Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temas del día:
Buscar
Información General |Máquinas cada vez más “humanas”

El impacto real de la inteligencia artificial en nuestra vida

Expertos platenses en informática y educación analizan los alcances del ChatGPT, de una herramienta que revoluciona, entre otras cosas, el mundo del trabajo, el lenguaje y la educación

El impacto real de la inteligencia artificial en nuestra vida
Alejandra Castillo

Alejandra Castillo
acastillo@eldia.com

26 de Marzo de 2023 | 04:46
Edición impresa

Mucho se escucha y dice en estos días acerca de inteligencia artificial y los Modelos de Lenguaje de Aprendizaje Profundo (LLMs), como los Generative Pre-trained Transformers, más conocido como ChatGPT ¿Pero, de qué estamos hablando y en qué nos concierne?

El ChatGPT es una especie de programa de computadora que puede responder preguntas y generar texto coherente. En la educación, esto podría ser útil para que los estudiantes obtengan respuestas a sus preguntas o mejoren sus habilidades de escritura. Sin embargo, es importante recordar que la educación también implica interactuar con otras personas, como profesores y compañeros de clase, lo que es fundamental para el desarrollo de habilidades sociales y emocionales. En resumen, el ChatGPT puede ser una herramienta útil, pero no puede reemplazar completamente la educación impartida por humanos.

Este último párrafo fue escrito, precisamente, por el ChatGPT, en respuesta a las preguntas y con el estilo que le requirió esta cronista. ¿Por qué no redactar entonces toda la nota? Entre otras razones, porque faltarían las voces de los especialistas que fueron consultados sobre esta cuestión.

César Estrebou, profesor en cátedras de programación, aprendizaje automático profundo y redes neuronales de la UNLP, explica que la inteligencia artificial alude “a sistemas o programas que tienen la capacidad para realizar tareas que normalmente son propias de la inteligencia humana, como el aprendizaje, la percepción, la comprensión del lenguaje natural, el razonamiento, resolución de problemas y la toma de decisiones”.

En una entrevista con ABC News, el CEO de OpenIA (la empresa que creó esta herramienta) reconoció hace menos de una semana que están “un poco asustados” por los peligros reales de este tipo de tecnología. Sam Altman, de él se trata, dijo estar “particularmente preocupado de que estos modelos puedan usarse para la desinformación a gran escala”, por lo que recomendó “tener cuidado” respecto de las posibles consecuencias de su uso.

Advirtió que “se están mejorando en la escritura de código de computadora, por lo que estos podrían usarse para llevar a cabo ataques cibernéticos ofensivos”, pero aclaró que, de emplearse para el bien, “sería el mayor invento que la humanidad haya desarrollado hasta ahora”.

“UN SALTO GIGANTE”

“Todavía no llegamos al punto de no poder distinguir si lo que tenemos enfrente es una máquina o una persona, pero la aparición del ChatGPT es un salto gigante”, reconoció el investigador platense Estrebou, que también es especialista en Computación Gráfica y Visión por Computadora. Entre muchas tareas, esta herramienta puede responder preguntas generales, realizar resúmenes o explicaciones acerca de un texto, crear contenido original como redacciones, poemas, preguntas para un examen, traducción de un texto a otro idioma y escribir, analizar y detectar errores de código de programación en varios lenguajes de programación. “Y todo esto en más de 90 idiomas”, resaltó Estrebou.

Por otro lado, cada respuesta de ChatGPT es única, con un texto coherente y diferente a cada pregunta, de modo que sortea sin problemas los detectores de plagio. “Además –apuntó el investigador-, a través de la interacción, a manera de diálogo se pueden ir aclarando dudas o profundizando en la respuesta, ajustando el contenido a nuestro interés.”

Mercedes Martín es Profesora de Tecnología Educativa en la carrera de Ciencias de la Educación y Coordinadora del Área de Formación y Asesoramiento de la Dirección General de Educación a Distancia y Tecnologías de la UNLP. Admite que en su sistema de competencia la “primera reacción” a estos avances es, “en general, de rechazo o prohibición”, lo que describe como un intento por “controlar lo incontrolable”.

“Si mi único problema es que los estudiantes se van a copiar, estoy haciendo una reducción problemática enorme, porque todos estamos inmersos en una sociedad digital”, reflexiona Martín, por lo cual considera más inteligente “incorporar estos desarrollos a nuestros contenidos. Lo más difícil para que el ChatGPT te dé un buen resultado es formular una buena pregunta, y eso lo tiene que hacer uno”.

No obstante, esta cuestión ya está bajo la lupa de los sistemas educativos de todo el mundo. La semana pasada, OpenIA liberó la nueva versión de su herramienta, que se llama GPT-4, que logró aprobar la mayoría de los exámenes de admisión a universidades en Estados Unidos.

Así las cosas, la ciudad de Nueva York prohibió el acceso a ChatGPT en los dispositivos electrónicos de sus escuelas públicas y las más destacadas universidades australianas revisaron sus métodos de evaluación, ya que los estudiantes lo utilizaban para hacer las tareas y exámenes.

“Ahora hay un boom con la IA, como el año pasado fue con el metaverso. Las explosiones tecnológicas son así, la educación se acomoda mucho más despacio y eso está bien”, considera Martín, aunque cree necesario “abordar las cuestiones educativas con la mirada consciente de estar viviendo en una cultura digital. Negarla es ir contra la corriente”.

Está a favor de “hacer propuestas que la herramienta no pueda resolver. Si mi propuesta educativa es que se repita información, la herramienta digital será un problema porque va a hacerlo mejor que cualquiera de nosotros. Pero si tiene que ver con analizar, sacar conclusiones, crear, producir en otros formatos, el chat puede resultar una ayuda, pero no lo va a resolver. La propuesta tiene que ser lo suficientemente compleja y desafiante para que no se pueda resolver con 20 renglones de información”.

Insiste la licenciada en Ciencias de la Educación: “Los datos están en todos lados. El tema es qué hago con eso, sobre todo en la Universidad, en la que se forman profesionales”.

ALUCINACIONES

Para Estrebou, uno de los puntos más interesantes de estas nuevas herramientas es que “el paradigma cambió. Ante buscabas y encontrabas información, pero no tenías manera de compaginarla. Ahora podés chatear con IA muy similar a la de una persona. Y sí, todos podemos desaparecer, pero por ahora se puede considerar a esta herramienta como un buen asistente, todo lo en lo que tenga que ver con el lenguaje”. Por ejemplo, cita el investigador, el ChatGPT lo ayudó a redactar un correo electrónico profesional al que no “le encontraba la vuelta” para lograr una fusión entre lo cordial y lo protocolar. Según dijo, resultó muy bien. Aclara el investigador que a estos modelos de aprendizaje automático de redes neuronales “les falta mejorar muchas cuestiones”, ya que a pesar del revolucionario nivel de detalles, “si dispone de información escasa, va a inventar algo coherente para rellenar esos huecos; y eso es peligroso”.

Los creadores de OpenIA lo llaman “alucinaciones”. Así lo explica Sam Altman: “El modelo afirmará las cosas con confianza, como si fueran hechos completamente inventados”, porque “la forma correcta de pensar en los modelos que creamos es un motor de razonamiento, no una base de datos de hechos. No memorizan, razonan”

Precisamente por esto, en los últimos días, Elon Musk y Bill Gates alertaron sobre los riesgos actuales y futuros de la inteligencia artificial. Musk considera a esta combinación de algoritmos “más peligrosa que un arma nuclear”, mientras que el confundador de Microsoft no pasó por alto “la posibilidad de que las IA se salgan de control”.

“¿Podría una máquina decidir que los humanos son una amenaza, concluir que sus intereses son diferentes a los nuestros o simplemente dejar de preocuparse por nosotros? Posiblemente”, especuló Gates. Como sea, éste parece ser un camino de ida. Google ya habilitó la primera fase de pruebas de Bard, su chatbot de inteligencia artificial que se integrará como una herramienta a su buscador, sólo disponible, por ahora, a usuarios de Estados Unidos y Reino Unido, para fortalecer el sistema con entrenamiento y aprendizaje.

“A partir de la pandemia hubo un auge de Inteligencia Artificial o aprendizaje automático y las ciencias de datos”, dice Estrebou, dando cuenta de que en la carrera de Informática existen varias materias vinculadas con ello y, en el posgrado, una especialización y una maestría. Básicamente, se trata de analizar grandes bases de datos para obtener información significativa para empresas, combinando principios y prácticas del campo de las matemáticas, la estadística, la inteligencia artificial y la ingeniería de computación.

EL TERROR MÁS HUMANO

Vincula Martín ciertos prejuicios hacia el desarrollo con el choque contra lo establecido, “el rol del docente y quién tiene el saber, pero no podemos seguir educando como si estuviéramos en una sociedad industrial que ya no existe. Estamos en una sociedad digitalizada, incluso en las situaciones más desfavorecidas. El juego, el estudio, el entretenimiento y el trabajo están atravesados por las tecnologías Es imposible que la educación no lo esté. Los cambios son permanentes. Y la prohibición es la manifestación de la frustración de no saber qué hacer con eso”.

Por último, rescata Martín que “la inteligencia artificial no resuelve todos los problemas. Si pongo la pregunta que me hizo el profesor y el chat me la responde, hay un problema con la pregunta, sobre todo en la universidad, donde para todas las carreras se necesita que el otro desarrolle un criterio. La información circula, pero no se puede googlear un criterio o un modo de abordar las cosas”.

En la entrevista con ABC News, Altman advirtió que “por el momento, la inteligencia artificial es una herramienta que está en gran medida bajo el control humano”, aunque sugirió que “la sociedad tiene una cantidad limitada de tiempo para descubrir cómo reaccionar ante eso, cómo regularlo, cómo manejarlo”, para frenar la posibilidad de que se materialice el terror más humano: ser reemplazados por máquinas.

Aunque el Chat GPT y otros modelos de lenguaje de inteligencia artificial son capaces de generar texto coherente y relevante, aún no son capaces de reemplazar completamente a los periodistas o escritores humanos. Aunque pueden ayudar en tareas de redacción y generación de contenido, todavía hay muchas habilidades y aspectos de la escritura que solo un ser humano puede proporcionar, como la perspectiva, la creatividad y el juicio crítico. Además, el texto generado por el Chat GPT o cualquier otro modelo de lenguaje de inteligencia artificial es solo una respuesta automatizada basada en patrones de datos y algoritmos, y no siempre refleja la precisión y la ética periodística necesarias para una información veraz y responsable.

Eso respondió el ChatGPT a mi pregunta de si su existencia ponía en riesgo el trabajo de los periodistas y escritores. En fin.

“Semana a semana aparecen modelos de inteligencia artificial más complejos”

“Como docentes tenemos la responsabilidad de desarrollar el criterio, no tratar de evitar que encuentren la información”

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

César Estrebou

Mercedes Martín

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

ESTA NOTA ES EXCLUSIVA PARA SUSCRIPTORES

HA ALCANZADO EL LIMITE DE NOTAS GRATUITAS

Para disfrutar este artículo, análisis y más,
por favor, suscríbase a uno de nuestros planes digitales

¿Ya tiene suscripción? Ingresar

Básico Promocional

$120/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $2250

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Suscribirme

Full Promocional

$160/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $3450

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Acceso a la versión PDF

Beneficios Club El Día

Suscribirme
Ir al Inicio
cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$120.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $2250.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla