Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $99,64
Dólar Ahorro/Turista $164.41
Dólar Blue $156,00
Euro $117,47
Riesgo País 1514
La Ciudad |A fines del verano y principios del otoño es cuando se ve la mayor cantidad de ejemplares
Mariposas, un show natural de 150 especies en la Región que ya empieza a bajar el telón

El naturalista Julio Milat destacó algunas de las más habituales en nuestra zona y su relación con los plantas regionales que las atraen

Mariposas, un show natural de 150 especies en la Región que ya empieza a bajar el telón

un espléndido ejemplar de Mariposa Espejitos (Agraulis vanillae)

4 de Mayo de 2021 | 03:34
Edición impresa

La mariposa ha sido sinónimo de primavera, de renacimiento de la floración. Sin embargo, en este otoño se aprecia un estallido de ellas en los jardines de las casas, en las plazas y en los parques de la Ciudad. Donde haya flores, ahí están con su espectáculo semejante a una danza esos insectos voladores y coloridos. En nuestra región, como su nombre lo alude, domina el aire la especie monarca, de fuerte color anaranjado, con líneas negras y manchas blancas.

Inspiradora de poetas, curiosidad en las ciencias biológicas por sus fases de metamorfosis, y símbolo de la psicología como disciplina, las mariposas representan en todas culturas los más diversos valores, como la libertad, la belleza y el atractivo de la trasformación. Por eso, son figuras muy presentes en distintas expresiones del arte.

Según lo explica el naturalista berissense Julio Milat, las mariposas se encuadran dentro del grupo de los insectos porque reúnen todas las características anatómicas de la especie: su cuerpo se divide en cabeza, tórax y abdomen. Son, además, lepidópteros, que significa que poseen alas con escamas.

Existen, señaló Milat, mariposas diurnas y mariposas nocturnas; en este país podemos hallar más de 1.200 especies, mientras que en la Región se calculan unas 150 variedades.

En las ciudades

Ha sido una idea difundida en los últimos años el hecho de que en estos tiempos habría menos mariposas que décadas atrás. El especialista de Berisso lo desmiente: “no es así -asegura-. Lo concreto es que las ciudades crecieron, se acabaron las calles de tierra, las zanjas, los terrenos baldíos, los descampados y en las casas con jardín se levantaron edificios”.

Esos cambios urbanos explicarían, según Milat, la presencia menos evidente de las mariposas donde se concentran las poblaciones. “Hasta hace unos años en esos espacios crecían plantas silvestres y nativas que permitían la vida de las mariposas en otros tiempos. Pero si nos vamos a los bordes de las ciudades y recorremos caminos rurales, pastizales o los costados de las vías del tren allí, las volveremos a encontrar a todas”, apuntó Milat.

El experto indicó que hay un grupo de plantas que resultan “infalibles” para atraer mariposas a nuestras casas. Entre ellas, un arbusto de casi dos metros de altura llamado Chilca de Olor o Mariposera (Austraeupatorium inuliifolium), la Vara de Oro (Solidago chilensis), el Camará ( Lantana cámara), las Verbenas. Enredaderas como el Mburucuyá o Pasionaria ( Passiflora coerulea) o el Guaco. También flores como el Sunchillo (Wedelia glauca), la Margarita punzó (Glandularia peruviana), el Canario Rojo ( Dicliptera sp) o el Algodoncillo Asclepias curassavica) son las favoritas, a la hora de posar o revolotear, de ese insecto tan peculiar.

A fines del verano y principio del otoño se observa la mayor cantidad de las especies en la Región

 

“A fines del verano y principio del otoño es cuando observamos la mayor cantidad de las especies de nuestra región. Esto se debe a la floración de muchas de las especies botánicas antes de los primeros fríos, que permite la alimentación, la reproducción y el desove de las mariposas”, resaltó Milat, quien destacó las especies que son más conocidas por su número y la característica de hacerse visibles mientras se espera el cambio de luz en el semáforo. “La mariposa Espejitos, la Monarca o la Cuatro Ojos”, añadió.

Milat subrayó la importancia de las mariposas en la biodiversidad de la Región. “Intervienen en la polinización de muchas plantas”, explicó el responsable del Museo Ornitológico de Berisso.

El especialista precisó que “hay asociaciones de plantas y mariposas muy interesantes” y en ese sentido puntualizó que si sesiembra, por ejemplo, la enredadera Mburucuyá, podremos tener el ciclo de la mariposa “Espejitos”; si tenemos hay Algodoncillo en el jardín, lo visitarán las “Monarcas” y si se cultiva la especie “Mariposera”, además de la visita de muchas especies, se podrán observar el ciclo de la mariposas perezosas del Género Actinote.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

un espléndido ejemplar de Mariposa Espejitos (Agraulis vanillae)

Mariposas monarcas en planta de Mariposera en la región / j. milat

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla