Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Un problema cantado y una solución virtual: la reinvención de los coros platenses

Nicolás Lamberti

Por: Nicolás Lamberti
nlamberti@eldia.com

1 de Julio de 2020 | 11:37

Declarada la pandemia y decretado el confinamiento, muchos sectores se vieron paralizados y, sobre todo, los que se apuntalan con reuniones sociales en las que existen contactos estrechos. Mucho de eso hay en el ámbito cultural, en el cual conviven los encuentros corales.

Para algunos profesores, explorar en la modalidad virtual fue una solución desde lo artístico y lo social, aunque para los más tradicionales nada puede suplantar un encuentro presencial. Para aquellos que dan clases a modo particular, la suspensión de la actividad también significó un golpe económico, ya que si bien se pueden organizar reuniones a través de la alguna plataforma, el ingreso no es el mismo.

En tanto, todos coinciden en que la gente necesita tener un entretenimiento y, los adultos mayores, más que nadie. Por tanto, si las condiciones no son los mejores desde profesional y tampoco desde lo económico, vale la pena el esfuerzo.

"A FALTA DE PAN, BUENAS SON LAS GALLETAS"

Oscar Escalada, ‌Director de Coros, arreglador, compositor, fundador y presidente de la AAMCANT - Asociación Argentina para la Música Coral "América Cantat" y ex director del Coro de Niños del Teatro Argentino, es uno de los directores que brinda cursos a distancia y propone desde la entidad participar del Coro Virtual en Homenaje a Ariel Ramírez y Astor Piazzolla. 

Desde la visión de Escalada “la pandemia ha modificado toda la actividad artística en lo que se refiere fundamentalmente a las artes temporales, es decir las que utilizan el tiempo para desarrollarse, tales como la música, el teatro o el ballet. En estas expresiones conviven los solistas y los grupos corales, orquestales, ballets, pero también el cine, la televisión y las redes sociales. El arte, en todo caso, es una forma de comunicación y para que esto se produzca es necesario que haya un emisor -el artista-, un medio transmisor -una sala, una pantalla o un aparato electrónico- y un receptor -el público-”

Asimismo, remarcó que el Covid 19 “ha hecho que el ser humano haya buscado diversas formas para que este ciclo se pueda cumplir ya que es inherente a la propia especie. La comunicación y la convivencia son casi tan esenciales como la alimentación y el agua. En esta búsqueda tan  limitada por la situación, ya que juntarse en una sala de ensayo, o hacer una presentación en público no es posible, se ha encontrado en la tecnología imperante, internet, una forma de suplir lo anteriormente dicho los coros virtuales, tanto conciertos como ensayos. Los conciertos se constituyen con videos grabados en las casas de cada uno de los integrantes que luego alguien edita y sumados dan la impresión de ser un coro. El resultado puede ser desde malo hasta excelente. Ese valor queda en todo caso relegado o limitado también a la capacidad artística de otros participantes que se suman al director, como el editor, la calidad del sonido de cada grabación individual, la capacidad técnica, etc. Pero ¿sirve? Y... yo diría que "a falta de pan, buenas son galletas". Falta el contacto humano entre los integrantes, con el director, la reunión, el comentario y sobre todo la respuesta del público. Uno intuye que alguien puede estar del otro lado, pero no recibe su respuesta inmediata, contemporánea al hecho artístico, que inevitablemente hará que el resultado sea completamente distinto. Sin embargo, tiene aspectos que son interesantes y que no sabemos hasta dónde pueden llegar”, subrayó

Emiliano Linares es otro director de coros y cantante, que promueve los ensayos virtuales y los conciertos interactivos. Es uno de los jóvenes directores más premiados del ambiente del momento. Logró el Premio Konex 2019 con su grupo coral platense Tous Ensemble y forma parte del Staff del Coro Nacional de Jóvenes que depende del Estado Nacional.

Linares afirma que el método virtual es un recurso pero no existe el ida y vuelta necesario con los alumnos: “Es recurrente cómo hacemos los músicos para poder interactuar de alguna manera, entre nosotros como grupo en sí, y para con nuestro público. Desde mi lugar hago ensayos virtuales solamente, por diferentes plataformas. Y lo llamo los “no ensayos virtuales”, a modo de gracia. Porque voy enseñando nuevas obras, se habla un poco del texto, pero todos en su hogar están escuchando y no hay un ida y vuelta. Los coreutas están muteados y cada tanto hacen algunas preguntas. Yo no escucho cuando cantan, tengo que confiar en que están haciendo las cosas bien. Sucede que las plataformas están preparadas para conferencias. No se puede hacer música en tiempo real con las plataformas virtuales. Hay un desfasaje porque todo depende de la conexión de internet que tenga cada uno”.

Además, remarcó que más allá de que se intenta conservar la esencia, se siente la soledad de un lado y del otro. “Yo me siento solo tocando el piano en mi casa, porque veo caras y me escuchan, pero cada integrante también está solo. Y eso va en contra de nuestra actividad, que se conforman con personas que deben tener una vibración simultánea”.

En tanto, Santiago Bucar, director de coros, arreglador y compositor y uno de los pioneros en la ciudad en realizar un repertorio de Música Popular en la actividad coral vocacional, comentó cómo se las ingenia para seguir con la actividad: “No existe ninguna plataforma virtual con la cual se puedan desarrollar ensayos como estamos acostumbrados. Optamos por situaciones que los reemplacen un poco y hemos apuntado a hacer ensayos manejándonos con audios y videos, porque en vivo no se puede. Es un trabajo más individual”.

En la actualidad, Bucar dirige cinco coros vocacionales de música popular los cuales cantan en general sus arreglos vocales. Y destaca que con ellos “implementamos diversos formatos, recibo los audios y hago devoluciones. Ellos graban, escucho y voy corrigiendo para ir trabajando las obras. Pero con el fin de estar en contacto hacemos videoconferencias como para charlar y tener contacto visual, trabajar sobre consignas, partituras, maneras de respirar, expresividad y todo lo que se pueda marcar desde la palabra. El coreuta escucha y toma nota de las indicaciones para después aplicar y grabar el audio. También he encomendado la tarea de grabar videos individuales, lo que llamamos ‘coros en cuadraditos’, que después se editan y da la sensación de que cantamos en conjunto. El panorama es diverso pero es la manera que hemos encontrado de sobrepasar este periodo y mantener unidos los grupos y generando proyectos”, sostuvo.
 

UNA BUENA COMPAÑÍA PARA ADULTOS MAYORES

Para Raúl Salvatierra, quien dirige cinco coros vocacionales de variadas formaciones y características, con jóvenes, adultos y adultos mayores, la nueva modalidad es fructífera sobre todo para que éste último rango etario tenga algo de entretenimiento y compañía.

La actividad coral, como siempre remarco es vocacional para nosotros, es gente de la ciudadanía que se junta a cantar. Cada director tiene grupos distintos. Nos agarró en el comienzo de la actividad, yo armo programaciones con grupos, vas ensayando y presentás conciertos. Ahora fuimos arrancando con ensayos virtuales y cada director organiza su coro de tal manera”, contó Salvatierra, quien tiene a cargo tres coros institucionales, públicos y privados y dos grupos independientes.

Personalmente, todas las actividades artísticas colectivas, de canto, que es cuestión de vibración, de uno al lado del otro y que con el sonido de todos haces un resultado, no se va a lograr desde lo virtual. La práctica en vivo para mí es lo que te saca adelante. Sirve para mantener los grupos y tener un momento de encuentro, pero mi visión es que no ayuda mucho al crecimiento a nivel artístico y musical. Con el coro de la Tercera edad, con toda la dificultad que pueden tener, hago vivos de Face y lo tomamos como un entretenimiento”, remarcó el fundador y presidente de la Asociación Civil 440 desde donde impulsa el Circuito Coral Platense.

Claro que como a muchos sectores, la pandemia propició un golpe económico. “Yo en un coro cobro medio sueldo y en los coros independientes no estoy cobrando un solo peso”, remarcó el músico aunque no afloja e intenta seguir acompañando a sus alumnos en un momento anímico complejo.
 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla