Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Escándalo de peso

El ciclo terminó, pero ahora aparecen quejas y acusaciones en el marco de una feroz interna


El ciclo Cuestión de Peso terminó en la primera semana de octubre. Y pese a las sonrisas de un final feliz, lo cierto es que la interna entre sus conductores seguiría vigente. Se sabía que la relación laboral entre la conductora Andrea Politti y el doctor Alberto Cormillot no era buena y ahora que se apagaron las cámaras definitivamente aparecen acusaciones muy serias con ribetes de antisemitismo y maltrato.

Sin embargo, por ahora todo se mantiene bajo un gran manto de silencio. Ayer en la edición de Intrusos en el Espectáculo se emitió un informe sobre la pelea entre Politti y Cormillot, donde supuestamente contaban todo lo que no se vio en la pantalla. Su conductor, Jorge Rial, señaló a la audiencia que “a partir de nuestra investigación algunos concursantes rompieron el pacto de silencio entre la producción, la conductora y el médico, y comenzaron a dar cuenta de responsabilidades legales sobre maltratos propinados a los pacientes internados y discriminados no sólo por su condición de gordos, sino por judíos, gays y lesbianas”.

En otra parte del informe de Intrusos se habló sobre las supuestas humillaciones que habrían tenido que soportar algunos participantes cuando les ordenaban cualquier clase de acciones en pos del rating, como “saltar con la grasa al aire”, agregó la panelista Marcela Tauro.

Sin dar nombres y sin denuncias formalmente realizadas, la investigación que puso al aire Intrusos da cuenta que la interna en Cuestión de Peso sigue tan viva como si el ciclo continuara al aire. En un momento, Rial agregó que “a la producción no para de llamar gente que sufrió y fue testigo de la feroz interna del ciclo”.

Ley de Obesidad y escándalo

El ciclo logró su cometido que fue llegar al Congreso de la Nación para convertir en Ley el problema de la obesidad. Es decir, que las obras sociales y la medicina prepaga incorporen como enfermedad al sobrepeso, para brindar y cubrir con tratamiento a quienes lo padecen.

El ciclo Cuestión de Peso arrancó en el año 2006 con un tibio rating y terminó el año con un abrazo al Congreso en busca de la tan ansiada ley. Recién en 2007 logró un rating promedio de 11 puntos, con picos de 15 y este año se coronó con la ley, pero el final del ciclo se ve opacado, escándalo mediante.

Según trascendió en los pasillos de Canal 13, tanto Politti como Cormillot, por separado, se adjudicaban semejante logro. El día de la aprobación de la ley los dos salieron al aire, pero por separado. Nunca festejaron juntos. Quizás ésta fue la prueba de todos los comentarios que hablaban de una pelea sin cuartel entre ambos.

Dicen que dicen que por lo bajo, Cormillot afirmaba a sus allegados que “yo con 40 años de trayectoria con este tema y resulta que me quieren poner en un segundo plano como si todo lo que hice antes no hubiera valido la pena”.

La producción, Politti y Cormillot, nunca hicieron pública sus diferencias, que con el tiempo se habrían tornado irreconciliables. Se llegó al final con una tensa paz. Pero ahora empezaron a trascender las voces de los participantes y Rial recién ayer se hizo eco de las quejas, pases de facturas y acusaciones varias.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...