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $106,88
Dólar Ahorro/Turista $176.35
Dólar Blue $198,00
Euro $120,62
Riesgo País 1699
Información General |EN EL MES DE LA LUCHA INSTAN A NO POSTERGAR LOS CONTROLES
Cáncer de mama Cada vez más serio y a menor edad

Médicos mastólogos y oncólogos advierten un incremento de casos entre mujeres menores de 40 años y en estadios más avanzados, en parte por la baja de consultas durante la pandemia

Cáncer de mama Cada vez más serio y a menor edad

Se prevé que para 2030 el cáncer de mama aumentará un 46%/freepik

24 de Octubre de 2021 | 05:21
Edición impresa

Aunque a lo largo de las últimas décadas los índices de supervivencia por cáncer de mama han llegado a alcanzar el 95% cuando se cuenta con un diagnóstico temprano y existen a su vez tratamientos menos invasivos con menor impacto en la mujer, lo cierto es que el panorama en torno a esta enfermedad no es por completo alentador. En el mes de la Lucha contra ella, médicos mastólogos, oncólogos y especialistas en diagnóstico por imágenes advierten que se están apareciendo casos cada vez más serios y a menor edad.

El fenómeno aparece corroborado por datos de la Sociedad Argentina de Mastología (SAM). Mientras que a fines de la década del 90 el cáncer de mama en mujeres menores de 40 años representaba menos del 3%, hoy el 10% de las pacientes diagnosticadas no alcanzó esa edad y entre el 25% y el 30% del total son premenopáusicas.

A esta realidad se le suma el hecho de que las mujeres jóvenes tienen en general una mayor predisposición a presentar mutaciones genéticas y tumores biológicamente más agresivos así como una mayor tasa reincidencia. Por otro lado, si bien la mortalidad general por esta enfermedad venia disminuyendo entre las pacientes de menor edad, este descenso se detuvo desde 2010, señalan desde la SAM.

Para peor, en el último año y medio el riesgo de desarrollar cáncer de mama encontró un serio agravante. Debido a las restricciones y el miedo al contagio de Covid, durante la pandemia muchas mujeres pasaron por alto los controles de rutina o postergaron consultas clínicas, lo que ha llevado que este año se estén viendo cuadros avanzados que hubieran podido evitarse con un una oportuna intervención.

CAUSAS DIFUSAS

“Quienes hacemos oncología mamaria observamos que el cáncer de mama se está presentando en pacientes cada vez más jóvenes. No parece estar vinculado a algo hereditario o genético, porque sabemos que esta situación representa menos del 10% de los casos. De hecho, el 75% de los casos no tiene vinculación con antecedentes familiares. Pero la realidad es que estamos viendo su presentación en gente cada vez más joven. Es por eso que se empezó a indicar el examen anual a partir de los cuarentena años de edad”, cuenta el médico mastólogo Gonzalo Hernández, director del Instituto de Investigación y Educación en Salud (INSAP) de la Agremiación Médica Platense.

Si bien las razones del aumento del cáncer de mama en las mujeres jóvenes no parecen estar muy claras, se sabe que tener la primera menstruación a una edad temprana, no haber estado embarazada o haber tenido un primer embarazo después de los 30 años tienen incidencia; así como también, aunque en un bajo porcentaje, la ingesta de anticonceptivos orales.

Con respecto a este último factor de riesgo, él médico mastólogo Luciano Cassab, vicepresidente de la SAM, comenta que “está presente durante la utilización de las pastillas y va desapareciendo gradualmente hasta después de discontinuar su uso. Y aunque no están contraindicadas, sí hay antecedentes directos de la enfermedad”.

Entre las explicaciones de por qué vienen aumentando los casos de cáncer de mama en mujeres jóvenes suele apuntarse también al hecho de que hoy se lo busca más. Al existir una mayor conciencia de la importancia de realizarse controles mamarios, se realizan más estudios por imágenes en mujeres jóvenes asintomáticas, lo que deriva a su vez en una mayor tasa de detección.

EFECTO PANDEMIA

A esta situación, como se dijo ya, se le ha sumado el efecto de la pandemia. A lo largo del año pasado “hubo una merma en los controles, que recién ahora empezaron a reactivarse. Como resultado de eso estamos viendo pacientes que antes no veíamos, mujeres jóvenes con cáncer de mama avanzado que tenían que controlarse y no lo hicieron por esa cuestión. Dejaron pasar casi dos años y al volver ahora a la consulta vemos que su cuadro se expresó ya de otra forma, con mayor gravedad”, cuenta Hernández,

En efecto, como dejo en evidencia semanas atrás una encuesta nacional realizada por la Fundación Avón, durante la pandemia siete de cada diez argentinas no realizaron la visita al médico para los controles preventivos del cáncer de mama y solo el 22% realizó consultas virtuales para mantener la frecuencia anual de sus chequeos. La postergación de la visita al médico fue más común entre las menores de 40 años (69%), de los estratos medio (74%) y bajo (76%). Entre las razones de esa peligrosa postergación predominó el miedo a contagiarse de Covid (51%).

En compensación, este año algunos hospitales y clínicas han comenzado a registrar una insólita demanda de controles mamarios. Es el caso por ejemplo del Hospital Británico, que en lo que va de 2021 registra ya un 93% más de mamografías realizadas y un 28% más de consultas recibidas en relación al año anterior. “Estamos contentos de que este año haya aumentado la demanda de controles en el Hospital, lo que significará un mejor pronóstico para un gran porcentaje de pacientes”, comentan desde la institución.

Si bien reconoce que este dato genera optimismo, la especialista en Diagnóstico por Imágenes Adriana García señala que en el fondo pone en evidencia el fuerte atraso que produjo el año pasado el aislamiento. “La ausencia de controles produjo el avance de patologías de diferentes tipos, entre ellas las mamarias. Esto no quiere decir que hubo un incremento de enfermedades, sino que en el tiempo donde no se realizaron los controles progresó la enfermedad y se redujo el diagnóstico temprano”, explica la profesional.

LO INDICADO

La consulta anual con el mastólogo y la mamografía anual a partir de los 40 años constituyen la forma más efectiva de llegar a tiempo al diagnóstico del cáncer de mama para así evitar su avance. Si bien los chequeos no evitan la aparición de la enfermedad, sí facilitan su detección precoz y una mayor probabilidad de cura. De hecho, más del 85% de los tumores de mama se detecta con la realización de una mamografía anual, y cuando se los advierte a tiempo en el 95% de los casos se pueden curar.

Si bien la indicación general es un control clínico y una mamografía anual después de los 40 años, en las pacientes con antecedentes de cáncer de mama en familiares de primer grado, como una madre, hermana o hija, se recomienda realizar la primera mamografía diez años antes de la edad de detección del cáncer del familiar más cercano.

Por otra parte, el auto examen mamario, pese a que no reemplaza al examen que realiza el médico con periodicidad anual, resulta esencial, para poder detectar cambios en caso de que los hubiere, en especial en mujeres jóvenes. Para adelantarse a esta enfermedad es importante que cada mujer conozca y lleve un registro de lo que sucede en su propio cuerpo.

“Conocer las propias mamas y llevar un registro de cómo están año a año es parte del trabajo de prevención. Para darse cuenta de si hay algo distinto en ellas, se las puede tocar y observarlas periódicamente con atención, por ejemplo, antes de irse a bañar. Se debe poner atención especialmente en la alteración de las formas y el tamaño, y en la aparición de bultos o durezas”, cuenta Adriana García.

“Es importante generar un hábito del autoexamen una vez al mes. Mientras que en la postmenopausia lo ideal es fijar una fecha y tratar de hacerlo siempre el mismo día para no olvidarse, en la premenopausia se recomienda hacerlo en el postmenstruo inmediato por una cuestión hormonal. En cualquier caso resulta práctico hacerlo en la ducha levantando uno de los brazos para despejar bien el área, haciendo suaves movimientos circulares con la punta de los dedos en toda la mama y oprimiendo un poco la zona de la areola y pezón para ver si hay algún tipo de secreción”, explica por su parte Gonzalo Hernández, quien recomienda “ante un eventual cambio en la mama no esperar el control habitual”.

Las hendiduras en la piel, arrugas o erosiones también son señales de alerta para consultar con un profesional. En cuanto a los pezones, también se debe prestar atención a los cambios en la forma o posición. Si bien no siempre estos síntomas significan la presencia de un tumor en las mamas, son alertas para consultar a un profesional.

 

“Es importante generar un hábito del autoexamen mamario una vez al mes”

En los 90 el cáncer de mama en menores de 40 era del 3%, hoy el 10% no llega esa edad

Con un diagnóstico temprano, cerca del 95% de los tumores de mama pueden curarse

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

“Hubo una merma en los controles. Recién ahora empezaron a reactivarse pero hemos tenido pacientes que antes no veíamos, mujeres jóvenes con cáncer de mama avanzado que se tenían que controlarse y no lo hicieron por la pandemia. Gonzalo Hernández  - Médico mastólogo, director del INSAP

“El actual aumento en las mamografías y ecografías deja en evidencia las consecuencias de lo ocurrido en año pasado cuando el aislamiento social generó una caída de los controles en la mujer y un avance de patologías mamarías”. Adriana García -  Especialista en Diagnóstico por imágenes

Se prevé que para 2030 el cáncer de mama aumentará un 46%/freepik

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla