Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Séptimo Día |CULTURA
La Bienal de Arte de Venecia, a pura creatividad y metáfora

Como un viaje etnográfico entre artistas provenientes de numerosos rincones y culturas del mundo, la expo reúne a 213 artistas invitados y participan 59 países con sus propios pabellones

La Bienal de Arte de Venecia, a pura creatividad y metáfora

Vista aérea de una gigantesca pintura biodegradable del artista urbano francés Saype, en Venecia / AFP

KELLY VELASQUEZ

14 de Agosto de 2022 | 04:15
Edición impresa

Se entra por una oreja y se sale por otra en un pabellón, un elefante gigante cuelga de una cúpula con frescos, imponentes mujeres negras, rubias, perfectas o despedazadas impactan en la Bienal de Arte Venecia.

La edición más feminista y femenina de la prestigiosa cita internacional del arte, abierta hasta el 27 de noviembre, brilla por su creatividad, por sus esculturas, pinturas e instalaciones, tanto del pasado como del presente.

La mayoría (80 por ciento) han sido realizadas por mujeres, feministas o sin etiquetas, indígenas, nativas, negras o gitanas.

Un detalle de la obra de Saype que está a la izquierda / AFP

Como un viaje etnográfico entre artistas provenientes de numerosos rincones y culturas del mundo, la exposición, bajo el lema “La leche de los sueños”, reúne 213 artistas invitados y participan 59 países con sus propios pabellones.

“El corazón que se sale de la boca, tal como lo ves aquí, que cuelga del techo y crece, crece, crece, hasta tomarse todo el espacio y obligar al visitante a apartarse, a pedir permiso para pasar: es una metáfora del mundo de hoy”, resume el brasileño Jonathas de Andrade, de 40 años, al describir su gigantesco trabajo presentado en el pabellón de Brasil, al que se accede por un gigantesca oreja.

Una ironía que se repite en las esculturas de vidrio distópicas de la rumana Andra Ursata en los espacios del Arsenal, con sus formas humanas y fálicas.

Sorprende por su belleza y elegancia la obra de Simone Leigh, la primera mujer negra a la que Estados Unidos encarga el pabellón nacional, la cual presenta un proyecto escultórico monumental en honor de las trabajadoras negras de su país, entre las que resaltan algunas realizadas en bronce, como la espectacular “Last Garment”, de más de 3 metros de altura.

SURREALISMO E HIPERREALISMO

El surrealismo, el hiperrealismo del argentino Gabriel Chaile, con sus descomunales figuras de barro, el arte de los habitantes del círculo polar ártico, los sami (lapones), quienes cuentan por primera vez con un pabellón propio, montado en el tradicional espacio de los países nórdicos (Finlandia, Noruega y Suecia), resultan mensajes políticos.

El estómago de un reno marchito del que cuelgan también plantas medicinales secas, es una de las esculturas de la artista sami Maret Anne Saraque, la cual habla más que mil palabras del medio ambiente, de la supervivencia, de la desaparición de los pueblos originarios.

Si bien la guerra en Ucrania tras la invasión en febrero de las tropas rusas ha marcado esta edición, por lo que el pabellón de Rusia permanece cerrado y bajo vigilancia constante, y el de Ucrania presenta una obra de Pavlo Makov que viajó en medio de los bombardeos, otra guerra inspiró al uruguayo Gerardo Goldwasser.

“Mi abuelo estuvo en el campo de exterminio nazi de Buchenwald y sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial porque era sastre. Cosía uniformes para los nazis”, contó el artista, que propone una serie de objetos de costura que invitan a reflexionar sobre sí mismo, sobre las propias medidas físicas y que se abren con un singular espejo, tal como cuando se acude al sastre.

Una obra de la artista estadounidense Christina Quarles / AFP

Extrañas figuras humanas, hilos y cuerdas de diferentes colores, palos, redes, pinturas e instalaciones con objetos y detritos dialogan sobre los conocimientos perdidos por los indígenas. Ese es el mensaje de la chilena Cecilia Vicuña, a quien se le otorgó el León de Oro a la trayectoria.

Los óleos de la artista etíope Merikokeb Berhanu, las majestuosas esculturas de cuerda anudada de la india Mrinalini Mukherjee y las performances de la artista francesa de origen argelino Zineb Sedira en el pabellón de Francia, hablan también de tradiciones, de colonialismo, de sueños.

Y son justamente los sueños, la magia y el chamanismo de la escritora Leonora Carrington, los que inspiraron a la italiana Cecilia Alemani, la curadora de la 59 edición de la bienal veneciana, para dar una visión “no occidental” del mundo del arte. (AFP)

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla