Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $95,69
Dólar Ahorro/Turista $157.89
Dólar Blue $144,00
Euro $113,16
Riesgo País 1590
Información General |EL TEMOR AL COLEGIO DESCONCIERTA A LOS PADRES
Fobia escolar: un trastorno de la infancia que se padece en familia

Muestran un miedo intenso y se niegan a asistir a la escuela.

1 de Diciembre de 2014 | 00:00
“NO ES UN MIEDO COMÚN, ES MUCHO MÁS INTENSO EN RELACIÓN AL ESTÍMULO QUE LO PROVOCA”
“NO ES UN MIEDO COMÚN, ES MUCHO MÁS INTENSO EN RELACIÓN AL ESTÍMULO QUE LO PROVOCA”

Ana (13) se desmoronaba cuando entraba a la escuela, y con frecuencia estallaba en llanto al cruzar la puerta. Su madre, que la llevaba casi a rastras, al principio se enojaba suponiendo un capricho, pero la escena se repetía y se sentía cada vez más desconcertada ante la situación.

Algunos días los maestros lograban retener a la adolescente en el colegio hasta el recreo, pero después terminaban por llamar a sus padres para que la fueran a buscar porque no dejaba de llorar. En todo el año, habrá cumplido con la jornada escolar sólo unos pocos días de marzo. Para la familia, el calvario arrancaba cada mañana.

Ana no podía explicar las causas de lo que le pasaba. No encontraba razones concretas que la pusieran de esa manera. Una terapeuta explicó a sus padres que podía tratarse de fobia a la escuela. Empezó con psicóloga y psiquiatra. Le recetaron ansiolíticos y antidepresivos. Según explican los especialistas, una fobia es un temor irracional y exagerado hacia algo. Generalmente causa ataques fuertes de ansiedad y pánico. Cuando los chicos presentan estos síntomas en relación a la escuela, toda la familia suele vivir en situación de estrés. Sobre todo al principio, cuando los padres se sienten más confundidos.

“La fobia escolar se encuentra dentro de los trastornos de ansiedad. Los niños que la padecen experimentan crisis de ansiedad aguda, con oposición marcada e incluso quejas somáticas a la hora de tener que ir a la escuela”, explica la doctora María Florencia Iveli, especialista en psiquiatría infanto juvenil.

“En general son niños que manifiestan sus deseos de ir al colegio, incluso suelen acordar con sus padres y docentes la asistencia, pero a la hora de tener que cumplirlo la angustia los desborda. Lloran, responden violentamente e incluso llegan a agitarse, situación que suele desconcertar a los padres”, describe Iveli.

La mamá de Ana (el nombre no es real) cuenta que la nena desde niña se mostró muy sensible y miedosa frente a los cambios. En cuarto grado tuvo un episodio similar en la escuela y con ayuda de una terapeuta logró superarlo. Pero la fobia volvió a dispararse, con mayor intensidad, este año.

“Al principio te enojás y te dan ganas de matarla. Después viene la culpa y te preguntás qué hice mal”, dice la mamá, y agrega: “Es difícil de entender. Su hermana tiene una personalidad muy extrovertida, y fueron criadas de la misma manera”.

Generalmente, este tipo de fobia aparece alrededor de los seis años, y puede extenderse a lo largo de la infancia y de la adolescencia. La profesora licenciada en psicología Silvia Medina cuenta que con frecuencia se manifiesta frente a los cambios de nivel en el aprendizaje, por ejemplo en el pasaje de jardín a primer grado o de primaria a secundaria.

“No es un miedo común, es mucho más intenso en relación al estímulo que lo provoca. Generalmente remite a temores anteriores, a miedos que fueron reprimidos. Las situaciones traumáticas vividas en el pasado pueden dispararlas”, explica Medina.

Iveli sostiene que las causas de la patología son múltiples y singulares. En cada caso se debe evaluar la historia del niño y de su familia para determinar los factores que la dispararon. “Sin embargo, en este último tiempo se observan, cada vez con mayor frecuencia, niños y jóvenes que consultan por esta dificultad. Posiblemente, el exceso en las demandas escolares y la imposibilidad de alojar a la dificultad real que el niño pueda tener durante el tránsito de su escolaridad favorezca este cuadro”, dice la especialista, y aclara: “Aunque no todos los que consultan cumplen con la sintomatología suficiente para arribar a un diagnóstico de fobia escolar”.

La patología fue registrada y bautizada con un nombre (fobia escolar) en los años 40, cuando comenzó a distinguirse a un grupo de niños que por motivos irracionales se negaban a ir a la escuela, y se resistían con reacciones fuertes de ansiedad cuando intentaban obligarlos. Pero eran casos aislados. En los últimos años el concepto logró mayor difusión, y aumentaron las consultas.

¿FOBIA O CAPRICHO?

Para distinguir a una fobia de un capricho, las especialistas consultadas coinciden en que se debe prestar atención a los síntomas que se presentan en el cuerpo: sudoración en las manos, disfonía o alguna señal que se interprete como insuficiencia respiratoria, entre otros. No siempre se manifiestan todos, y algunas veces aparecen combinados.

“Cuando la intensidad de la respuesta es desmedida en relación al estimulo que lo provoca empezamos a pensar en una fobia. Muchas veces sólo hay un temor intenso, pero también merece tratamiento”, dice Medina.

“Cuando los padres reconocen el padecimiento de su hijo y se preguntan qué es lo que le está pasando se considera apropiado hacer una consulta psicológica”, sostiene la psiquiatra, y agrega: “En general, con este tratamiento es suficiente. Sin embargo, existe un grupo de niños cuya sintomatología es muy importante: padecen de extrema angustia, dolores corporales, episodios de autoagresión frente a la oposición a concurrir a la escuela. En este grupo de pacientes es apropiada la intervención del psiquiatra”.

En relación a la medicación a menores de edad, la psiquiatra dice: “Existe mucho tabú con el tema. Debe instalarse cuando se han agotado otras intervenciones. No se debe privar a un niño del tratamiento psicofarmacológico aplicado con criterio y como complemento del tratamiento psicológico. Esto le permitirá tramitar su dificultad de una forma en la que el costo subjetivo no sea excesivo”.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla