Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $104,88
Dólar Ahorro/Turista $173.05
Dólar Blue $188,00
Euro $120,94
Riesgo País 1639
Toda la semana |“QUE LA PÉRDIDA DE PESO SEA LA CONSECUENCIA DE TU ENTRENAMIENTO, NO EL MOTIVO”
Salud: correr para vivir más, pero para adelgazar, dieta

Una rutina de actividad física regular, combinada con una dieta de alimentos saludables, podría ser la clave para contar con una vida más extensa y mejor. Y si se piensa además en perder peso, como hacerlo a través de consejos de profesionales

Salud: correr para vivir más, pero para adelgazar, dieta

Promover hábitos saludables es fomentar la salud y mejorar la calidad de vida / pixabay

10 de Octubre de 2021 | 09:16
Edición impresa

Un estilo de vida saludable está asociado a la realización de un conjunto de comportamientos y actitudes habituales que contribuyen al bienestar de las personas. Promover hábitos saludables es fomentar la salud y mejorar la calidad de vida.

Ahora bien, ¿es correcto decir que una rutina de actividad física es sinónimo de bajar de peso? La realidad es que no, aseguran los especialistas. Y antes de introducirnos a los factores y a las claves de equilibrar ambos objetivos, compartimos la siguiente frase: “Que la pérdida de peso sea la consecuencia de tu entrenamiento, no el motivo”.

Esto apunta a que uno deberá correr por placer, para cumplir un reto propuesto, pero no sólo con el fin de perder peso, de bajar la pancita hablando en criollo. Aunque el ejercicio va a ayudar, lo que uno deberá modificar para bajar unos kilitos es la alimentación. Somos capaces de comer muchas más calorías que las que quemamos y está demostrado que el ejercicio por si solo no es capaz de producir una pérdida de peso importante, si no se adapta la dieta.

Parece mentira pero comer poco y pasar hambre no implica una pérdida de peso, explican los dietólogos. Si uno es demasiado restrictivo con su dieta lo que puede provocar es una deceleración de su metabolismo y en consecuencia un incremento de la dificultad para perder peso.

Esto ocurre por adaptación, es supervivencia, si le damos demasiado poco a nuestro cuerpo este debe sobrevivir y en consecuencia decide reducir su gasto calórico diario (metabolismo basal) para que así, pueda seguir con su día a día. Por tal motivo, recomiendan, no debe dejar que esto ocurra.

Es importante respetar la dieta propuesta por el profesional/ Gpointstudio

“HAY QUE GASTAR MÁS, DE LO QUE CONSUMÍS”

Ante lo ya explicado, y para mantener un metabolismo ágil y activo, Martín Sebastián Panella, profesor de Educación Física recibido en la UNLP y Preparador físico de hockey femenino en Gimnasia, en contacto con Toda la Semana, explica: “Es necesario un déficit calórico dónde la ingesta diaria de calorías sea inferior a la utilizada por el organismo para bajar de peso, hay que gastar más de lo que consumís”, y agrega: “Eso no significa no comer nada, sino hacer un ejercicio acorde a la dieta, la persona, posibles enfermedades cardiovasculares y su ritmo de vida”.

La actividad física promueve para bien el cambio de humor y mejora la calidad de vida

 

Entre los grandes beneficios que brinda mantenerse en movimiento, hay que diferenciar entre “hacer ejercicio” y “actividad física”. Para eso el docente Panella sostiene: “El ejercicio se basa en la planificación a corto, mediano y largo plazo, buscando siempre la superación de la persona en el aspecto que desea mejorar, no necesariamente estético, y al tener un objetivo o motivación para realizarlo, la va a llevar indirectamente a tener una vida más sana, ya que irá cumpliendo distintos objetivos en el proceso y por consiguiente va a ir por más”.

“En cambio-añadió- la actividad física puede entenderse como cualquier actividad que involucre un movimiento corporal, no necesariamente planificado ni regulado, por lo que es difícil alcanzar los objetivos y no se logren cambiar hábitos que nos lleven a una vida más sana, tanto física, psíquica o emocional”.

En cuanto a los beneficios que genera el ejercicio en las personas hay escritos miles de libros y artículos así que no se podría enumerarlos a todos ya que depende del tipo de ejercicio, de la persona y de muchísimos factores, pero para lo cotidiano se puede resumir en que mejora la calidad de vida, la predisposición para una vida en sociedad y en familia, estar fuerte y físicamente activo permite desarrollar actividades diarias con otra energía y que el trabajo no sea tan desgastante físicamente, mejora la postura y reduce dolores, previene enfermedades cardiovasculares y reduce el estrés.

Iván Martín, profesor de educación física

¿UNA PERSONA PUEDE ESTAR SALUDABLE CON “CUALQUIER PESO”, SI ES SUFICIENTEMENTE ACTIVO?

Esta afirmación en algunos artículos de salud ha generado muchas dudas con respecto a que una persona puede estar saludable con “cualquier peso”, si la misma lleva una vida activa. Para despejar este tipo de confusiones, el Profe Panella sostiene: “La realidad es que el peso por si solo no es un indicador de salud, a la hora de determinar que tan saludable es el cuerpo de la persona se tiene en cuenta el peso, la talla, el índice de masa corporal, la composición corporal y el perímetro de cintura, de esta manera es más preciso evaluar que tan saludable puede ser un cuerpo”.

Y agrega además un detalle muy importante: “La diabetes, por ejemplo, puede despertarse en personas delgadas debido al sedentarismo, aunque si es verdad que con sobrepeso o mejor dicho un cuerpo con poco porcentaje muscular y alto en grasa u obesidad tiene más probabilidades de contraer una enfermedad cardiovascular o sufrir un paro cardio respiratorio, no es condición necesaria pero las probabilidades aumentan”.

Asimismo explica: “Un exceso de peso trae aparejado también dolor articular y muscular. Hay personas de 1.80 mt. con un porcentaje de grasa cercano al 30% y pesan 80 kg, y personas de la misma estatura con un porcentaje menor al 5% y pesan 90 kg debido a la masa muscular que poseen, por lo que miden lo mismo, pero la más saludable es también la que más pesa”.

De esta forma confirma que una persona por más que sea físicamente activa, si mantiene el sobrepeso u obesidad, continuará presentando mayores probabilidades de riesgo cardiovascular y metabólico.

PARA ADELGAZAR, NO SOLO SIRVE EL EJERCICIO

El ejercicio por si solo sirve, si la persona en su cotidianidad no consume demasiado y su único problema es el sedentarismo, pero no cualquier ejercicio sirve para cualquier persona, va a depender del grado de sobrepeso u obesidad de la persona, y al igual que la dieta, el ejercicio por si solo no serviría.

Es necesario un déficit calórico dónde la ingesta diaria de calorías sea inferior a la utilizada por el organismo para bajar de peso, hay que gastar más de lo que consumís, eso no significa no comer nada, sino hacer un ejercicio acorde a la dieta, la persona, posibles enfermedades cardiovasculares y su ritmo de vida.

Martín Panella, Profesor de Educación física

TE HACE SENTIR BIEN Y CAMBIA EL HUMOR

Estar en forma no es solo una cuestión de aspecto, sino también de actitud. Hacer ejercicio constante mantiene a tu cuerpo y mente preparados para todo. No hay reto al que no puedas hacerle frente, en la búsqueda de más vida y mejor. Alejandro Iván Martín, Profesor de Educación Física recibido en la UNLP e integrante del staff en el gimnasio “Bolt”, explica: “El ejercicio es necesario y casi obligatorio para todas las personas, cualquier dosis de actividad será beneficiosa en relación a nada. Mejor estilo de vida, mayor longevidad, mayor mantenimiento de la masa muscular, descenso de la grasa”, sostiene.

Además agrega algo fundamental: “Cambia el humor, mejora el descanso, da millones de beneficios. Hay también actividad física individualizada, no es que todo es para todos, lo mínimo e indispensable para cada persona siempre va a resultar más beneficiosa”.

TRES PILARES FUNDAMENTALES PARA BAJAR DE PESO

Iván Martín también aporta su mirada sobre la pérdida de peso y el ejercicio diario: “En el caso de la pérdida de peso, nos tenemos que referir a la pérdida de grasa. Lo importante es la perdida de grasa, no de peso. En sí ya que hay otros factores que incluyen el peso, como puede ser el músculo”.

Los tres pilares que hace referencia son: “Si nos enfocamos en la pérdida de grasa, tenemos que apuntar a una combinación de tres pilares: el ejercicio, la alimentación y el descanso, tres pilares fundamentales para poder reducir la grasa y con eso reducir un montón de posibilidades de contraer enfermedades como cardio vasculares, diabetes tipo II. Es que tener sobrepeso te deja mayor expuesto a ese tipo de enfermedades”.

Por último también hace referencia: “La Organización Mundial de la Salud y otras organizaciones encargadas, recomiendan un mínimo de 7.500 pasos diarios para una vida activa, para un día a día activo. Ese es el parámetro para estar dentro de las posibilidades no considerarse sedentario. Si se le puede agregar una practica de salir a trotar, de correr, sería mucho mejor. Si se le puede agregar 35 minutos semanales de trote, sería muy beneficioso. Siempre y cuando controlado y resguardado bajo la opinión que esté a cargo de su plan.”, asegura.

HORARIOS IDEALES PARA INGERIR ALIMENTOS Y UNA IMPORTANTE RECOMENDACIÓN

En contacto con EL DIA, Musumeci Angel Edgar, estudiante a punto de graduarse en la carrera Licenciatura en Nutrición de la UNLP, aporta que lo ideal es que el consumo de alimentos para alguien que hace deporte sea entre 90 y 120 minutos previo a realizar la actividad, para de esta forma evitar que durante el ejercicio estemos en algún punto de la digestión.

El ejercicio, la alimentación y el descanso, tres pilares para reducir grasa

 

Por otro lado sugiere lo siguiente: “Para bajar de peso y hablando de forma sencilla, lo que se busca es un déficit de energía, esto quiere decir que debemos gastar más energía de la que consumimos por medio de los alimentos. Creo que ambas partes son esenciales para reducir el peso y en igual magnitud, la mayoría de las veces no es “reducir” la comida sino mejorar la calidad de la misma con un buen aporte de carbohidratos complejos, proteínas magras, grasas saludables como aceites y frutos secos y minerales y fibra alimentaria que encontramos en frutas y verduras”.

Y agrega: “Si no se modifica la cantidad de kilocalorías ingeridas y se aumenta la actividad física se baja de peso, pero desde mi posición lo que voy a priorizar es que ese déficit de energía que mencioné sea con una buena calidad de alimentos”.

Su recomendación final: “Para una persona que quiere bajar de peso es la que le daría y cualquier persona sin importar su condición, es tener hábitos de vida saludables como comer muchas frutas y verduras, que los carbohidratos que se consuman sean provenientes de cereales integrales (trigo avena, cebada, centeno, mijo, arroz) y legumbres”, y agrega: “reducir el consumo de tabaco y alcohol y realizar actividad física de manera regular”.

"EL PESO NO ES LA ÚNICA REFERENCIA" - LA MIRADA DE JULIANA LUQUE

Juliana Luque - Nutricionista

También en contacto con este medio, la nutricionista Juliana Luque expresó: "El peso no es la única referencia para conocer el estado nutricional de una persona, dos personas pueden tener el mismo pero pero su composición corporal puede ser totalmente diferente, lo importante es comprender que el peso es la sumatoria de diferentes componentes del cuerpo(huesos, masa grasa, masa ósea, órganos y cantidad de líquidos corporales)".

Y agregó: "Por eso es necesario realizar una evaluación general para determinar si el peso que tiene la persona corresponde mayormente a su porcentaje de masa muscular o por el contrario si es por un excesivo nivel de masa grasa corporal, lo cual no es saludable".

En cuanto a reducir el porcentaje de grasa, detalló: "Para lograr un buen descenso de peso reduciendo el porcentaje de masa grasa y manteniendo o aumentando la masa muscular es necesario consumir todos los grupos de alimentos, tener una alimentación variada, nutritiva y equilibrada, cuidando las porciones".

"No saltearse las comidas, en algunos casos también puede resultar necesaria la incorporación de colaciones que nos sirven para llegar con menos hambre a las ingestas principales. Y por último, moverse más día a día .Realizar al menos 30 minutos de actividad física, un cuerpo con más masa muscular será más activo metabólicamente".
 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla