Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temas del día:
Buscar
Temas |LAS OPERACIONES “SILENCIOSAS” QUE SE DAN EN CHARLAS MASIVAS EN RED

Tecnología: chats grupales y el valor de la “intimidad”, lejos de las redes sociales

Esta forma de comunicarse colectiva y privadamente, es accesible tanto desde smartphones como desde computadoras. La transformación a la hora de interactuar

Tecnología: chats grupales y el valor de la “intimidad”, lejos de las redes sociales
28 de Enero de 2024 | 07:57
Edición impresa

A lo largo de la historia de la humanidad, las nociones de los espacios “público” y “privado” cambiaron. No solo en cuanto a lo que significaban esas expresiones, también se transformaron los espacios en los cuáles se expresaban. De hecho, con el boom tecnológico y la revolución informática de esta era, la redes sociales pasaron a ser un ámbito de “hipercomunicación” (donde todo se conoce y nada parece estar vedado debido a la democratización del acceso) donde todas las personas expresan sus emociones sin censuras. Sin embargo, cuando comenzaba a afirmarse la idea de la “extimidad” (por el fin de la intimidad y la exposición de todo lo que antes era estrictamente personal), los chats grupales resignificaron el espacio “secreto” en la comunicación social.

Cuando se habla de chats grupales se hace referencia a los mensajes que intercambian cierto número de personas en un espacio determinado. Conocidos como “grupos de WhatsApp”, hoy todas las aplicaciones de mensajería ofrecen este servicio gratuito en cada cuenta de los usuarios. En ese colectivo de personas que se comunican entre ellos y no con el resto (es decir, en privado), se incluyen los chats entre padres o madres de sus hijos que asisten al colegio; los chats familiares; los laborales; los de amigos; y demás variantes.

 

Influencian aspectos significativos: desde compartir chistes hasta influir en grandes eventos

 

El nacimiento de este tipo de comunicación en red data de los foros de internet de fines de los ‘90 en donde, si bien existían espacios de discusiones públicas, había debates cerrados en donde se conoció el rol de los moderadores, principalmente los organizadores del grupo, quienes cedían la palabra virtual para que distintas personas se expresaran o censuraban los comentarios inadecuados. Esos foros, en los que las discusiones de volvían más privadas para compartir contenidos sobre películas, programas de televisión o clubes de fútbol, mutaron y hoy son los chats grupales.

Últimamente, estos chats grupales tomaron relevancia como el espacio de generación de conocimiento y de compartir ciertos saberes o contenidos. Dentro de los mismos se interactúa con ciertos códigos, lo cual quiere decir que no es lo mismo un chat entre padres que uno de amigos o de trabajo. No son los mismos los sentidos que circulan en cada uno, e incluso existen las “mamushkas” o “los grupos de los grupos”, principalmente mencionados como “mesa chica” donde se seleccionan algunos integrantes y se apartan para tener una charla más secreta que en los grupos generales. Este fenómeno se aprecia, sobre todo, entre grupos de amigos de muchas personas donde, quienes más frecuentan o por afinidad, se reúnen en un grupo más reducido de personas.

Para poner ejemplos, existen dos grandes aplicaciones de mensajería, entre tantas otras. Tanto WhatsApp como Telegram son las más utilizadas y, cuando una de estas plataformas se cae por fallas o complicaciones tecnológicas, la otra comienza a ser más utilizada y viceversa.

 

Son documentos vivos que preservan los pensamientos y las experiencias más íntimas

 

WhatsApp, propiedad de Meta (anteriormente Facebook), es una de las aplicaciones de mensajería más extendidas en el mundo. Hasta hace dos años, reportaba tener más de 2 mil millones de usuarios activos mensuales a nivel mundial. La aplicación permite la creación de chats grupales que pueden incluir a hasta 256 participantes, y estos grupos pueden abordar una variedad de temas, desde amigos y familiares hasta colegas de trabajo o comunidades de interés compartido.

Telegram, una plataforma de mensajería alternativa, ha experimentado un crecimiento significativo en popularidad en los últimos años. Aunque sus cifras de usuarios son inferiores a las de WhatsApp, se destaca por su enfoque en la privacidad y la seguridad. Hasta mi última actualización, Telegram informaba tener más de 500 millones de usuarios activos mensuales. La característica de “Canales” en Telegram permite la transmisión de mensajes a una audiencia ilimitada, y los “Grupos” pueden albergar hasta 200.000 miembros.

LA ACTUALIDAD DE LOS CHATS GRUPALES

En la era digital actual, los chats grupales emergen como una herramienta indispensable y forman un tejido invisible de influencia y conexión que va mucho más allá de simples intercambios de mensajes. Esta evolución en la forma en que se da la comunicación refleja un cambio significativo en la interacción social, especialmente entre los jóvenes menores de 30 años, quienes encuentran en estos espacios un medio que se alinea perfectamente con su estilo de vida enfocado en lo digital.

Los chats grupales, accesibles tanto desde smartphones como desde computadoras, han transformado la forma en que se interactúa día a día. Van desde ser plataformas para compartir actualizaciones cotidianas y chistes hasta convertirse en espacios para debatir temas controvertidos. Estos grupos varían en propósito y duración, desde conversaciones efímeras hasta grupos estables que reflejan amistades en la vida real, permitiendo mantenerse en contacto con amigos lejanos y compartir experiencias.

A diferencia de las redes sociales más públicas, como Facebook y Twitter, los chats grupales ofrecen un espacio más íntimo y personal / Pexels

A diferencia de las redes sociales más públicas, como Facebook y Twitter, los chats grupales ofrecen un espacio más íntimo y personal. Por caso, durante eventos como la pandemia, estos grupos han sido vitales para mantener el contacto social y demostraron ser un soporte emocional importante en tiempos de aislamiento.

Sin embargo, estos grupos no solo impactan las relaciones personales; también influyen en eventos de gran envergadura. Por ejemplo, las conversaciones en un grupo de periodistas de Fox News y la comunicación grupal implicada en la corrida bancaria del Silicon Valley Bank son evidencias de cómo pueden influir en la opinión pública y en eventos financieros significativos.

En el segundo caso, cabe recordar que el Silicon Valley Bank sufrió una corrida bancaria en marzo de 2023, que llevó a su colapso. La misma comenzó cuando los clientes del banco se apresuraron a retirar fondos de sus cuentas a la vez, un acontecimiento desestabilizador conocido como estampida o corrida bancaria. Tal caída del banco fue impulsada por “la primera corrida bancaria de Twitter” ya que se viralizó un chat grupal de más de 200 fundadores de empresas tecnológicas.

UN CASO DE EJEMPLO

El colapso de Silicon Valley Bank, una institución clave en el sector tecnológico, ha marcado un hito en la historia de las crisis financieras, revelando cómo la era digital puede acelerar una corrida bancaria. Este evento no solo resalta la vulnerabilidad de ciertos sectores bancarios, sino también el poder que tienen las redes sociales y los chats privados en la toma de decisiones financieras.

El pánico comenzó a esparcirse rápidamente a través de plataformas digitales, cuando importantes figuras del capital de riesgo recurrieron a Twitter para expresar su preocupación sobre la estabilidad del Silicon Valley Bank. Estos mensajes, a menudo en tonos alarmantes, se difundieron como un reguero de pólvora, llegando a canales privados de comunicación como Slack, donde fundadores y CEOs de startups compartían y amplificaban las advertencias.

Lo que siguió fue una reacción en cadena. En un solo día, los clientes retiraron una suma asombrosa de 42.000 millones de dólares, dejando al banco con un saldo de efectivo negativo de 1.000 millones de dólares. Este movimiento masivo de fondos no se llevó a cabo en las sucursales bancarias, sino a través de la banca en línea y dispositivos móviles, mostrando la facilidad y velocidad con que se pueden realizar operaciones financieras en la actualidad.

Este fenómeno representa una transformación en la naturaleza de las corridas bancarias. A diferencia de las imágenes históricas de multitudes agolpadas frente a las sucursales bancarias, la crisis del Silicon Valley Bank se desarrolló en el ámbito digital. Según Ben Thompson, un analista que sigue la industria tecnológica, la combinación de “costos de distribución cero tanto para los rumores como para los retiros” fue lo que desestabilizó tan rápidamente al banco.

El caso de Silicon Valley Bank también destaca cómo la naturaleza de su clientela, compuesta principalmente por empresas respaldadas por capital de riesgo, incrementó su vulnerabilidad. Muchos clientes tenían depósitos significativamente mayores al límite asegurado por la FDIC de 250.000 dólares, lo que intensificó el pánico una vez que se difundió la noticia de problemas en el banco.

La reacción de la comunidad tecnológica a la crisis fue mixta. Mientras algunos instaban a la calma, otros exacerbaban el miedo. Mark Suster, socio de la firma de capital de riesgo Upfront Ventures, fue uno de los que intentaron mitigar el pánico, advirtiendo sobre los peligros de una “histeria colectiva”.

Este evento no solo cuestiona la estabilidad de ciertos bancos frente a la era digital, sino también el papel que las redes sociales y las comunicaciones privadas juegan en la economía actual. La corrida bancaria de Silicon Valley Bank podría ser un caso de estudio para futuras regulaciones y estrategias de gestión de crisis en el sector financiero, marcando un antes y un después en cómo entendemos y manejamos los pánicos bancarios en un mundo cada vez más interconectado digitalmente.

La formación de estos chats puede ser arbitraria, pero juegan un papel crucial en la definición de círculos sociales y en la interacción entre las personas. La decisión de incluir o excluir a alguien puede tener consecuencias notables en las relaciones interpersonales.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

ESTA NOTA ES EXCLUSIVA PARA SUSCRIPTORES

HA ALCANZADO EL LIMITE DE NOTAS GRATUITAS

Para disfrutar este artículo, análisis y más,
por favor, suscríbase a uno de nuestros planes digitales

¿Ya tiene suscripción? Ingresar

Básico Promocional

$120/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $1870

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Suscribirme

Full Promocional

$160/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $2880

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Acceso a la versión PDF

Beneficios Club El Día

Suscribirme
Ir al Inicio
cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$120.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $1870.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla