Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $104,88
Dólar Ahorro/Turista $173.05
Dólar Blue $187,50
Euro $120,94
Riesgo País 1639
"Quiero llorar": el error ¿fatal? que le puso suspenso a la noche de Bake Off

16 de Septiembre de 2021 | 11:21

Podría decirse que fue un error "fatal" si no fuera porque se trató recién de la tercera emisión de Bake Off Argentina. Pero anoche a uno de sus catorce participantes los nervios le jugaron una mala pasada en medio de la elaboración del menú. Puede sonar feo pero es literal ¡Se le cayó al piso!

Desde el comienzo Paula Chaves, la conductora, planteó la consigna de una manera muy corriente: "Cocinar para un batallón".  La idea fue elaborar platos dulces en una buena cantidad. Más o menos para un regimiento. El problema es que el tiempo apremia y los nervios también juegan su partido. En concreto la propuesta del día consistió en que cada participante cocinara ocho tartas individuales con masa y al menos dos rellenos. A su vez, cuatro de esas tartas tendrían que tener una decoración y las otras cuatro una diferente. Pero siempre debían preservar los mismos ingredientes. Una clara muestra de creatividad, ingenio y de administración de los recursos de cocina.

Al momento de evaluar la marcha de los participantes, Pamela Villar, Dolli Irigoyen y Damián Betular se acercaron a la cocina para "chusmear" cómo iba cada uno con su producción. Fue en el momento en que Pamela Villar se acerca a Kalia Manzur, una docente de 52 años, cuando comenzó a sospecharse que algo extraños había ocurrido. "Me da cosa resbalarme, ¿cuanto falta?", preguntó nerviosa la profesora. "Te quedan dos minutos. Lleválas ya al frío y aguantálas ahí. En la cuenta regresiva la sacás", fue la respuesta de la jurado.

Pero la cámara siguió su recorrido cuando se escuchó decir a Kalia: "Se me cayó uno”. Sí, un pastel en el piso. Cuando contó lo que le ocurrió, dijo:  “Cuando abro la puerta se me cae una tarta. Quiero llorar, me quiero matar. ¿Por qué la traje al abatidor”. Enseguida recibió el abrazo de Villa a modo de consuelo. Por otro lado la jurado le ordeno: "Presentá algo".

Por su parte, Betular preguntó con picardía: "¿La rompiste a propósito?". "No, se me cayó", aseguró la participante. Por otro lado, un compañero le preguntó por qué estaba llorando. "Me gusta tratar de hacer todo lo mejor posible", comentó ella. A su vez Paula Chaves se apiadó y tendió a consolarla: "Te quiero abrazar, pero no puedo".

Sin embargo no todo fue tan malo para Kalia. El jurado de todas formas probó algunas de sus producciones. Betular le pidió que comentara la preparación: "Una chantilly con una ralladurita de naranja: una tiene nueces picadas y la otra nueces más grandes", dijo ella.

"La decoración es muy vos, este glamour es tuyo", devolvió Betular. Villar también emitió un juicio positivo: "Nada invade, todo está con armonía. Lamento que se te haya caído, pero te pasó y a lo Massimo Bottura presentaste tu tarta igualmente". En tanto, Irigoyen aportó: "Súper valiente y la pastelería es eso: es acción, es resolver a último momento. Es un buen trabajo".

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla