Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Todos rezan por su salud

Schumacher a la espera del milagro

Su familia lo acompaña en medio del hermetismo

Schumacher a la espera del milagro

Michael Schumacher a la espera del milagro

 

 

Desde el dramático 29 de noviembre de 2013, Michael Schumacher permanece en estado comatoso, producto de una desafortunada caída mientras practicaba esquí en los Alpes, golpeando con su cabeza en una roca y provocando serias herida el cerebro.

Pese al hermetismo de la familia, todos abogan por que algún día despierte y vuelva a mostrarse. En cada rincón del mundo hay siempre una oración destinada a la pronta recuperación de Michael Schumacher, quien desde el 29 de noviembre de 2013 no ha vuelto a despertar tras el accidente que protagonizó mientras practicaba en una pista de esquí en los Alpes, cuando se cayó y golpeó muy fuerta con su cabeza con una roca.

Debido a ello, el heptacampeón y más ganador de Fórmula 1 sufrió lesiones considerables en su cerebro, que obligaron a mantener en un estado de coma inducido, primero en una clínica francesa de Grenoble, y luego en su residencia de Glend, en Suiza, en donde se encuentra en la actualidad y rodeado de su mujer Corinna y sus hijos Gina-María y Mick; con este último estaba esquiando al momento del incidente. Desde el primer momento, el secretismo ha cubierto la convalecencia del astro alemán, quien además de su familia cuenta con un ejército de personal médico y de seguridad. Tan solo unos pocos de sus antiguos amigos lo visitan. Entre ellos figuran Ross Brawn, con quién ganó sus siete títulos en Benetton y Ferrari, y con quien levantó la escudería Mercedes, que ahora domina con total autoridad la F-1. Mientras, los 'paparazzi' (fotógrafos) se han convertido en una pesadilla rutinaria para la familia Schumacher, que solo quiere dejar que Michael se recupere y viva en paz.

Para combatir esa falta de información que alimenta el interés de los furtivos, la familia lanzó la iniciativa 'Sigue luchando', al tiempo que abría cuentas en las redes sociales, como ocurrió hace unas semanas en Twitter, con @Schumacher. "La salud de Michael no es un asunto público", insiste Sabine Kehm, su actual mánager y portavoz, que tuvo un fuerte cruce con un fotógrafo que se disfrazó de sacerdote para entrar en la habitación del hospital. Ante ello, la familia persigue judicialmente cualquier filtración, como el de una foto suya acostado en la cama de su casa y que se ofreció a varias publicaciones por 1,2 millones de euros.

Este asunto está ya en manos de la justicia alemana, con la fiscalía de Offenburg (Alemania

Fuente, M.P de Campeones

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...