Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
El apriete piquetero, los planes que “no se tocan” y el acercamiento a la Vice

Mariano Pérez de Eulate

Mariano Pérez de Eulate
mpeulate@eldia.com

3 de Diciembre de 2022 | 02:23
Edición impresa

Los movimientos sociales oficialistas consiguieron finalmente lo que buscaron con la rara, inédita, protesta de ayer contra el gobierno que integran: no les tocarán los planes sociales que manejan al menos hasta febrero. Lo que implica mantener hasta ese mes las incompatibilidades que detectó la AFIP en miles de beneficiaros del programa Potenciar Trabajo. Esto es: gente que no reúne las condiciones para cobrar la asistencia y aún así la embolsa. Es la consagración de un apriete notable que se comió el presidente Alberto Fernández de parte de un grupo político aliado, donde sobresale el Movimiento Evita, con el que se entiende desde 2017 como mínimo y que se supone le venía aportando una cierta presencia territorial despojada de kirchnerismo explícito.

Asamblea

El Evita y el resto de los movimientos que integran la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (como la Corriente Clasista y Combativa, Somos Barrios de Pie o el frente que lidera Juan Grabois) realizó una asamblea con fuerte contenido político en el Puente Pueyrredón, allí muy cerca de donde mataron a Kosteki y Santillán hace 20 años, en la que votaron hacer una jornada nacional de protesta, con cortes y marchas, el próximo miércoles.

Luego de ese mitín, ya casi a la noche, Emilio Pérsico, el líder del Movimiento Evita, funcionario con rango de secretario de Estado que justamente tiene como tarea manejar los planes que reciben los piqueteros, se juntó con Alberto F. y la ministra Victoria Tolosa Paz. De allí salió el pacto de dejar todo en “stand by”, pagar el lunes los planes de noviembre sin ninguna baja y hablar de nuevo casi al final del verano. Pérsico prometió desactivar la protesta del próximo miércoles 7.

El miércoles pasado a la noche, una cena no publicitada de Pérsico con Alberto F. había servido prácticamente de ultimátum: los piqueteros aliados no acompañarían ningún recorte de planes, no importaban los motivos. Los líderes, vía el barbado funcionario, transmitían así que el clima en los barrios humildes está demasiado caldeado para achicar la asistencia y que se les hace imposible bancar el discurso del recorte. Tolosa Paz ya le había pedido ese día que cruzara datos con AFIP porque supuestamente habría 250 mil beneficiarios irregulares del Potenciar Trabajo (los movimientos sociales niegan esa cifra, sólo admiten un par de miles de “desprolijidades”).

Descontento

Fuentes oficiales aseguraban ayer que el cuadro que pintó Pérsico aquella noche en Olivos hasta insinuó la posibilidad latente de saqueos a supermercados, un poco por el descontento anárquico de los más desposeídos y otro por la manija de los sectores sociales más duros. Que, por cierto, ayer se citaron en el Obelisco para agigantar la protesta, en un interesante trabajo de coordinación con sus pares oficialistas.

Hay dos datos insoslayables en cualquier mirada que se haga del tema. El primero: impactada la clase media urbana del Conurbano con la suba de tarifas que implica la quita de subsidios a la energía, está claro que hubo una orden política con cierta lógica de optimizar también el gasto social y terminar con las avivadas antes del año electoral. El segundo: el Evita, que es la organización que más planes administra, parece haber profundizado ese juego de mostrarse duro siendo oficialista luego de la reciente reunión entre Pérsico y Cristina Kirchner en el Senado.

Promesa

Ese encuentro sirvió para dejar de lado antiguas diferencias y, en principio, imperó la promesa de trabajar juntos en el armado electoral del Frente de Todos del año que viene porque el Evita tiene pretensiones en ciertos distritos. Como se dijo, la distancia entre evitistas y cristinistas data de 2017, cuando Pérsico y compañía trabajaron para la candidatura de Florencio Randazzo al Senado, justamente en contra de la actual Vicepresidenta. El jefe de esa campaña randazzista era Alberto Fernández.

El kirchnerismo siempre analizó que Cristina perdió esa elección contra Esteban Bullrich por los votos que le sacó Randazzo, que jugó con el escudo oficial del peronismo bonaerense. Más reciente en el tiempo, la vice siempre sospechó que el famoso ataque a piedrazos contra su despacho, en el punto más alto de su enfrentamiento con Alberto, estuvo motorizado por el Evita y llegó a pedir en un acto público que los movimientos sociales dejen de estar de los dos lados del mostrador: que administren los planes de ayuda y que, a la vez, los reciban.

Cambio de mirada

Como sea, ese nuevo acercamiento de los piqueteros oficialistas a la Vicepresidenta en detrimento, se supone, de la cercanía inicial que tenían con Alberto, pareció robustecerse cuando el Ejecutivo anunció que recortaría beneficiarios irregulares del Potenciar Trabajo y, dato no menor, que dejaría de actualizar el monto del plan por las subas del Salario Mínimo, Vital y Móvil.

Nunca se dirá en público pero desde ese momento las tropas del Evita, de Grabois, de Daniel Menéndez y demás referentes empezaron a hablar intramuros de dejar el Gobierno, de romper con el Presidente, acusándolo de “ajustador de los más pobres”. Raro: hasta que saltaron las supuestas incompatibilidades casi ninguno -salvo Grabois- se había quejado del acuerdo de recorte del déficit vía achique del gasto que el ministro Sergio Massa cerró con el FMI para poder cumplir con el programa que refinanció la deuda que contrajo la administración Macri.

La aparente tregua hasta febrero, cuando va a faltar nada para que empiece la campaña electoral, tendría un final cantado: si se da, serán contados los planes que se cortarán por las irregularidades, aceptando en definitiva la argumentación inicial de los piqueteros. Es spoiler.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla