Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
INSOLITO

Abasto: chofer paró para ir al baño y le robaron el colectivo

Fue en 214 y 519 bis, cuando el micro iba sin pasajeros. El ladrón, ebrio, chocó tres vehículos y terminó detenido

EL MICRO DE LA LÍNEA OESTE QUE SUSTRAJO EL LADRÓN, LUEGO APREHENDIDO POR LA POLICÍA, EN LAS CALLES 214 Y 519 BIS
EL MICRO DE LA LÍNEA OESTE QUE SUSTRAJO EL LADRÓN, LUEGO APREHENDIDO POR LA POLICÍA, EN LAS CALLES 214 Y 519 BIS

Eran las 6 de la tarde del jueves, hacía mucho calor y el chofer del interno 49 de la Línea Oeste ya había dejado a sus últimos pasajeros en Abasto. Antes de iniciar el nuevo recorrido en dirección al Centro platense, detuvo la marcha del colectivo frente a un local que la empresa 9 de Julio tiene en las calles 214 y 519 bis.

Bajó del micro, dejándolo con la llave puesta y en marcha, ya que no iba a tardar demasiado. Tenía que ir al baño. No se percató de que un movimiento tan simple, tan de rutina, fuera depararle un disgusto mayúsculo. Pero así fue. Cuando volvió para seguir con su trabajo, notó que el micro rojo y blanco ya no estaba donde lo había dejado.

Según lo que dijo más tarde el chofer en la comisaría Séptima, a la que acudió para denunciar el extraño episodio, en un principio creyó que se trataba de una broma. “Pensó que un inspector de la empresa se lo había llevado”, confió a este diario un jefe policial.

Pero la historia era otra. Al pasar por ahí un sujeto que vio al colectivo con el motor en marcha y sin ocupantes, no resistió la tentación de subirse y arrancar. Eso fue justo lo que hizo este joven de 28 años, con el torso desnudo, en short de baño y alcoholizado, quien emprendió un alocado trayecto por diversas calles de Abasto durante 25 minutos, hasta que terminó preso.

“SALI A DAR UNA VUELTA”

Una vez que fue detenido por efectivos de la Séptima encabezados por Ignacio Rosales, el ladrón -domiciliado en Abasto- se justificó argumentando: “Salí a dar una vuelta”.

El “problemita” es que en esa “vuelta” chocó en 518 y 213 a un camión y a un Renault 18 estacionado a pocos metros, por suerte y en ambos casos, sin ocupantes.

Pero cerca estuvo de haber provocado una tragedia, ya que, de acuerdo a lo que figura en la denuncia policial, en 211 entre 521 y 522 embistió del lado izquierdo a una camioneta Peugeot Partner en la que viajaba una familia.

Indignado por el susto y el impacto, el conductor de la Partner “comenzó a seguir al micro”, comentaron fuentes ligadas a la investigación de este singular hecho.

Por fin, y cuando el reloj ya marcaba las 18.30, el improvisado “chofer” regresó al punto de partida, donde el colectivero - identificado por la Policía como Hugo Mario Gadea, de 45 años- lo vio llegar sin poder dar crédito de lo sucedido.

Antes que fuera agredido (ver cuadro aparte), la Policía demoró enseguida al infractor, trasladándolo a la seccional de Abasto, completaron las fuentes.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...