Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Abanderados de Estudiantes y Gimnasia por el mundo

Rubiño, el fana del Pincha que enseña surf a los discapacitados

El marplatense es un campeón argentino de surf que enseña, con la camiseta puesta, su pasión a personas con capacidades diferentes

Lucas Rubiño, fanático de Estudiantes y del Surf. Su historia vale la pena destacar / El Día

Esta sonrisa no tiene precio

Por Martín Cabrera

mcabrera@eldia.com

En las playas de La Perla, en Mar del Plata, todos lo conocen como “el Pincha de la tabla de surf”. Allí pasa casi todos los días del año, adentro del mar, enseñando surf a personas discapacitadas. Se llama Lucas Rubiño y su particularidad es que todos los días trabaja con la camiseta de Estudiantes.

“Soy campeón argentino y desde hace 15 años tengo una escuela de surf adaptada. Trabajo para que todas las personas puedan cumplir su sueño de meterse al mar. Y sí, siempre con los colores rojos y blancos”, contó en diálogo con este medio. Además reconoció que a lo largo de los años fue contagiando a muchos compañeros y deportistas.

La Escuela de Surf que coordina Rubiño es gratuita y está destinada a todas las personas con capacidades diferentes que quieren animarse al mar. Para eso tienen que contactarse a través del Instagram @escuelamardelsurf y luego de una entrevista reciben todo el material necesario.

“Lo hago en forma de agradecimiento porque me va muy bien en la vida: tengo a mis padres vivos, una casa, una novia hermosa, trabajo de lo que me gusta y soy de Estudiantes, ja... Llevar adelante esta escuela es una fábrica de sonrisas, así lo siento. Poder compartir con gente que no tuvo la suerte que tuve yo de desafiar el mar te llena el alma”.

“Me siento un afortunado de poder hacer esto”, destacó, muy emocionado, y extendiendo este mensaje a todos los platenses que lo necesiten.

Mar del Surf es su escuela. Funciona en La Perla y allí acuden niños, jóvenes y adultos con discapacidades motrices o mentales. Junto con su equipo de trabajo, hacen que cada uno pueda cumplir su sueño. Y siempre lo consiguen. Junto a él están su papá, su novia y alguno de sus hermanos.

En 2015, el Concejo Deliberante de General Pueyrredón aprobó el proyecto y lo declaró de Interés Municipal, reconocimiento que le dio tremendo impulso a su obra en el mar. “A partir de entonces la accesibilidad a las playas empezó a ser visto de otra manera”.

Su papá lo quiso hacer hincha de Boca

Rubiño es marplatense, pero tiene unos primos en La Plata. “Mi viejo, que es hincha de Boca, nos compró camisetas. Pero cuando era chico, en un viaje para ver a mis familiares platenses, conocí el viejo estadio. No recuerdo bien el partido, pero desde ese día me hice hincha furioso”.

“Como habíamos llegado muy temprano nos vimos el partido de Reserva. Estábamos en la B y me acuerdo que Martín Palermo hizo el gol del triunfo, en el último minuto. Lo gritó colgado del alambrado en donde estaba yo. Y me volví a Mar del Plata más Pincha que nunca”, profundizó su relato, no sin antes recordar que en Mardel le devolvió la camiseta de Boca a su papá.

Rubiño nunca más se arrepintió de la decisión que había tomado esa tarde. Y comparó su trabajo con Estudiantes. “Con mucho esfuerzo se lograron cosas muy importantes. Ese ADN Pincha de nunca aflojar, ir para adelante, el respeto y ser positivo lo llevo a todos lados”.

“A veces, si bien me gusta la ciudad en donde vivo, me encantaría vivir en La Plata, para estar más cerca del Club. Me identifico muchísimo con Estudiantes y con su gente, siempre solidaria”, agregó respecto a su fanatismo.

Acompañó a urbano de Mar del Plata a Cataratas

También participó de la travesía de Aníbal Urbano, quien se desplazó, en silla de ruedas, desde Mar del Plata hasta las Cataratas del Iguazú, con el fin de contar un poco su historia la problemática de los discapacitados. “Es un alumno mío de hace muchos años y, en lugar de hacer un piquete y esas cosas propuso unir 2000 kilómetros, dando charlas en cada ciudad sobre este problema. Desde la filial Mar del Plata nos comunicamos con el Club y pudimos brindarle apoyo, alojamiento y accesibilidad en cada lugar por donde pasó”.

“Él no es hincha de Estudiantes, pero en forma de agradecimiento por todo lo que le pudimos conseguir llevó nuestra camiseta en toda la travesía”, agregó y destacó la ayuda recibida por el presidente Juan Sebastián Verón al momento que Urbano llegó a La Plata. En los próximos días se sumará a una movida que está preparando el Club en Pinamar.

“Siempre voy con los colores. Me identifica Estudiantes, sus valores y el esfuerzo por un objetivo”

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...