Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Espectáculos |HISTORIA DE UN IDILIO

Argentina y los Oscar: un romance que busca su tercera consagración

El cine nacional, que ha ganado dos premios a mejor película internacional de la Academia y ha sido nominado en ocho ocasiones, es el país latino más reconocido por Hollywood

Argentina y los Oscar: un romance que busca su tercera consagración

Al igual que “Argentina, 1985”, las dos ganadoras, “La historia oficial” y “El secreto de sus ojos”, retratan un momento en el tiempo de la historia argentina que ha sabido conmover al público internacional: la dictadura militar.

29 de Enero de 2023 | 06:15
Edición impresa

Argentina vuelve a optar al Oscar: lleva dos galardones en la categoría mejor película internacional, y buscará, el 12 de marzo, ampliar esa cuenta a tres con “Argentina, 1985” nominada en la categoría. Con dos premios y ocho nominaciones, es el país latinoamericano más reconocido por la Academia de Hollywood.

Una historia que nació en 1974, cuando “La tregua” se convirtió en la segunda película sudamericana, primera argentina, en ser nominada, una tradición que continuará la obra dirigida por Santiago Mitre, que relata el juicio contra los máximos responsables de la última dictadura cívico-militar (1976-1983) de Argentina, seleccionada para competir por el Oscar junto con “Sin novedad en el frente” (Alemania), “Close” (Bélgica), “The Quiet Girl” (Irlanda) y “EO” (Polonia).

El film argentino parte como uno de los máximos favoritos para llevarse la estatuilla dorada, luego de obtener el Globo de Oro a mejor película internacional, galardón que puede servir como una suerte de anticipo de los Oscar. Y no es para menos: en los últimos diez años, los ganadores del Oscar y del Globo de Oro a mejor película internacional coincidieron en siete ocasiones, un precedente que eleva las posibilidades de la película protagonizada por Ricardo Darín y Peter Lanzini, a pesar de que los Globo de Oro los seleccionan apenas 180 votantes (contra diez mil de la Academia de Hollywood).

De esta forma, “Argentina, 1985” podría escribir un capítulo más del largo idilio entre el cine argentino y los Oscar (aunque la gran candidata es “Sin novedad en el frente”, que opta por 9 premios en total, entre ellos mejor película) y seguir así con el idilio que comenzó a fraguarse hace casi medio siglo y que no tiene visos de extinguirse en el tiempo.

LA PRIMERA VEZ

Esta historia de amor comenzó en 1974, cuando “La tregua”, basada en la novela homónima del uruguayo Mario Benedetti, se convirtió en la primera película argentina y la segunda de Sudamérica en ser nominada al Oscar a mejor película extranjera, después de la brasileña “El pagador de promesas” (1962).

“La tregua”, que contaba con artistas tan destacados como Héctor Alterio, Ana María Picchio o Luis Brandoni en su elenco, no pudo competir ese año con “Amarcord”, la última película de Federico Fellini que fue premiada por la Academia de Hollywood.

Transcurrió una década hasta volver a ver una película argentina entre las cinco nominadas: fue “Camila” (1984), cinta dirigida por María Luisa Bemberg que, sin embargo, no fue capaz de imponerse a la suiza “La diagonal del loco” en la gala final. Como suele decirse, a la tercera fue la vencida: el cine argentino conoció la gloria internacional un año después, gracias a “La historia oficial” (1985), una obra ambientada, precisamente, en el ocaso de la dictadura.

Con un tono narrativo muy emotivo, esta película de Luis Puenzo seguía a una profesora de clase acomodada, interpretada por Norma Aleandro, que comienza a tomar conciencia de las atrocidades cometidas durante la época del terrorismo de Estado, como la desaparición de bebés.

EL CAMINO AL SEGUNDO OSCAR

Tras ese hito histórico, Argentina rozó la estatuilla en dos ocasiones: “Tango. no me dejes nunca” (1998), de Carlos Saura, y “El hijo de la novia” (2001), de Juan José Campanella, perdieron la oportunidad de hacerse con el Oscar en detrimento de “La vida es bella” (Italia) y “En tierra de nadie” (Bosnia y Herzegovina), respectivamente.

Campanella, lejos de sucumbir al desánimo, consiguió un lugar destacado en la historia del cine argentino unos años después con “El secreto de sus ojos” (2009), cinta inspirada en la novela “La pregunta de sus ojos”, de Eduardo Sacheri, que consiguió el Oscar a mejor película extranjera.

Consagrada como una de las películas más taquilleras de Argentina, “El secreto de sus ojos” tenía todos los elementos para brillar, con una trama repleta de misterio y una historia de amor inolvidable, impulsada por las interpretaciones de Ricardo Darín y Soledad Villamil.

También, claro, un componente clave: al igual que “La historia oficial”, y como “Argentina, 1985”, retrata un momento en el tiempo de la historia argentina que ha sabido conmover al público internacional, la dictadura militar.

Otro elemento en común se ha vuelto el mismo Darín, que tras “El secreto de sus ojos” protagonizó uno de los seis fragmentos de “Relatos salvajes” (2014), la séptima película argentina en ser nominada al Oscar a mejor película extranjera. También, claro, encarna a Julio Strassera en “Argentina, 1985”.

En la cinta de Damián Szifron, y con los españoles Pedro y Agustín Almodóvar en la producción, Darín se metió en la piel de Simón Fisher, un ingeniero experto en explosivos que, asqueado por una burocracia absurda y varios acontecimientos desdichados, hace estallar su vehículo, transformándose en un ídolo popular: “Bombita”, como el propio actor se denomina en redes sociales.

OTROS GALARDONES

Pero el éxito del cine argentino en la gran Hollywood no se limita a la categoría de mejor película extranjera. Sin duda, el caso más destacado es el del músico y compositor Gustavo Santaolalla, quien obtuvo el Óscar a la mejor banda sonora por “Brokeback Mountain” (2005) y “Babel” (2006), premio que había logrado previamente el celebrado pianista Luis Bacalov por “El cartero” (1995).

Asimismo, el director artístico Eugenio Zanetti ganó el Óscar al mejor diseño de producción por “Restauración” (1995), el productor franco-argentino Nicolas Schmerkin recogió el Óscar al mejor cortometraje de animación por “Logorama” (2009) y los guionistas Armando Bó y Nicolás Giacobone se llevaron el Óscar al mejor guión original por “Birdman” (2014).

El último de los argentinos en recibir una estatuilla fue Lalo Schifrin, histórico compositor y director de orquesta, que recibió el Óscar honorífico en 2018 por su trayectoria profesional.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla