Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $123,55
Dólar Ahorro/Turista $203.86
Dólar Blue $208,00
Euro $127,60
Riesgo País 1924
El Mundo |FACTORES GEOPOLÍTICOS, ECONÓMICOS Y ESTRATÉGICOS DETRÁS DE LA CRISIS
El zarpazo de Rusia Ucrania y el orgullo perdido

Además de evitar que Kiev se asocie a la OTAN, Putin busca restablecer la influencia rusa en el mundo, en medio de una floja situación económica. Trasfondo del conflicto

El zarpazo de Rusia Ucrania y el orgullo perdido

Soldados rusos en la frontera con Ucrania/AP

25 de Enero de 2022 | 02:54
Edición impresa

El mandatario argentino Alberto Fernández se prepara para visitar Rusia la semana próxima, en momentos en que ese país es foco de la atención mundial por sus maniobras militares que amenazan a Ucrania. El Kremlin ya ha movilizado más de 100 mil soldados a la frontera con la exrepública soviética, y aunque niega tener intenciones de invadir, Occidente ha respondido de manera contundente y homogénea, con el refuerzo de presencia en la región de la OTAN.

Pero ¿realmente Moscú se propone invadir a su país vecino? ¿Qué busca el presidente Vladimir Putin con esta escalada?

De hecho, el momento elegido para desatar semejante tensión no es azaroso. Rusia no está pasando un gran momento económico. Más allá de los golpes de la pandemia, es un país históricamente dependiente de la exportación de materias primas. No tiene una industria fuerte, a excepción de la bélica. Las desigualdades sociales siguen siendo elevadas, sobre todo entre grandes ciudades y zonas rurales. Solo un 1 por ciento de la población posee en torno al 70 por ciento de los activos privados. La pobreza bordea un 13 por ciento.

Además, hace tiempo que Rusia desea recuperar su influencia en el mundo. Quiere dejar de jugar roles secundarios en el escenario geopolítico internacional. Y Putin se ha propuesto restablecer el orgullo de los rusos.

Tras la anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014, Occidente teme nuevas aspiraciones expansionistas en una región en la que abundan las zonas prorrusas o apoyadas económicamente por Moscú.

Los rusos justifican su accionar en la frontera como una respuesta a las maniobras militares a gran escala que está realizando la OTAN en el Mar Negro y, por tanto, en las proximidades de Crimea.

RESTAURAR UN PASADO “GLORIOSO”

Pero el objetivo central de Rusia, sostienen expertos, es restaurar su esfera de influencia en los antiguos países de la Unión Soviética.

En el fondo Rusia ha dejado claro a Occidente que desista de la expansión hacia sus fronteras y se aleje de su antiguo aliado en la desaparecida Unión Soviética con el que comparte orígenes étnicos y culturales, pero sobre todo es un punto estratégico en el Mar Negro que no está dispuesto a perder.

Antecedentes nacionales

En el trasfondo del conflicto, algunos analistas resaltan sus antecedentes como naciones, ya que Kiev es considerado el lugar donde nació la república rusa.

De hecho, Putinrepite constantemente que rusos y ucranianos representan “un sólo pueblo”.

Y es que durante varias décadas lo fueron. El origen de Rusia y Ucrania se sitúa hace más de 1.200 años en la llamada “Rus de Kiev”, enorme federación de tribus eslavas que dominó el noreste de Europa durante la Edad Media y tenía su epicentro en la capital ucraniana.

Los eslavos orientales tuvieron una cultura común en la que prevaleció el cristianismo ortodoxo y el idioma ruso. Sus bases se fortalecieron con el nacimiento de la Unión Soviética en 1922, pero más tarde llegó la ruptura con la caída de esta en 1991.

Un hecho que Putin llegó a describir como “la más grande catástrofe geopolítica del siglo XX”.

Mientras algunos veían en la separación una victoria de la democracia, para Moscú millones de personas de habla rusa quedaron “atrapadas” bajo estados no rusos como Ucrania, Lituania y Kazajistán.

La demografía es un punto clave para el conflicto. Cerca del 17 por ciento de la población ucraniana se identifica con la etnia rusa y para un tercio ese es su idioma nativo. La mayoría se encuentra en Crimea.

Con la mirada en occidente

En la actualidad, Ucrania claramente se para al lado de Occidente. Ni en su peor pesadilla imagina retornar a la órbita de Rusia. Y además su población está muy asustada. No olvidan el Holodomor (ver aparte), la gran hambruna que entre 1932 y 1933 acabó con la vida de millones de ucranianos durante el régimen comunista de Stalin en la Unión Soviética.

 

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla