Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Villa Elisa: le pegaron, la picanearon y la quisieron violar mientras caminaba hacia su casa

La víctima tiene 25 años y volvía de trabajar. El brutal ataque fue a metros de Avenida Arana y 15, a una cuadra donde en Año Nuevo una joven también fue ataca a la salida de una fiesta

Una joven que anoche regresaba a la casa desde su trabajo fue víctima de un violento robo e intento de abuso sexual a menos de 100 metros donde en el verano otra chica fue atacada por varios sujetos al salir de una fiesta en Villa Elisa.

El aberrante episodio ocurrió cerca de las 21:15hs., cuando Mariana, de 25 años, se bajó del colectivo en Avenida Arana y 15, muy cerca de donde vive. Comenzó a caminar por Arana hacia la esquina mientras esperaba que su hermana Julieta la fuera a buscar, como hace todas las noches. Vio que había un hombre de unos 40 años que estaba apoyado contra un poste, lo que no imaginó es todo lo que sucedería después.

Apenas dobló por 15, el sujeto, que a venía siguiendo, se le tiró encima y mientras le apoyaba un cuchillo en la zona del cuello le decía "callate y seguime". "Metete en el campito, metete en el campito", fue lo siguiente que escuchó la joven, quien para ese momento le había ofrecido sus pertenencias con tal que la dejara ir. "Incluso le dijo que tenía $3.000, pero el hombre igual no la soltó", le contó a eldia.com Julieta, la hermana de Mariana. Ella fue la que evitó que lo que hasta ahí era un pésimo momento se volviera peor aún.

La víctima intentaba resistirse como podía, pero la fuerza del sujeto era superior. Y como si fuera poco, además de amenazarla con un cuchillo, tenía una picana con la que la torturaba aplicándole descargas y dejarla más vulnerable. Las intenciones claramente no eran sólo de robo. En medio del forcejeo, y mientras le tapaba la boca utilizando un guante en la mano, le intentó desabrochar el pantalón.

Fue en es instante que Julieta, su hermana, pasó por el lugar, algo preocupada ya porque no la veía y la llamaba por teléfono y no le contestaba. Al escuchar ruidos en un lote que no está ocupado se acercó para ver qué sucedía y en ese momento el sujeto sale corriendo hacia donde estaba ella, a lo que atinó a golpearlo con la bicicleta. Vio que el hombre llevaba una mochila, pero no sabía que a quien estaba intentando someter era a su hermana. Cuando mira hacia donde vio había una persona en el suelo se da cuenta que la víctima era su hermana, que la miraba con la boca ensangrentada, la ropa desacomodada y en estado de shock.

Los gritos de Julieta pusieron en alerta a otra joven que se encontraba en la parada de colectivos sobre Avenida Arana, quien dio aviso a la Policía, y comenzó a correr al agresor, quien en todo momento se cubría el rostro con una capucha. Sólo la advertencia de su hermana que se quedara porque tenía un cuchillo la frenó.

De inmediato se acercaron algunos vecinos que oyeron los gritos, incluso uno salió detrás del agresor para tratar de darle alcance. Para ese entonces la Policía ya estaba en el lugar, y si bien lograron recuperar la billetera y el guante y la picana que el atacante utilizó, el delincuente escapó con la mochila y el teléfono celular.

"La policía llegó rápido, pero trabajó muy mal, no se ocuparon de preservar el lugar donde fue atacada mi hermana. Y creo que si dos patrulleros salían a buscarlo, lo atrapaban", comentó Julieta, molesta no sólo por lo que le había sucedido a su hermana.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla