Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Los descubridores de los primeros exoplanetas ganaron el Nobel de Física

El canadiense James Peebles y los suizos Michel Mayor y Didier Queloz fueron premiados por su aporte al entendimiento del universo

Los descubridores de los primeros exoplanetas ganaron el Nobel de Física

James Peebles, Didier Queloz y Michel Mayor/web

9 de Octubre de 2019 | 01:18
Edición impresa

El astrofísico canadiense James Peebles y sus colegas suizos Michel Mayor y Didier Queloz lograron ayer el Nobel de Física por su contribución al entendimiento de la evolución del universo y el lugar de la Tierra en el Cosmos de acuerdo a la Real Academia de las Ciencias de Suecia.

Peebles fue premiado por sus descubrimientos teóricos en cosmología física, mientras que Mayor y Queloz por el hallazgo de un exoplaneta orbitando una estrella de tipo solar.

Peebles es experto en cosmología, nació en 1935 en Winnipeg y está adscripto a la Universidad de Princeton (EE.UU).

Según el comité Nobel, “el marco teórico desarrollado a lo largo de dos décadas por Peebles es la base de nuestra comprensión moderna de la historia del universo, desde el Big Bang hasta hoy”.

Mayor nació en 1942, compartió buena parte de su trabajo con su colega y compatriota Queloz, nacido en 1966, ya que ambos trabajan en la Universidad de Ginebra.

Los dos exploraron la Vía Láctea buscando mundos desconocidos, y fueron los primeros en descubrir en 1995 un planeta fuera del sistema solar, un exo planeta, que orbitaba la estrella 51 Pegasi.

Ulf Danielsson, miembro de la Academia sueca de Ciencia explicó el premio con el ejemplo de una taza de café con leche y azúcar.

Es que para Danielsson el universo puede crearse en una taza de cristal a la que fue echando café, “esta es la energía oscura”; la “cantidad justa de crema, esta es la materia oscura; y ahora una pequeñísima cantidad de azúcar, esta es la materia ordinaria, sobre la que ha girado la ciencia durante miles de años... hasta ahora”.

Mientas Peebles se centró en “el café y la crema” de aquella taza que representa el universo, Mayor y Queloz lo hicieron en lo que es “más importante para nosotros, el azúcar”, la materia ordinaria, de la que estamos hechos nosotros y todo lo que nos rodea, agregó Danielsson.

Aunque apenas se conoce el 5% de esa materia, el modelo del Big Bang se convirtió en el referente aceptado por los astrónomos, que en las últimas dos décadas identificaron más de 4.000 exo planetas.

El primero de ellos -el 51 Pegasi b, a 50 años luz de la Tierra-, fue descubierto en 1995 por Mayor y Queloz, culminando una labor iniciada años atrás por el primero para estudiar el movimiento de las estrellas y que le llevó a construir sus propios aparatos de medición.

REPERCUSIONES

La elección para el premio de los tres astrofísicos tuvo amplias repercusiones en todo el mundo y también entre científicos argentinos, que consideraron el trabajo de los investigadores como “inspirador y motivador”, ya que permite avanzar en la “comprensión del universo desde sus estadios primitivos hasta hoy”. También se destaca que es una obra que abrió una nueva rama de la astronomía, a partir del descubrimiento de exo planetas.

Los más de 4.000 exo planetas confirmados hasta ahora “nos muestra la diversidad de sistemas planetarios, y nos permite saber qué hay más allá de nuestro Sistema Solar”, expresó el astrónomo Gonzalo D’Elía, investigador adjunto del Conicet que trabaja en el Instituto de Astrofísica de La Plata.

“Si tomamos nuestro Sistema Solar desde una visión amplia, podemos decir que en la región interna hay planetas de tipo terrestre y en la externa, gigantes gaseosos”, continuó el científico. Sin embargo, “cuando se observa la amplia diversidad de sistema de exo planetas descubiertos podemos encontrar sistemas que solo tienen planetas terrestres, o aquellos que solo tienen gigantes gaseosos en las regiones internas, en lugar de tenerlos en las externas”, completó D’Elía.

Por ejemplo, “en nuestro Sistema Solar Júpiter está a cinco unidades astronómicas del Sol (1 unidad astronómica representa la distancia entre el Sol y la Tierra), mientras que el planeta descubierto por estos autores en 1995 está cien veces más cerca de su estrella central”, precisó el científico.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla