Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Policiales |Prostitución y drogas a la vista en el mondongo
Zona Roja: vinculan la violencia del fin de semana con un crimen

Una organización trans atribuye el asesinato de Roberta Carabajal, en febrero, a una banda con prácticas mafiosas a la que vinculan con una pelea en 4 y 64 y el incendio de una casa en 5 y 63

Zona Roja: vinculan la violencia del fin de semana con un crimen

Golpes y cortes en la gresca del domingo en 4 y 64 / captura de video

2 de Julio de 2020 | 02:41
Edición impresa

Golpes, gritos, fuego, explotación y muerte. La Zona Roja platense se ha transformado en algo peor que un territorio hostil para los vecinos que deben convivir con las molestias de actividades nocturnas callejeras reñidas o directamente enfrentadas con la ley.

La violencia que se registró el pasado fin de semana en dos puntos, a menos de 200 metros de distancia y casi en forma simultánea, reavivó las tensiones que genera en ese sector de la ciudad el ejercicio callejero de la prostitución y la comercialización de drogas.

A los reclamos de los vecinos y los habituales procedimientos policiales se sumó ahora una denuncia pública de OTRANS Argentina, la entidad de defensa de derechos que nuclea a trans y mujeres, según la cual la violencia en la zona es emergente de un fenómeno delictivo liderado por una banda dedicada a la extorsión de quienes ejercen la prostitución: “`El problema este comenzó desde lo que pasó con Roberta. Hay un grupo de muchachos grandes que agarran a los pibes que salieron de los institutos de menores y los mandan a la zona a que le quiten cosas a las chicas y a coimearnos. Donde nos amenazan y nos dicen que si no pagamos, nos van a pegar un tiro´, aseguró una testigo con identidad reservada a nuestra organización. Además agregó: `Hemos hablado con la policía, no sólo yo sino todas las chicas que estamos en esa zona, y la policía no hace nada´”.

El testimonio citado por la entidad alude al crimen de Roberta Carabajal, en la mañana del 1º de febrero de este año. Según la investigación judicial, fue atacada por dos varones, jóvenes, cuando hablaba con otras trans, en inmediaciones de 1 entre 62 y 63. Recibió tres puñaladas tras una discusión que para la Justicia no tiene claro aún el motivo -ver aparte-.

El comunicado difundido por OTRANS este martes expresa que las travestis involucradas en una pelea callejera en 4 y 64, en la madrugada del domingo, fueron atacadas por un grupo de agresores.

El asesinato de Roberta se produjo el 1º de febrero por la mañana, en 1 entre 62 y 63

 

“El hecho sucedió cerca de las 2 de la madrugada en la calle 4 esquina 64, cuando un grupo de pibes amenazaron y apuñalaron en la mano a compañeras que se encuentran en situación de prostitución, por no pagar la “coima” para estar en la parada”, señala el texto.

Como viene ocurriendo, las posiciones en torno al uso del espacio público y las actividades que se desarrollan volvió a generar un contrapunto con la asamblea vecinal de El Mondongo. “Seguimos pensando lo que denunciamos. Una cosa son las trans que venden drogas, que caen presas cada dos por tres y otra las que ejercen la prostitución, que son una de cada diez”, dijo un referente del espacio y añadió que, según piensan allí “se pelean entre ellas por la droga. Mientras que los menores, que hay muchos en el barrio por institutos que funcionan en la zona, al no poder robar como lo venían haciendo, se pelean para sacarles droga”.

No obstante eso, el referente que habló con este diario -y pidió reservar su identidad- pidió a OTRANS que denuncie ante la Justicia el accionar mafioso.

En la asamblea, suscriben una hipótesis policial que asigna a un conflicto particular, vinculado a la compra de droga, el crimen de Roberta.

“ESTA PRÁCTICA NO ES AISLADA”

Según denuncia la organización creada en 2012 “esta práctica no es aislada, sino responde a un modo perverso de disputa por el espacio público y de autorregulación de la Zona Roja. El travesticidio de Roberta se inscribe en esta misma línea. La compañera travesti peruana de 50 años, que fue asesinada el primero de febrero de este año en la calle de 1 y 63 de la misma ciudad”.

En esa línea, se señala la presunta connivencia policial: “manifestamos nuestra profunda preocupación respecto a este modus operandi en cuanto al grupo de hombres que, en connivencia con la policía, intentan llevar a cabo una auto regulación en la Zona Roja. Es decir, la policía le transfiere el poder a estos pibes para no hacer el trabajo sucio, respecto a un mecanismo de «limpieza». Asimismo, nos preocupa que haya menores de edad que, sin otra posibilidad, se vean sometidos respecto a esta práctica mafiosa”.

Una fuente policial le dijo a este diario que no está en la grilla de investigaciones policiales la existencia de un grupo con prácticas extorsivas en la Zona. Tampoco la sospecha de que haya participación de integrantes de la fuerza en esas actividades delictivas.

Los reclamos y denuncias reaparecieron luego de una pelea entre varias personas, registrada por vecinos, en 4 y 64. Durante minutos, en la madrugada del domingo, volaron piedras y hubo intercambio de golpes de puño y patadas. Eran otra noche de insomnio y preocupación en una de las calles con alto tránsito cuando se pone el sol.

La violencia quedó retratada en detalle por teléfonos celulares que sacaron fotos y grabaron videos.

Las cosas no terminaron ahí, desde el mismo punto podía verse la llama que salía por sobre el techo de un departamento interno situado en inmediaciones de 5 y 63.

Vecinos que hablaron con este diario en las horas posteriores contaron que la vivienda está usurpada por un grupo de jóvenes, en apariencia menores de edad.

Según la investigación policial allí se produjo un incendio intencional tras una pelea entre “trans de origen ecuatoriano y menores que usurpan la casa”, indicó una fuente de la fuerza.

El operativo que requirió la emergencia demandó la intervención de los bomberos. No hubo registro de heridos y si bien las sospechas señalan un origen intencional, poco se sabe de quién y con qué motivo. “Cuando llegaron los peritos al lugar para investigar las causas, ninguno de los jóvenes que estaba allí se quiso identificar. También negaron que vivieran en esa casa”, apuntó otra fuente del operativo.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla