Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temas del día:
Buscar
Espectáculos |HOY SE VA EL SEGUNDO, TAMBIÉN CON ENTRADAS AGOTADAS

VIDEO. River, en colores por el huracán Taylor Swift, que arrasó con todo: "¿Dónde estuvieron toda mi vida?"

La marea swiftie vivió una noche de éxtasis: en su debut en el país, la súper estrella pop repasó, en más de 3 horas, nueve discos en diez momentos de ambiciosa espectacularidad. Guiño al público argentino 

10 de Noviembre de 2023 | 04:55
Edición impresa

El próximo año se cumplen 20 desde que Taylor Swift, tal vez la estrella pop más fenomenal del último tiempo, debutara en la industria musical y por eso anoche al menos dos generaciones de swifties rompieron en llanto más de una vez por estar presenciando lo que soñaron tantas veces: tenerla por fin cara a cara. Algo que la artista, una de las más completas de la escena internacional, sabía y, por eso, les compensó con holgura tantos años de espera y lealtad con un ambicioso show de tres horas y cuarto en la que repasó nueve discos en diez momentos de espectacularidad que quedarán marcados para siempre en sus retinas y en sus corazones. Y además le hizo un guiño al público argentino:  "¿Dónde estuvieron toda mi vida?", dijo en medio del recital.

 

“The Eras Tour”, la estratosférica gira en la que desde marzo se encuentra embarcada la súper estrella pop de 33 años y que la tendrá viajando por el mundo hasta diciembre de 2024, es una celebración de sus eras musicales que llegó después de cinco años sin giras y con cinco álbumes que le habían quedado sin tocar en vivo (seis, si le sumamos el flamante “1989 (Taylor’s version)”. Por eso, este tour, uno de los más taquilleros de la historia, se cubrió desde su anuncio de un halo fenomenal sólo entendido por sus fanáticos, que hicieron cosas increíbles por conseguir un ticket.

Anoche, en el primero de sus tres shows en Argentina, el Monumental lució completamente explotado de fanáticas y fanáticos (cifras oficiales registraron 70 mil personales) que le regalaron a su ídola una noche de respeto y admiración increíble: lookeados con atuendos que referían a sus discos, unieron sus coros de canto y gritos histéricos y se convirtieron en una colorida marea en la que primó el celeste y blanco, no sólo por el tono del último disco de Taylor sino, además, por la bandera Argentina, un país que la recibió con los brazos abiertos.

Una de las tantas escenas imponentes del primer concierto de Taylor Swift en River / EL DIA

Ambicioso y espectacular en todos los sentidos, el show de Taylor tuvo un despliegue impresionante: desde la potencia del sonido y la versatilidad interpretativa y camaleónica de la artista para pasar de un set a otro; hasta la puesta escenográfica con tres escenarios independientes conectados a través de una gran pasarela que vistos de manera integral formaban una gigante “T”.

También impresionó la magnitud de las pantallas con tecnología de punta, destacándose la que se ubica en el centro, que es panorámica y curva y de súper alta definición; al igual que la sensación inmersiva que regalaron las visuales que fueron pintando el Monumental de los colores y conceptos de cada disco celebrado.

Ni hablar de los efectos especiales, que hubo y a montones, desde confeti y fuegos de artificio, hasta rayos láser y nieve artificial. Tampoco faltaron las pulseritas electrónicas que colorearon aún más el estadio.

 

MOMENTOS DE PELÍCULA

Tras una enérgica previa local con Louta, y la apertura internacional de Sabrina Carpenter, que fue ovacionada, el recital comenzó a las 20.45 con el set “Lover” (2019): Taylor, vestida con un body en tonos rosados con brillos y botas altas plateadas, emergió a un escenario en medio de paracaídas en colores pastel, y, con sus bailarines alrededor, abrió con “Miss Americana & the Heartbreak Prince”, seguida de “Cruel Summer”, tras el cual ofrecería su primer acercamiento con un público que ya estaba extasiado: los reconquistó con un “hola”, casi lo único que dijo en español (a excepción de un “10 minutos”). “Argentina, ustedes me hacen sentir realmente bien”, diría luego, y en su idioma original, visiblemente conmovida por la gran cantidad de gente que había asistido a su fiesta. El bloque siguió con “The Man”, con una ambientación de oficinas, “You Need to Calm Down”, tras la cual llegó la popular “Lover” con Taylor tocando la guitarra, y para el cierre “The Archer”.

El segundo set correspondió al disco “Fearless” (2010). Vestida con un look dorado, y en medio de una lluvia de chispas del mismo color, interpretó clásicos como “Fearless” , seguida de la bailable “You Belong With Me” y “Love Story”, acompañada por sus coristas y músicos.

Para “Evermore” las pantallas dibujarían bosques y contextualizarían la gráfica otoñal del disco que se publicó en 2020. Con un vestido naranja apagado, entonó “‘Tis the Damn Season” y luego llegó un momento muy celebrado, donde, en medio de un marco más oscuro, Taylor y sus bailarinas, encapuchadas, sosteniendo esferas “mágicas”, interpretando la hechizante “Willow”. Siguieron “Marjorie” y “Champagne Problems”. En este momento, Taylor, entre sorprendida y conmovida por los gritos, advirtió entre risas: “esto está fuera de control” y "¿dónde estuvieron toda mi vida?". Emocionada, detuvo el show para que las swifties hicieran lo suyo. Para finalizar el bloque cantó “Tolerate It”.

 

 

Cuerpos desnudos, taconeo y serpientes en movimiento enmarcaron el siguiente acto referido a “Reputation” (2017) en la que, con una gran puesta coreográfica, y entre bailarines vestidos con trajes góticos, Taylor cantó “...Ready for It?”. Pasaron luego “Delicate”, “Don’t Blame Me” y, para cerrar, “Look What You Made Me Do”, con visuales que mostraban fotos de sus diferentes discos atrapados en vitrinas de vidrio, que también aparecieron sobre el escenario.

Una de las fotos más spoileadas del concierto llegó con el momento de “Speak Now” (2010): entre luces violeta, Swift lució un hermoso vestido de gala, y entonó “Enchanted”. Después llegarían “Long Live” con la ya conocida guitarra que usó para el Speak Now World Tour.

Taylor emerge del humo y miles de celulares la filman / EL DIA

Todavía quedarían varios momentos, entre ellos “Red” (2012), en el que prevaleció el rojo, obviamente, y que entre globos y un look más urbano incluyó las canciones “22”, “We Are Never Ever Getting Back Together”, “I Knew You Were Trouble”, y “All Too Well (10 Minute Version)” en el medio del escenario. El set cerró con nieve artificial.

Después llegaría el esperado “Folklore” (2020) que nació en plena pandemia. Usando un vestido color lima, Taylor cantó “Invisible String” ¡arriba de una cabaña!, después “Betty” y, con sus bailarines vestidos de época, “The Last Great American Dynasty”. Siguió “August”, “Illicit Affaris” y “My Tears Ricochet”. El cierre fue espectacular con Swift otra vez en la cabaña para la interpretación de “Cardigan”, enmarcado con el vuelo de luciérnagas proyectado en la pantalla.

Para las 23, quedarían dos eras más una sorpresa. “1989” (2014) encaminaba al final con la popera “Style”, con Taylor luciendo un top y una falda corta. En este acto hubo bicicletas de neón mientras sonaba “Blank Space” y palos de golf iluminados. Sería el turno de la esperada “Shake It Off” con la que River vibró.

 

 

DOS SORPRESAS Y FINAL

Después, como viene acostumbrado en cada concierto, Taylor ofreció, antes del set final, un acto con canciones sorpresa en las que interpretó, por primera vez en vivo según dijo, “The Very First Night (Taylor’s Version)" en guitarra y “Labyrinth“ en piano; tras la cual, con un acto de ilusionismo, pareció tirarse a nadar.

El final, cerca de la medianoche, sería con “Midnights” (2022). De esta placa eligió “Lavander Haze”, “Anti-Hero” y “Midnight Rain”, con un sensual baile de sillas. Entre cambios de vestuario y referencias a su obra, Taylor siguió con “Bejeweled” y “Mastermind” y se despidió a lo grande con “Karma”, en medio de pirotecnia, visuales coloridos y mucho papel picado, además de más gritos y más ovación.

La fiesta de Taylor, que en Argentina es producida por DF Entertainment, seguirá hoy y mañana, cuando vuelva a presentarse en el Monumental, también, con entradas agotadas.

 

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

ESTA NOTA ES EXCLUSIVA PARA SUSCRIPTORES

HA ALCANZADO EL LIMITE DE NOTAS GRATUITAS

Para disfrutar este artículo, análisis y más,
por favor, suscríbase a uno de nuestros planes digitales

¿Ya tiene suscripción? Ingresar

Básico Promocional

$135/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $2590

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Suscribirme

Full Promocional

$190/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $3970

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Acceso a la versión PDF

Beneficios Club El Día

Suscribirme
Ir al Inicio
cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$135.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $2590.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla