Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Reuniones festivas

Todos a la mesa

La Noche Buena y la cena de Año Viejo son dos momentos en los que las familias se juntan para compartir con sus seres queridos. Cómo preparar la vajilla y la decoración para crear un buen clima

Todos a la mesa

La Navidad tiene el poder de reunir a los seres queridos entorno a una mesa. Para estos días, y más si somos los anfitriones de la velada, queremos que todo esté perfecto, hasta el último detalle.

No sólo es importante que nos haya quedado deliciosa la cena que preparamos. Lograr una linda mesa que invite a comer, relajarse y disfrutar del momento también forma parte de los deberes.

La vajilla que tenemos en casa y el color del mantel son claves para el resultado final.

Una buena idea es combinar lo tradicional con lo moderno. Atreverse a mezclar es la clave en este sentido.

Para el mantel, la tonalidad más adecuada es clara, beige, blanca y si puede ser de lino, mucho mejor. De esta forma, con el fondo claro lograremos que destaque la vajilla.

Recupera las piezas rococó heredadas de las abuelas: platos con dibujos y cenefas de lo más retro darán un toque chic a la mesa.

También se puede poner un punto de color a la mesa para romper la seriedad con unas servilletas moradas o porque no estampadas.

Si se desea y se tiene la destreza, se pueden hacer formas con las servilletas (diamante, rosa, corona, abanico...) antes de que los comensales se sienten en sus sitios.

También puede resultar divertido, preparar unas tarjetas (pueden realizarlas los más pequeños de la casa) para asignar el sitio a cada persona.

Si el clima de la Noche Buena da, es una buena idea mezclar a los invitados (sólo si se llevan bien entre ellos, que son fiestas de paz).

Si la mesa es lo suficientemente amplia para colocar un centro decorativo, lo mejor es optar por uno que sea bajito, para evitar crear interferencias entre los invitados.

Claro que también en este punto se puede recurrir a las artesanías utilizando elementos naturales: hojas de pino, piñas o alguna vela roja.

Por último, y sólo si no queda recargado, se puedes adorna el respaldo de las sillas con algún lazo navideño (una sí, una no) jugando con los colores que predominan en la mesa.

Se trata de ponerle imaginación, igual que lo que comentábamos para realizar los adornos navideños uno mismo.

Una mesa bien puesta le dará el toque final a la decoración del hogar durante estas fiestas.

Siempre es una buena opción aprovechar estos días en los que se compran regalos para los seres queridos, para renovar algunos objetos del hogar y hacer un regalo a nuestra propia casa.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...