Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $99,43
Dólar Ahorro/Turista $164.06
Dólar Blue $151,00
Euro $116,58
Riesgo País 1580
Novedoso caso de una bailarina platense que le reclama a IOMA que le pague una mano robótica

Novedoso caso de una bailarina platense que le reclama a IOMA que le pague una mano robótica
14 de Abril de 2021 | 12:09

La justicia penal de nuestra ciudad realizará el 22 de este mes una audiencia para resolver una acción de amparo presentada por una joven platense de 24 años, bailarina clásica, que sufrió la amputación de una mano, ante la negativa del IOMA de solventar los gastos para que se le coloque una prótesis mioeléctrica con movilidad en los cinco dedos,  recomendada por los médicos especialistas que la trataron.

En tal sentido, voceros judiciales revelaron hoy que la presentación recayó ante el juez Emir Caputo Tártara, del Tribunal Oral en lo Criminal IV, quien analiza el caso y ya dispuso que se concrete la mencionada audiencia de manera virtual, con la participación de la joven que reclama, sus abogados, los representantes del IOM,  médicos especialistas de ambas partes y de la Asesoría Pericial de Tribunales, dependiente de la Suprema Corte bonaerense.

En la presentación judicial se alegó que  "la actitud adoptada por el Instituto, lesionan con arbitrariedad e ilegalidad manifiesta y en forma directa la dignidad de la afiliada, el derecho a la vida y en particular el derecho a la salud y a la integridad Psico-física. Esto así toda vez que la ilegitimidad no está solo dada por la carencia de fundamento legal total o parcial sino cuando el acto produce, dentro del marco de la ley, efectos contrarios a lo previstos, como ser la violación de cualquier garantía constitucional".

La joven manifiesta en el recurso que  "bailo desde que tengo 4 años, es mi pasión desde que tengo uso de razón, y a pesar de que llevo mucho tiempo haciéndolo, hace solo apenas 5 años me dedico profesionalmente, convirtiéndolo en mi trabajo. Sigo estudiando danzas en capital y doy clases en varios estudios de mi ciudad. Recientemente me inscribí en la facultad de Psicología en la UNLP, para poder complementar y articularla con el arte. El 30 de abril del año pasado decidimos junto con mi equipo de médicos, que lo mejor para mi salud era amputar mi mano derecha, para así intentar poner un fin a una larga lucha contra el cáncer, más específicamente un sarcoma de partes blandas indiferenciado, que me reconfiguró la vida y me hizo reordenar mi escala de valores". 

La reclamante, cuya identidad se mantiene en reserva, explica  en el amparo que "los primeros indicios de que había algo raro en mi cuerpo fueron a fines del año 2014, mientras cursaba mi último año en la escuela secundaria, en medio del vaivén entre el viaje de egresados y los preparativos para la vida universitaria. Fue en esos momentos que comencé a palpar en la parte externa del dorso de mi mano derecha, unos centímetros por debajo de mi dedo meñique, una pelotita que tenía el tamaño de una moneda no muy grande. Decidí hacer una consulta con mi traumatólogo, quien me indicó realizar una ecografía cuyos resultados fueron alentadores dado que según las características que se observaron en las imágenes, solo se trataba de una bolita de grasa. Seguí mi vida tranquilamente, y durante un año aproximadamente, no hubo cambios de crecimiento ni dolor en lo que yo había palpado".

Pero en "los últimos meses del 2016 comencé a notar como lo que yo denominaba 'pelotita'  en mi mano derecha empezó a incrementar su tamaño, por lo cual decidí volver a consultar a mi médico en diciembre de ese año. Luego de una nueva ecografía, decidió que debíamos realizar una cirugía, y así poder analizar el material. El 14 de febrero del 2017 me realizaron mi primera cirugía, y luego de analizar el material extraído, el informe reveló que se trataba de un lipoma, un tumor benigno del tejido adiposo", se explica en la presentación judicial.

Además se destaca que "a mediados de ese mismo año, reapareció en la misma zona y extendiéndose hacia la muñeca el mismo tumor, que luego de la cirugía que me realizaron en noviembre del 2017, supimos que había dejado de ser benigno. Las células eran cancerosas, su crecimiento era muy rápido y el diagnóstico final fue el de sarcoma. Para mayor especificidad, decidimos junto con mi papá, hacer una interconsulta en el hospital Roffo a una de las mejores especialistas en el tema. Los médicos del hospital también decidieron analizar mi muestra, así como también consultar con colegas del exterior dado que no podían llegar a confirmar de qué tipo de sarcoma se trataba. Llegaron a la conclusión de que se trataba de un sarcoma de partes blandas indiferenciado, y ya desde este momento estuvo presente la posibilidad de amputación de la mano". 

"La siguiente indicación fue iniciar un tratamiento de radioterapia. Comencé en marzo y finalicé el 10 de abril del 2018, por lo cual, durante un mes de lunes a viernes, visitaba a la mañana el hospital Español de Buenos Aires donde se me aplicaban los rayos. Toda la situación que estaba viviendo me generó la necesidad de recibir apoyo psicológico y decidí tomar la decisión de abandonar la carrera de Medicina que estaba cursando. El tratamiento dejó sus secuelas, y la movilidad de mi mano derecha, que luego de mi primera cirugía no volvió a ser la misma, quedó bastante reducida. Principalmente sentía calor y ardor en la zona donde se aplicaban los rayos, dolor en los huesos, se me descascaraba la piel, y me costaba bastante cerrar la mano. Ya me habían contado los médicos que era bastante probable que todo eso sucediera dado que la zona es bastante sensible, y que el tratamiento era la única alternativa posible antes de hablar de amputación, debido a la agresividad del tumor. Pasé casi un año sin indicios de tumoración luego de radioterapia. Los estudios de control correspondientes a los pacientes oncológicos mostraban resultados favorables y todo se iba acomodando, incluso mi mano, aunque siguiera con la movilidad limitada, había renovado la piel y el ardor iba cesando de a poco", se explica en el recurso.

Además se detalla que "fue en agosto de 2019 cuando nuevamente palpé en el dorso de mi mano una nueva 'pelotita' que me puso de nuevo en alerta. Siguieron muchos estudios más, tomografías, resonancias, ecografías y la más importante, la ecografía con punción a fines de septiembre, que permitió realizar una biopsia y terminó de confirmar que se trataba del tumor nuevamente. Fue así como volví a recurrir a mis oncólogos y luego de que realizaran ateneos y consultas con otros profesionales decidieron que la única opción era amputar el 4to y 5to dedo de mi mano derecha. Siguieron los estudios y la búsqueda de otros tratamientos por parte de los médicos, por ejemplo, un estudio molecular de la tumoración que me realicé en el Hospital Italiano para estudiar si había forma de reducir o neutralizar el tumor, por lo cual la cirugía se pospuso un tiempo más. El 16 de marzo de 2020, me interné en el Hospital Roffo con el tumor expandiéndose en gran parte de mi mano, y el 17 me realizaron la amputación parcial de la mano. Durante la cirugía se necesitó toma de injerto del antebrazo y de la ingle izquierda y presenté mala evolución quirúrgica con complicaciones en la herida. Luego de diez días de internación me dieron el alta y pude volver a mi casa en La Plata, aunque los viajes a controles médicos a capital no cesaron". 

En el escrito judicial se expresa que "en una de las visitas a mi médica en capital para curación me entregaron los resultados de laboratorio del tumor y la parte de mi mano que extrajeron, el cual reveló que los bordes de la tumoración seguían en mi cuerpo. Fue así que decidí reunirme con mi equipo de médicos en La Plata y como no había otras alternativas de tratamiento y todas las opciones ya se habían agotado, decidimos realizar la amputación total de la mano, programada para el día 30 de abril del 2020. Luego de la cirugía los controles continuaron y hasta el día de hoy no se registran células malignas en mi cuerpo. A partir del 30 de abril comenzó mi periodo de adaptación tanto en el espacio de rehabilitación con ayuda de profesionales, como en la vida diaria. Aprendí a escribir con la mano izquierda (aún me sigue costando), aprendí a atarme los cordones, a atarme el pelo, a convertir en hábil una parte de mi cuerpo que antes no lo había sido. En todos los servicios en que me operé y realicé consultas, siempre me hablaron de prótesis muy modernas con las que podría mover los cinco dedos con muy buena funcionalidad. Siempre supe también que existen miles de posibilidades en cuanto a prótesis que me ayudarían a volver a retomar el uso completo de mi brazo derecho, así como también a realizar la mayor parte de mis actividades cotidianas y profesionales. Es por eso que mi traumatólogo y la ortopedista, me recetaron específicamente, tanto una prótesis cosmética (la cual ya estoy por recibir) como una prótesis mioeléctrica con movilidad en los 5 dedos. Siendo esta ultima la más importante dado que me brindaría las herramientas para seguir desarrollándome libremente y es la más funcional en cuanto a mis necesidades y a lo que mi cuerpo necesita". 

Entre otros argumentos, en el recurso de afirma que "la denegación del IOMA, que en los hechos se ha traducido en no proveer una protesis indispensable para el correcto desarrollo de mi salud psico-fisica, contradice no solo el mandato constitucional, sino la propia legislación del Instituto, que en el art. 1º dice: 'Ratifíquese la creación del Instituto de Obra Médico Asistencial (I.O.M.A.), que funcionará como entidad autárquica con capacidad para actuar pública y privadamente de acuerdo con las funciones establecidas en la presente ley y realizará funciones establecidas en la presente ley y realizará en la Provincia todos los fines del Estado en materia Médico Asistencial para sus agentes en actividad o pasividad y afiliados privados".

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla