Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Le cortaron una oreja a un carnicero, furiosos porque tenía poca plata en la caja

Fue en 122 y 42, en El Dique. Lo atacaron frente a su mujer. Y se salvó de milagro. Los ladrones huyeron con $1.500

Le cortaron una oreja a un carnicero, furiosos porque tenía poca plata en la caja

El dueño de la carnicería, derlis sotelo, sostiene la cuchilla con la que lo atacó uno de los ladrones/s. casali

17 de Noviembre de 2019 | 04:37
Edición impresa

Como el aire acondicionado de su carnicería en El Dique no estaba funcionando por una falla, a las 8 y media de la calurosa noche del último jueves, el propietario del comercio decidió que la puerta de entrada quedara abierta para refrescar un poco el ambiente.

Pero más que aire fresco, lo que se metió en “Carnes Los Reseros” fue la inseguridad más violenta, personificada en dos delincuentes que mostraron una pistola decididos a llevarse todo el dinero de ese local de 122 y 42.

Apenas ingresaron, les ordenaron a los dueños de la carnicería- una pareja joven- que se arrojaran al piso detrás del mostrador. Y luego se encargaron de vaciar la caja registradora.

“QUERÍA MÁS PLATA Y ENFURECIÓ”

Al comprobar que en la caja había apenas 1.500 pesos, los maleantes vieron defraudada su expectativa de encontrar un monto más suculento.

Con la cabeza vendada, Derlis Sotelo (21), de nacionalidad paraguaya y dueño del negocio, contó ayer a este diario los detalles del asalto que lo dejó en ese estado.

“Querían más plata, estaban seguros de que tendíamos guardada una cantidad mayor en otro lado”, explicó, pero cuando intentó convencerlos de que tal cosa era imposible, que no había más que esa suma, “uno de ellos enfureció”.

Con total sangre fría, el delincuente tomó una cuchilla del mostrador y atacó a Sotelo, cortándole parte de su oreja, la mejilla derecha y el mentón, con un movimiento “de arriba hacia abajo”, describió la víctima.

Sobre ese dramático momento, Derlis reveló que “quedé con parte de la oreja colgando”, tras lo cual su esposa “tomó varias servilletas de papel y sujetó para que no volviera a desprenderse”.

Con todo, el joven comerciante reconoció que nada lo aterrorizaba tanto como la certeza de que “el que estaba armado iba a dispararme. Gracias a Dios no lo hizo”, recordó en un mano a mano con EL DIA.

“SOMOS DE OTRA JURISDICCIÓN”

En pleno asalto, dos mujeres policías se encontraban haciendo sus compras en un kiosco lindero a la carnicería.

“Les avisaron que nos estaban robando y si bien se asomaron y una de ellas sacó su pistola reglamentaria, cuando les pidieron que intervinieran se negaron a hacerlo argumentando que ellas eran de otra jurisdicción”, lamentó el carnicero.

“Por eso -continuó- estos pibes (por los asaltantes) estuvieron entre 7 y 8 minutos en mi local y escaparon en bicicleta” con los 1.500 pesos que habían sustraído.

Se quejó Derlis porque “luego vinieron policías en cuatro patrulleros de la comisaría de El Dique (Tercera de Ensenada), pero ninguno salió a perseguir a los que me robaron y atacaron”.

Según el comerciante, una vez que los asaltantes se fueron, y en medio del shock, “un empleado de la ferretería de enfrente me llevó en su auto al hospital Gutiérrez, donde me dieron unos 40 puntos por las heridas en la oreja y el cachete derecho de la cara y en el mentón”.

“Un médico que me atendió me dijo que si me cortaban dos centímetros más abajo hubieran llegado a una arteria y todo hubiese terminado mucho peor”, reflejó el carnicero.

Paralelamente, indicó que en ese centro asistencial “me dejaron en observación desde las 9 menos diez de la noche del jueves hasta las 6 y media de la tarde del viernes”.

VA A ENREJAR EL FRENTE

Todavía conmocionado por la feroz agresión que sufrió durante el asalto, el muchacho confirmó que él y su mujer ya analizan hacer algunas reformas para mejorar la seguridad del local.

“En principio tenemos decidido poner una reja que proteja todo el frente”, indicó, aunque no descartó adoptar alguna otra medida adicional.

La joven pareja abrió ese comercio hace seis meses y el del jueves fue el primer episodio de inseguridad que viven en carne propia.

Derlis citó a su vez que, a raíz de lo sucedido, “intenté dos veces hablar con el comisario de El Dique, pero no conseguí hacerlo”.

“Cuando mi mujer fue a esta seccional a radicar la denuncia, los que la atendieron le dijeron que no sabían que funcionaba una carnicería en esta esquina. Con un tono que parecía que tomaban todo en broma”, denunció el comerciante.

BUSCADOS

En cuanto a los dos asaltantes que protagonizaron el violento asalto en la carnicería de 122 y 42, Derlis los describió como “morochos, de entre 21 y 22 años”.

“Los dos actuaron a cara descubierta”, completó.

Nadie pudo confirmar a ciencia cierta sin residen o no en la zona donde actuaron.

Lo que es seguro es que todavía continúan prófugos.

De todas maneras, con los pocos datos que hay sobre ellos, la Policía de esa jurisdicción sigue buscándolos. Por lo pronto, el carnicero y su mujer esperan que sean detenidos para estar más seguros.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia

El dueño de la carnicería, derlis sotelo, sostiene la cuchilla con la que lo atacó uno de los ladrones/s. casali

“Pese a que me provocaron grandes heridas con mi cuchilla, sentí mucho miedo de que el ladrón que estaba armado, me disparara. Gracias a Dios no lo hizo” - Derlis Sotelo (21) - Comerciante asaltado y herido

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla