Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

El juego de rol platense que suma adeptos vía Internet

Lo idearon dos estudiantes de informática de la Universidad fanáticos de los videojuegos. Querían crear un juego de rol gratuito, que se pudiera jugar por la red usando equipos de comunicaciones de bajo costo. Lo instalaron en diciembre. Y hoy cuenta con más de 900 jugadores habituales, que se conectan desde España, México, Uruguay, Chile y Colombia.

La propuesta es internarse en un mundo medieval donde fantasía y realidad juegan una pulseada permanente: en ella, la fantasía aporta sus dragones; sus orcos herederos de la imaginación de J.R.R Tolkien; sus ciudades de nombres oscuros y pomposos -como Nix y Ullathorp- sus curas milagreros capaces de resucitar a los muertos. La realidad pone también lo suyo: la inexistencia de un objetivo final o de un guión previo; la necesidad de trabajar y comerciar para vivir; de abrigarse cuando el frío aprieta; de alquilar o comprar una casa para protegerse de la lluvia.
Tales son las premisas de Argentum, el juego de rol vía Internet creado por dos estudiantes platenses de informática cuya repercusión en el mundo de habla hispana sorprendió hasta a sus propios autores, quienes hoy se enorgullecen al contar a más de 930 jugadores participando habitualmente del juego y formando parte de los foros de discusión donde se debate el futuro del entretenimiento.

Los usuarios del entretenimiento son en su mayoría jóvenes que se conectan desde países como la Argentina, España, México, Colombia y Uruguay. Y cuyas edades oscilan entre los 12 y los 30 años, aunque con una preponderancia de los que rondan los 16.
La iniciativa de Pablo Márquez (23) y Fernando Testa (22) surgió casi naturalmente. Buscaban crear un juego de rol capaz de ser jugado por varios jugadores a la vez vía Internet. Pero -atendiendo a sus propias necesidades e intereses de expertos jugadores de videojuegos- querían que el juego fuera gratuito y que alcanzara con equipos de comunicaciones de bajo costo para jugarlo.
"Queríamos crear una alternativa al circuito comercial de los videojuegos on-line donde los juegos son mayoritariamente en inglés, donde se pagan abonos de entre 20 y 30 pesos mensuales para participar y donde se requiere una muy buena conexión para poder jugar", dice Márquez y Testa agrega que el resultado del esfuerzo fue la creación "a pulmón" del primer "rol masivo multiplayer" de la Argentina, que sólo puede jugarse vía Internet.
Ahora -después de haber obtenido un servidor que gratuitamente les ofrece una página de juegos de Internet (www.argentum-online.com.ar)- el éxito obtenido por Argentum los alienta a mirar un poco más allá. Y se animan a soñar con poder vivir de la programación de videojuegos, ingresando en el tan competitivo como millonario mundo de los 3D. Aunque saben que están muy lejos de eso, porque "hacer un juego 3D requiere una inversión cercana al millón de dólares y la competencia entre los programadores es feroz".
Lejos de las exigencias del mercado grande de los videojuegos, Argentum creció -en los pocos meses que lleva en la red- en base al esfuerzo conjunto de sus creadores y sus usuarios, según indican Testa y Márquez.
"Nosotros nos dedicamos al juego en las horas que nos deja libres la facultad y nunca parecen suficientes", dice Márquez, "porque los chicos que juegan pasan mucho tiempo en la computadora y a veces sus demandas superan a nuestras posibilidades de darles respuesta. En esos casos lo aclaramos en los foros y los usuarios no sólo lo entienden, sino que nos apoyan y siguen colaborando en hacerle variantes al juego que, en definitiva, vamos inventando entre todos".
Testa y Márquez (respectivamente diseñador y programador del juego) dicen que Argentum ya lleva cuatro versiones. Y que la inminencia de una nueva edición desata cada vez una catarata de e-mails procedentes de distintos países de habla hispana.
A la hora de explicar en qué consiste Argentum, Márquez es el que más se entusiasma. Cuenta entonces que es un mundo medieval dotado de ambientes tales como ciudades, mazmorras, bosques y lagos, que pretende recrear a la vida real: cada personaje -dueño de atributos, capacidades y una reputación- debe procurarse dinero para vivir y el juego no persigue ningún objetivo en particular ni está sujeto a ningún guión.
"Los personajes pueden ser leñadores, mineros, guerreros o ladrones. Cada cual elige su rol, pero a los que eligen ser criminales, los persiguen los guardias en las ciudades", indica Márquez y agrega, "como sucede en la vida real, nadie sabe cuál es su objetivo final en la vida. A lo sumo puede obtener satisfacciones y subir o bajar la reputación y el patrimonio de acuerdo a los actos. Eso sí, hay 7 web masters españoles y argentinos que pueden ofrecer misiones con recompensas".
La importancia que tiene el juego para sus usuarios queda demostrada cuando Márquez cuenta cómo reclutaron a los web-masters: "tomamos un examen sobre el juego a un grupo de jugadores asiduos, de esos que se pasan el día entero frente a la computadoras. Al final quedaron 7 que lo conocían casi mejor que nosotros", relata.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...