Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $104,94
Dólar Ahorro/Turista $173.15
Dólar Blue $195,00
Euro $120,97
Riesgo País 1672
Descubren un microplaneta que órbita a una pequeña estrella

Especial para EL DIA de National Geographic

14 de Diciembre de 2008 | 01:00
Un recién descubierto planeta extrasolar es el más pequeño que órbita una estrella más pequeña que nuestro sol, anunciaron astrónomos. El hallazgo podría aumentar las posibilidades de encontrar "exo planetas" donde existirían algunas formas de vida, añadieron. El planeta, bautizado MOA-2007-BLG-192Lb, tiene una masa apenas tres veces superior a la de la Tierra y órbita lo que posiblemente sería una enana marrón.

Se trata de una estrella "fracasada" tan pequeña que su núcleo carecería de la masa suficiente para mantener reacciones nucleares durante mucho tiempo. El planeta se halla a 3.000 años luz de la tierra y cuenta con una órbita similar a la de Venus. Se presume que MOA-2007-BLG-192Lb es inclusive más frío que Plutón.

Aún así, y pese a que carece prácticamente de calor solar, existe una pequeña posibilidad de que el planeta cuente con una temperatura habitable si la atmósfera es tan espesa con hidrógeno molecular como lo creen los investigadores, según David Bennett, que lideró el estudio.

El descubrimiento del pequeño planeta fue anunciado en una reunión de la Sociedad de Astronomía de Estados Unidos en Saint Louis, Misurí. Bennett dijo que el descubrimiento permitirá alentar las investigaciones para buscar planetas habitables fuera de nuestro sistema solar.

"El hecho de que estamos encontrando planetas en el espacio sideral en torno a objetos con poca masa indica que se están formando planetas en esos sistemas", dijo el físico de la universidad de Notre Dame.

Muchos de esos sistemas se hallan relativamente cerca y podrían ser sitios de fácil acceso para el próximo paso, la búsqueda de vida.

¿MARRON O ROJA?

MOA-2007-BLG-192 es el séptimo exoplaneta descubierto usando una técnica denominada "gravitational microlensing". Pero es la primera en que los investigadores no necesitan basarse en observaciones de seguimiento para confirmar la presencia del planeta.

La técnica aprovecha un efecto pronosticado por Albert Einstein a comienzos del siglo XX. Cuando una estrella pasa frente a otra, la gravedad de la estrella que se halla al frente desvía y amplifica la luz de la estrella que se halla en segundo plano. Cualquier planeta que orbite la estrella del frente crea anomalías detectables. En cuanto a la velocidad y a la contundencia del descubrimiento, los investigadores atribuyen al amplio campo de visión del telescopio MOA-II en Nueva Zelanda, que permite tomar imágenes de toda la Vía Láctea cada hora.

Pero el proceso deja algunos detalles sin responder, como por ejemplo, la masa exacta de la estrella anfitriona. La estrella podría ser un seis por ciento de la masa de nuestro sol, y ser una enana marrón, o un nueve por ciento, el tamaño de una enana roja. Las estrellas enanas rojas son alrededor de cien veces más brillantes que las marrones, pero mil veces más tenues que el sol.

Bennett dijo que observaciones futuras estarán destinadas a obtener más datos sobre la estrella anfitriona, incluido si tiene planetas adicionales en su zona habitable.

ILUMINANDO ENANAS MARRONES

También en la conferencia, Michael Liu, astrónomo de la Universidad de Hawai, dijo que el Observatorio de Tierra W.M. Keck y el Telescopio Espacial Hubble permiten nuevas observaciones de enanas marrones tan pequeñas como un tres por ciento de la masa del Sol.

"Es fácil de estudiarlas en gran detalles, porque flotan cerca de la tierra", dijo Liu.

Las enanas marrones permiten determinar la naturaleza del gas en gigantes tales como Júpiter y Saturno, pues son los eslabones perdidos entre las estrellas de escasa masa y planetas gigantes formados por gas, dijo.

De acuerdo a Liu, los instrumentos ópticos del telescopio permiten hacer observaciones muy detalladas de esos objetos que diseminan una luz tenue.

"Si sus ojos fueran tan agudos como el telescopio Keck", dijo durante una conferencia de prensa, "estarían en condiciones de leer una revista colocada en el arco de Saint Louis, desde un kilómetro y medio de distancia" del sitio de la conferencia. Esa claridad no sólo arroja luz sobre las enanas marrones, sino en las fallas de la ciencia que las rodea, dijo.

Para decirlo en resumidas cuentas, los actuales modelos están anticuados, y los telescopios están obligando a los teóricos a repensar sus hipótesis. Por ejemplo, los actuales modelos no son capaces de predecir "la temperatura correcta o o la cantidad adecuada de energía", dijo Liu.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla