Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Deportes |Estudiantes superó 1-0 a Racing
La Taconeta

El Pincha se quedó con los tres puntos, de manera merecida, por el gol de taco de Mauro Boselli en el primer tiempo. El VAR le anuló dos y la visita terminó con 9 jugadores. Sigue en la pelea por la Libertadores

Martín Cabrera

Martín Cabrera
mcabrera@eldia.com

10 de Septiembre de 2022 | 03:29
Edición impresa

Prueba de carácter superada. Duelo de estilo ganado. Tres puntos claves para seguir en la pelea por jugar la Copa Libertadores 2023. Bajar a un rival que tiene aristas de clásico. Muy positiva la noche de Estudiantes, que le ganó con justicia a Racing por 1-0 con un gol de taco de Mauro Boselli a los 29 minutos del primer tiempo.

Y si el resultado no fue más amplio mucho tuvo que ver el VAR, que le anuló dos goles al Pincha cuando nada ni nadie lo hacía pensar. No tuvo que sufrir tanto para llevarse un triunfo que lo mereció desde el principio hasta el final.

El partido comenzó como pocos pensaban: con Estudiantes siendo protagonista, manejando la pelota y jugado en campo propio. Se habla mucho del “Estilo Gago” y todas esa frases de rutina que tienen mucha fuerza y muy poco contenido. La visita juega bien con la pelota cuando tiene espacio y lo dejan hacer, pero sin todo eso es un equipo más y eso fue en casi todo el primer tiempo.

Muy buen período de Jorge Rodríguez en la mitad de cancha, que robó muchas pelotas y dio juego a sus compañeros, siempre con criterio. Desde él se empezó a armar el equipo, con mucho sacrificio para elaborar y construir, con paciencia, juego asociado. Y por momentos lo tuvo, con las proyecciones de Emmanuel Mas por la izquierda y Manuel Castro en la banda opuesta.

Estudiantes siempre quiso darle buen destino a la pelota y no abusó del pelotazo, porque no tuvo un delantero de área como para hacerlo pero porque quiso jugar a otra cosa y por varios pasajes le salió.

Por eso no sorprendió que a los 29 minutos llegara la subida de Mas, el pase a Franco Zapiola y el centro picante al ras del piso al punto del penal. Por allí apareció Mauro Boselli, que de taco marcó la apertura en el marcador. Un golazo de un jugador que no tiene la fuerza para pelear contra los centrales y perdió un poco la movilidad por su edad, pero tiene una jerarquía como muy pocos en el plantel albirrojo. El 1-0 a esa altura no se podía discutir de ninguna manera porque hasta ese momento hubo un solo equipo adentro de la cancha.

La diferencia hizo que el local retrasase unos metros y le cediera la pelota a su rival, que recién en los últimos 10 minutos empezó a mostrar algo de todos los elogios que tiene y que en La Plata habían pasado desapercibidos por completo. Fue entonces cuando se hizo dueño total de la pelota y con sus volantes que poco habían hecho empezaran a moverla de izquierda a derecha con mucha precisión.

Pero más allá de ese elegante control tuvo una sola chance clara de gol. No fue clara, fue clarísima. Llegó al fondo Facundo Mura, centro del primer palo por donde Copetti apareció para peinar, sorprender a Mariano Andújar y dejarle el gol a Alcaraz, que tardó un segundo en saltar y cuando lo hizo fue tarde. Estaba solo debajo del arco y, de tocar la pelota, hubiese sido gol.

En esos minutos finales que su equipo retrocedió tanto en el campo Ricardo Zielinski se mostró muy fastidioso y siempre con sus brazos haciendo gestos de salir y buscar el sector del campo donde menos iba a sufrir.

Y recién en el minuto final tuvo una nueva posibilidad de convertir, nuevamente con la dupla que más rédito le había dado: Zapiola y Mas. Buena combinación que pudo terminar en 2-0. Y final del primer tiempo.

El segundo tuvo de todo. No se aburrió nadie en La Plata porque de entrada, cuando no se habían jugado ni 12 minutos, explotó el estadio con el gol de Franco Zapiola, tras un centro de Leo Godoy desde la derecha. La jugada despertó de inmediato el reclamo de los jugadores de Racing, que les recriminaron al árbitro y al asistente 1 un off side de Manuel Castro, que participó de la jugada. Tras varios minutos Dóvalo lo anuló.

Entonces, cuando el partido estaba bien caliente y los hinchas rompían su garganta con insultos al árbitro y apoyo a sus jugadores llegó la jugada en la cual Fernando Zuqui quiso despejar una pelota en la mitad de cancha de palomita y la pierna derecha de Johan Carbonero, que había ingresado cinco minutos antes, impactó en su torso. Pablo Dóvalo, que a esa hora ya quería que la tierra lo tragara, le mostró la tarjeta amarilla. Pero el VAR lo llamó para que revisara la jugada y sí hubo roja para el exGimnasia. Dio la sensación que si no había anulado el gol es expulsión no era tal.

Racing quiso imponer ese juego de toque y rotación, pero nunca pudo sentirse cómodo. Mal Cardona, Gómez, Hauche y Alcaraz, ninguno dio en la talla. Nunca pudo hacer pie en el medio, que tuvo al Corcho Rodríguez como la gran figura del partido, haciéndose dueño de la zona.

Casi marca el Loco Díaz, que ingresó a falta de 20 minutos y Zapiola, otro punto alto del partido, estrelló un tiro en el palo izquierdo de Arias. Hasta que pasados los 30 minutos el propio Díaz empujó al gol un desborde del uruguayo Méndez, que también fue anulado a instancias del VAR. Esta vez el exWanderers estaba un paso adelantado y nadie lo había percibido en el estadio. La tecnología no le está dando una mano al Pincha en este semestre.

Esos dos goles anulados dejaron a la Academia en partido. Lo buscó con toques o pelotazos. Tuvo un tiro libre de Carlos Alcaraz que pasó cerca. Copetti siempre dio la sensación de peligro pero entonces los centrales albirrojos, Fabián Noguera y Jorge Morel aparecieron en plenitud para apagar cualquier foco de incendio.

No le quedó más al partido que la correcta expulsión de Alcaraz que le aplicó un golpe en el rostro a Zuqui y una jugada bárbara de Leandro Díaz de contra que debió terminar en gol pero el tucumano no quiso darle el pase a ninguno de sus dos compañeros y dejó una última jugada al rival. Por suerte para él y Estudiantes no pasó a mayores.

Ganó Estudiantes y fue justo. Dio una muestra de carácter y recuperó su fuego sagrado. Tres puntos claves para seguir ilusionado con volver a jugar la Copa Libertadores y, de paso, bajar de la pelea a Racing, que jugando así no parece tener argumentos para pelear el campeonato.

sigue en pág. 2

Con el de anoche, el Pincha cosechó el cuarto triunfo consecutivo en UNO, todos por 1-0

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

mauro boselli y el saludo de sus compañeros después de marcar el gol de la victoria para el pincha /d. ripoll

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla