Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $95,12
Dólar Ahorro/Turista $156.95
Dólar Blue $146,00
Euro $113,21
Merval 0,00%
Riesgo País 1517
Toda la semana |Un veraneo particular
Modo verano: la pandemia y las vacaciones con chicos… ¡en casa!

Por cuestiones económicas o prevención sanitaria, muchas familias platenses eligen permanecer en la Ciudad durante el verano, pero no renuncian a disfrutarlo, con los debidos recaudos. ¿Qué planes eligen para sus hijos, tras casi un año de cuarentena?

Modo verano: la pandemia y las vacaciones con chicos… ¡en casa!

Inés y Lisandro junto a Francisco y Antonio pasan las vacaciones entretenidos con juegos de mesa

Cecilia Famá

Por: Cecilia Famá
vivirbien@eldia.com

17 de Enero de 2021 | 04:06
Edición impresa

Como si todo un año sin escuela presencial hubiese sido poco, ahora se viene su versión estival: las vacaciones en casa. El alivio del receso de las clases por zoom duró un santiamén. A la estadía de los chicos en casa durante las 24 horas, los siete días de la semana, se sumó el calor, en una temporada para muchos sin playa, sin colonia y sin una pileta para refrescarse algunas horas. ¿Qué hacemos? Quienes no lo hacían, empezaron a ceder y autorizar visitas a la casa de los primos o de algunos amiguitos… algunas hasta con pijamadas incluidas; otros papás sacaron las vacaciones en sus trabajos sólo para estar más tiempo con sus hijos, bajar el nivel de horas/pantalla en los dispositivos, y organizar algunas salidas a las atracciones que ofrece la Ciudad o a algunos lugares cercanos. Nada es fácil en la era pandémica que nos toca vivir, pero niños y padres ponen toda la garra necesaria para surfear con éxito la ola “indoor”.

Una ciudad con una plaza cada seis cuadras, un Bosque al que le quedan varias hectáreas y un parque provincial a 40 minutos en auto y accesible en bicicleta hace más llevadero el hecho de tener los encuentros con otras personas solamente al aire libre. Barbijo, distancia social y alcohol en gel mediante, los padres ven posibilidades cercanas de pasear con sus niños, en caminatas o en bicicletas. También hay instituciones locales que ofrecen actividades presenciales y existe una oferta virtual de aprendizaje y “paseos”. Las casaquintas con pileta o las pelopincho de lona en los patios también son oasis para que disfruten los pibes en sus vacaciones platenses.

“En mi experiencia como papá y profe del equipo en que juega mi hijo Dimas (8), en la Sociedad de Fomento Polideportivo Gonnet, creo que el primer desafío fue el de volver a realizar actividades después de un invierno muy duro, en el que los nenes estuvieron encerrados, privados de poder tener contacto entre ellos y de poder realizar una actividad deportiva, que en este caso es fútbol” analiza Mariano Cariani, realizador audiovisual de la Ciudad y uno de los DT de la categoría 2012 del club de la zona norte: “El primer desafío que proyecté fue el de que los nenes se reencuentren y se vuelvan a divertir, realizando una actividad deportiva, creo que lo necesario es que ellos vuelvan a conectarse con la felicidad que les genera realizar un deporte sobre todo en la etapa infantil, en la que hay que eliminar todo tipo de presiones y ansiedades aumentadas también en ese tiempo de encierro, en pandemia”.

FAMILIAS FULL-TIME

El invierno fue duro y sin encuentros ni festejos de cumpleaños ni juegos con sus pares. Los profes de educación física y educadores en general le han puesto onda para que no se perdiera el contacto entre los niños. Así lo hicieron Emilio Martínez y Leonel Ramos, profes de Kombi Juegoteca Viajera, que en verano ofrecen una alternativa de talleres presenciales.

“La idea de estos encuentros durante las vacaciones surge por la posibilidad de volver a juntarnos y de haber compartido con muchas familias distintas experiencias durante todo el 2020, encontrándonos vía zoom y por otras redes. Y hoy nos volvemos a vincular con estas alternativas, con esas mismas familias y otras que quieran sumarse, para que los niños puedan tener encuentros con sus pares, en otros espacios, fuera de sus casas, con otros tiempos, con otras ‘reglas’, con otros horarios. Los talleres de juego surgen a partir de la necesidad de encontrarse, que es la misma que tenemos todos en esta situación”, sostiene Emilio.

“Lo que buscamos es junto a las familias generar este tipo de actividades, con cuidados en todo sentido”, agrega Martínez: “En cada encuentro, la idea es poder viajar: viajar con la imaginación, viajar desarrollando talleres creativos, objetos que ellos después se pueden llevar. Jugar con agua, con narraciones, con canciones. La idea es que todas y cada una de las personitas que se acerquen a jugar se sientan protagonistas de un momento hermoso”.

Poner a los niños en primer plano, que recuperen algunos de sus espacios, que se rían con sus amigos. Esa parece ser la clave de los educadores en estas vacaciones, que incluso aprovechan el verano -o el tiempo que en circunstancias normales sería de vacaciones- para continuar con actividades y recuperar el tiempo perdido. Cariani, desde su papel de profe de fútbol cuenta que en enero “estamos en una etapa de jugar al aire libre, aprovechar el verano, que nos permite más horas de luz. La idea es, en un contexto seguro, poder educarlos en la nueva forma de vincularnos, de cómo es el nuevo contacto entre nosotros y entre ellos, con medidas de higiene y bioseguridad nuevas para todos. Poder tener un contacto seguro. Hay que aprender eso y volver a disfrutar y verlos sonreír”.

“Creo que hay que eliminar todo tipo de exigencias y todo lo que les genera a los nenes una presión extra. La presión ya la tuvieron todos estos meses de cuarentena estricta y seguramente la sigan teniendo por una parte de este año. Creo que los padres tienen que bajar las exigencias, tienen que valorar muchísimo que se puedan reencontrar, que puedan estar al aire libre realizando una actividad deportiva. Creo que pueden aprovechar todo lo que se puede hacer al aire libre: salir a caminar, andar en bicicleta, en familia, con amigos. Hay que fomentarlo y aprovecharlo. Va a ser otro año muy duro y el mayor desafío es que los nenes estén bien anímicamente, con ilusiones y deseo de seguir creciendo. La infancia se pasa muy rápido y no es justo para ellos vivir esta pandemia. Esta generación tiene que asimilar este problemón que se les vino y los padres tenemos que ayudarlos. Siento que la mejor manera es hacer que sonrían y disfruten todo lo que puedan hacer”, resume Mariano, quien también es papá de Ulises, de 10 años.

¿CON COLONIA O SIN COLONIA?

Para algunos padres sigue sin haber alternativa: el trabajo presencial es igual o mayor que siempre y ven a las colonias como la mejor solución para que sus hijos se diviertan y aprendan en vacaciones. Otros, a quienes la pandemia les hace trabajar part-time, han elegido pasar las vacaciones en casa, aun cuando años anteriores sus chicos fueron colonos y se han divertido a full. ¿Los motivos? El aspecto sanitario, el económico y una modalidad que no cierra del todo, porque los grupos reducidos han obligado a las colonias a alterar un poco sus horarios.

Mara, mamá de Pedro y Simón (8 y 7 años) cuenta que “ellos siempre van a la colonia porque nosotros trabajamos. Pero este año, como nosotros estamos yendo día por medio o menos tiempo, decidimos no mandarlos. Primero por el tema del COVID, que no nos convencía mucho y además porque son grupos reducidos y horarios cortados. No nos cerraba mucho la modalidad, así que preferimos que no fueran. Además, por el tema económico también, nos pudimos acomodar y es mucho mejor”.

¿Qué planes tienen para el verano full time en casa? “Ahora estamos yendo a trabajar un día cada uno y los nenes están en casa. Por supuesto que a la mañana tienen muchas horas de pantalla, mientras el que se queda con ellos trabaja, pero bueno, la verdad es que no hay otra. Nosotros tenemos horario laboral de verano, que es más corto, así que a las dos de la tarde ya estamos todos en casa. Estamos acá en la pileta de casa, con los primos, con los que se ven… La semana que viene nos tomamos vacaciones, y si podemos nos iremos un par de días, pero se verá en el momento, porque hay que ir monitoreando la situación. Es un año particular y todos tenemos que adaptarnos. Disfrutaremos de la casa, la familia y los amigos”.

Julieta, diseñadora y dueña de un bar, tampoco eligió la colonia como plan para las vacaciones de sus hijos Inés (13) y Lisandro (10). “Aunque ellos querían ir y la pasan bien ahí, la verdad es que estaba todo mucho más caro en relación con el año pasado; se nos hacía bastante cuesta arriba para un año en el que una de nuestras actividades laborales es un bar, en el que se trabajó muy poco. Así que tratamos de armarles planes día por medio, uno de los días de fin de semana con los abuelos, que los llevan a almorzar, a pasar la tarde y a andar en bicicleta”.

“Inés, que es más grande, arma planes con sus amigas, de salir a tomar un helado o van a pasear por la avenida 51 o a plaza Malvinas. Ayer fue a una sala de escape con temática de Harry Potter, en Buenos Aires, con dos amigas y una mamá que las llevó. Se súper entusiasman con planes de ese tipo. Y Lisandro ha tenido bastantes planes con amigos a pasar el día o a quedarse a dormir, en alguna quinta con pileta y también con amigos que viven cerca y el primo... la idea es evitar un poco la tecnología, que compartan con sus pares y que estén al aire libre. Obviamente, está siendo más difícil que otros años, porque ya vienen de todo un año de estar encerrados, de no tener actividades, entonces el verano es más de lo mismo. Aunque con la posibilidad, por ahora, de ver amigos, la dinámica cambia un poco y es más liberador que lo que fue la cuarentena estricta. La vamos llevando, como todos”, resume Julieta.

Los hijos de la diseñadora textil Leticia Lejardel sí empezaron la colonia la semana pasada. “La verdad es que pensé que me iba a dar culpa, pero no: estoy aprovechando el tiempo para trabajar todo lo que no pude en el año pasado”, admite: “Cuando empezó la pandemia, obviamente sin niñera y con mi marido gastronómico, fue un poco una locura. Comencé a hacer barbijos, que fue lo que más podía hacer en su momento.... era tomar pedidos con uno a upa, el otro que me tiraba de la pierna, mi marido ayudándome a hacer los envíos. Parecía una película” -se ríe a carcajadas Leticia, mientras recuerda-, “creo que los nenes eso lo palpan. Se veían felices, porque estábamos todo el día con ellos, pero creo que también perciben que uno no puede con todo y eso los altera un poco”.

“Hace una semana empezaron la colonia, en el barrio privado donde vivimos. Después de muchos meses de estar todo el día en casa con alguno de nosotros, yo pensé que mandarlos doble turno era un montón y me iba a dar culpa, pero me animé: van de 9 a 17. Juro que pensé que me iba a sentir culpable, pero arrancaron y me sentí re bien. Eran las cinco de la tarde y pensaba que necesitaba una hora más para seguir trabajando, porque todo este tiempo seguí haciéndolo como pude, con ellos, yendo a comprar telas con mi mamá y ellos en el auto, una locura. Ellos están felices, obviamente al principio les costó porque el primer día lloraban para que no me fuera, pero ahora están felices, juegan con nenes, vuelven contentos”.

“Pensé que los iba a súper extrañar, pero estoy aprovechando para recuperar el tiempo con cosas para mí y de trabajo. ¡Este mes tengo vacaciones de ellos! A la tarde los paso a buscar y tenemos, todos, otra energía, nos disfrutamos mucho más”, confiesa la mamá de Suri y Lebón (3 y 2 años).

Disfrutar, compartir, no saturarse ni saturar, jugar, sonreír juntos. Los amigos, los primos, la pileta de lona o la manguera; la colonia; algunos libros; la bici y la pelota. Todos planes de verano, para alejar a los niños de las pantallas en las que han estado aprendiendo y jugando largos meses y para hacerlos reencontrar de a poco con algo de la vida de antes. Modo vacaciones, repletas de desafíos, caserísimas. Pero felices.

“El primer desafío que proyecté fue el que los chicos se reencuentren y se vuelvan a divertir”

“Hay que eliminar todo tipo de exigencias y lo que genere a los nenes una presión extra”

“La idea es, en un contexto seguro, poder educarlos en una nueva forma de vincularnos”

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Inés y Lisandro junto a Francisco y Antonio pasan las vacaciones entretenidos con juegos de mesa

En la Sociedad de Fomento Polideportivo Gonnet los chicos se divierten

Pedro y Simón en una pijamada con sus primos

Suri y lebón, los hijos de Leticia Lejardel, empezaron la colonia

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla